Al escuchar el nombre de Nepal, a la mayoría se nos viene a la cabeza dos tipos de imágenes y de estados de ánimo: o bien montañas, budismo y paz del Himalaya; o bien rituales hinduistas, templos y caos de Katmandú. Si metiéramos estas definiciones en una coctelera y las agitásemos, el resultado final sería Pokhara. Una ciudad tranquila a orillas de su inmenso lago, pero caótica en la animada calle de Lakeside; con templos hinduistas y pagodas budistas de igual importancia; y con una vista asombrosa de la cordillera del Himalaya entre luces de neón de sus discotecas, un popurrí apetecible.

Desde IATI, expertos en seguros médicos para el viajero, os traemos este artículo en el que descubrir todo lo que hay que ver y hacer en Pokhara, la ciudad que da acceso a la cordillera del Himalaya y que es el punto de partida de numerosos trekkings.

Lago Phewa

Pokhara no tendría tal enjundia sin el lago Phewa. Es el principal atractivo que atrae a la mayoría de viajeros. De hecho, lo mejor que se puede hacer en Pokhara es pasear alrededor del lago y observar cómo interactúan con él los locales. O recorrerlo en una barca de remos mientras aprecias cómo los picos del Machapuchare o Annapurnas se van apagando al caer el sol. Las imágenes de pescadores, o de jóvenes chapoteando y jugando a orillas del lago, se ven sustituidas por música en directo y brindis de cerveza al caer la noche. El lago Phewa es el motor de la ciudad y un imprescindible que ver en Pokhara.

qué hacer en Pokhara

Lakeside Road

Es la calle principal de la parte turística de Pokhara. Aquí se concentran todos los restaurantes y locales de copas con aire occidental. En esta calle también dispones de multitud de tiendas de montaña donde poder hacer las últimas compras antes del trekking. Recomendamos que para cenar o tomar una copa optes por los bares que dan a la orilla del lago. A pesar de los molestos mosquitos, es uno de los mejores planes que hacer en Pokhara.

Centro histórico de Pokhara

Si la zona turística de Pokhara no es de tu agrado y prefieres un ambiente más local y genuino, en el casco histórico de Pokhara aún es posible pasear por estrechos callejones entre templos y pagodas, sintiendo de este modo la parte más cultural del Nepal que muchos viajeros buscan.

Templo Tal Barahi

Uno de los contados atractivos turísticos que ver en Pokhara es el templo Tal Barahi, ubicado en una isla en mitad del lago Phewa. Por unas pocas rupias puedes acercarte hasta él en uno de los botes que encuentras en el embarcadero de la parte sur del lago. A pesar de su reducido tamaño, es el templo hinduista más importante de Pokhara.

Pagoda de la Paz Mundial

Nepal es un ejemplo de convivencia entre religiones: el hinduismo y el budismo se respetan tanto que llegan a entremezclarse en muchas ocasiones: es posible encontrar templos dedicados al Dios Shiva con ruedas de oración budista.

Si el Templo Tal Barahi era el mayor exponente del hinduismo en Pokhara, la pagoda de la Paz Mundial lo es para el budismo. Simboliza el respeto por todas las razas y credos. Para llegar a esta gigante pagoda, vista desde cualquier parte de la ciudad, debes subir hasta la colina situada en la parte suroeste del lago. Puedes cruzar el lago en barca y posteriormente subir una serie de escaleras talladas en la roca que llegan hasta la cima, o también puedes decantarte por subir en taxi o moto por carretera.

Desde de este enclave se tienen asimismo unas magníficas vistas de toda la fila de “seismiles”, “sietemiles” y “ochomiles” que ofrece el macizo del Himalaya.

qué ver en Pokhara

Sarangkot

Sin embargo, sin lugar a dudas, la mejor perspectiva de las cimas del Himalaya se obtiene desde la colina de Sarangkot. Te sugerimos que presencies tanto el atardecer como el amanecer, pudiendo pernoctar en el pueblo de Sarangkot, si así lo deseas. Se puede llegar tras una caminata de unas 5-6 horas ida/vuelta desde la parte norte del lago Phewa, o siempre existe la opción de alquilar una moto o de contratar un taxi. Prepara los pañuelos porque habrá lágrimas de emoción una vez llegues a este imperdible que ver en Pokhara.

visitar Pokhara en viaje a Nepal

Realiza algún trekking

Pokhara se encuentra a las puertas del área de conservación del Parque de los Annapurnas. Todos los senderistas que desean completar alguno de sus trekkings comienzan y finalizan en Pokhara. Alguna de las travesías más populares que se pueden hacer desde Pokhara son:

  • Poon Hill
  • ABC – Annapurna Base Camp
  • Volar a Jomsom para recorrer Lower Mustang
  • Circuito completo de los Annapurnas

¿Qué más hacer en Pokhara? Deportes de Aventura

Pokhara es un buen destino para practicar deportes de aventura. Cada día se organizan salidas para realizar puenting, parapente o vuelos en ultraligero. Si estás decidido a probar alguna de estas actividades de riesgo, asegúrate de llevar un seguro que cubra estas actividades.

Escápate a Bandipur y Ramkot

Muy cerca de Pokhara, a 2 horas en bus, encuentras la pequeña localidad de Bandipur, una de las ciudades con la arquitectura newari mejor conservada. Es una de las mejores excursiones que hacer en Pokhara. Pasear por su calle principal es una gozada. Muchas de las casas tradicionales que fueron abandonadas han sido restauradas como lodges, como se conoce a los hostales en Nepal, o restaurantes, pero sin perder un ápice de la esencia newar. Si te asombró la vista de los picos nevados desde Pokhara, desde Bandipur la instantánea es aún más impactante.

Además de admirar las fachadas y de visitar algunos de sus templos más importantes, puedes hacer un trekking hasta la pequeña aldea de Ramkot (4 horas ida/vuelta), un pueblo alejado del turismo que mantiene la cultura magar casi intacta, con sus tradicionales casas redondas.

excursiones que hacer desde Pokhara
Nick Fox / Shutterstock.com

Esperamos que estos consejos te ayuden a completar tu lista de imprescindibles que ver y hacer en Pokhara, una ciudad que combina a la perfección todas las bondades de Nepal, aunque también alguno de esos puntos menos positivos que posee toda ciudad asiática desbordada por el turismo.

Artículo escrito por David Sánchez, de Tragaviajes