Nara es una de esas ciudades que se debe saborear y ver con tiempo, ya que es un lugar de ensueño. De igual forma, si sólo tienes un día para visitar Nara, no te preocupes. Te damos las claves perfectas para que no te pierdas ni un rincón de este maravilloso sitio y tengas claro qué ver en Nara una mañana.

Nara no es excesivamente grande, por lo que puedes verla perfectamente en sólo un día. Pero, ¿qué es lo más reconocido de Nara? Sin duda alguna, su parque repleto de ciervos.

Puedes alimentarlos sin ningún problema y hacerte fotos con ellos. Es curioso como esta actividad es algo que disfrutan tanto extranjeros como los propios ciudadanos. Aunque pueda parecer algo muy turístico, te encontrarás a muchos japoneses y así podrás también relacionarte con ellos.

Hay otras muchas actividades que hacer en Nara: disfrutarás de algunas de las construcciones más antiguas del país, santuarios, casas tradicionales, etc…

Recuerda que Nara cuenta con la distinción de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por lo que seguro que cuando la visites  la disfrutarás mucho. Descubre todo lo que tiene que ofrecerte Nara con esta guía que te hemos preparado.

Parque de Nara

Es el mayor atractivo de la ciudad. Es un parque gratis y extenso que además alberga muchos templos importantes. Los famosos ciervos te harán compañía y podrás alimentarlos sin miedo.

Son dóciles y no hacen daño, al igual que tú tampoco se lo puedes hacer a ellos. Los ciervos son considerados animales sagrados según el sintoísmo y están super protegidos. Respétalos siempre.

Puedes pasear o comprar galletas de arroz sembei especiales para animales. Hay muchos puestos ambulantes para ello. Puedes acudir allí durante el medio día, ya que tendrás más luz.

El parque de Nara es un clásico de los itinerarios de viaje por Japón que no te puedes perder.

Que ver en Nara, Japón

Templo Todaiji

Seguimos dentro del parque Nara. Ahí mismo encontrarás el templo más importante de Nara. Este templo tiene un gran Buda de 50 metros de altura. También se encuentra la puerta Nandai-mon, cuya entrada cuesta 600 yenes por persona.

Dentro del templo hay otro edificio en el que se encuentra el buda. En la base de unos de sus pilares hay un gran agujero. Da buena suerte pasar por este agujero, pero no todo el mundo cabe por ahí. Si eres una de las pocas personas afortunadas, ¡no dudes en pasar y recibir tu trozo de buena suerte!

Además, si vas en marzo a Nara, disfrutarás de la celebración del festival Omozutori. Este festival se produce en el interior y en las inmediaciones del templo Todaiji. Si vas en esas fechas, no dudes en visitar el festival.

Pero, ¿qué se celebra en el festival Omizutori? El Festival de Extracción del Agua Sagrada es el nombre popular que reciben una serie de rituales celebrados del 1 al 14 de marzo en el templo Tōdaiji. Este festival budista es uno de los más antiguos de Japón, con más de 1.250 años a sus espaldas.

Es un festival tan importante y curioso como el festival del pene de metal que se celebra en la ciudad de Kawasaki en Japón.

Templos que ver en Nara

Jardines Isui-en

Dentro del recinto del templo Todaiji, puedes aprovechar para pasear por los jardines tradicionales Isuien.

Son maravillosos y grandes y puedes pasar allí todo el tiempo que estimes. Tienen un precio de 1200 yenes.

que hacer en Nara

Santuario Kasuga-Taisha

Dentro del parque, encontramos el santuario Kasuga-Taisha. Este espléndido santuario está decorado con farolillos de bronce y piedra. Nada más y nada menos que 1.000 preciosas lámparas de bronce que ocupan la zona del salón principal.

El santuario es uno de los santuarios sintoístas más antiguos de todo Japón. Data del año 768, 58 años después de que Nara se convirtiera en la primera capital del país.

Por si fuera poco, la UNESCO lo incluyó como Patrimonio de la Humanidad en 1998. No es para menos, su arquitectura, su diseño y sus luces lo convierten en toda una maravilla. En el mes de febrero y en agosto durante dos días se realiza el festival de Mantoro. Las lámparas de las que hablábamos normalmente están apagadas, pero en esta festividad las luces se encienden.

La puesta de sol se realiza al mismo tiempo, por lo que las imágenes que se presencian son espectaculares. a medida que el sol se va poniendo. No obstante y por desgracia, es muy complicado encontrar sitio porque se llena mucho. Ve con tiempo y disfruta de un espectáculo sin parangón.

Otro último dato a conocer es que es el santuario de la familia Fujiwara, una de las familias más poderosas de la época.

Pagoda del templo Kofukuji

Siguiendo el itinerario, otro maravilloso templo que debes visitar es el templo Kofukuji. Es especialmente conocido por su pagoda. Pero, ¿qué es una pagoda? Fácil: es un edificio de varios niveles, muy común en países como China, Japón o Vietnam entre otros.

Esta torre de madera fue trasladada desde la ciudad de Kioto a principios del siglo VIII. No fue lo único que se trasladó, ya que en ese momento también lo hizo la capital del país a esta región.

El templo está abierto las 24 horas del día. La entrada al recinto es gratuita, así que es una gran oportunidad para verlo. Sí que hay que pagar si quieres entrar en el Museo Nacional del Tesoro y el Pabellón Dorado del Este.

En el caso de estos dos edificios el horario de visitas es de 9:00h a 17:00h. La entrada son 700 yenes para el museo y 300 yenes para el pabellón, mientras que hay una entrada para ambas que son 900 yenes.

Pagoda del templo Kofukuji en Nara

Templo Horyuji

Muy cercano está también el templo Horyuji.

El templo Horyuji es otra construcción de madera muy famosa por ser la más antigua del mundo, con una pagoda de 33 metros de altura.

Casa tradicional Koshi-no-Ie

La casa tradicional Koshi-no-le se encuentra saliendo del parque Nara y adentrándote en la zona de la ciudad. En la parte del casco antiguo, esta casa tradicional se ha transformado en un museo. Lo mejor de todo es que es totalmente gratuita.

Lo increíble de esta casa-museo es ver cómo funcionaban las estancias de una vivienda tradicional japonesa. Podrás recorrerla de forma autónoma y conociendo todos y cada uno de sus puntos.

Museo Naramachi Shiryokan

Para planes baratos, puedes añadir la visita al museo Naramachi Shiryokan: su visita es completamente gratuita. Pero, ¿qué puedes ver en el museo Naramachi Shiryokan? Este recinto conserva la historia de la ciudad: objetos antiguos, documentos o juguetes son algunos de los increíbles elementos que verás en este museo. Además de esto, alberga exposiciones de arte budista japonés, tanto esculturas como pinturas y objetos de ceremonias.

Si quieres acudir a lo largo de la semana, recuerda que el museo cierra los lunes y su horario es de 9:30h a 17:00h. La entrada cuesta 520 yenes y podrás estar el tiempo que necesites.

Residencia Imanishike Shoin

La residencia Imanishike Shoin es una casa de té tradicional. Es una visita entrañable, ya que podrás disfrutar de un sabroso té verde servido con dulces tradicionales.

Los precios son económicos y vale mucho la pena disfrutar de esta residencia durante un rato para descansar.

la ciudad de los ciervos en Japón

Colina Wakakusayama

Para despedir tu día, pues hacer un plan de senderismo visitando la colina Wakakusayama. Este terreno es un espacio repleto de césped. Desde sus 350 metros de altitud, podrás presenciar en todo su esplendor la preciosa ciudad de Nara.

Lamentablemente, hay que pagar una entrada de 150 yenes. Aunque creamos que puede parecer caro, es algo que vale mucho la pena. La colina y panorámica se encuentra abierta todos los días del año, excepto en los meses de invierno. El horario es de 9:00h a 17:00h.

Si vas en invierno, la noche del cuarto sábado de enero, se celebra el Wakakusa Yamayaki, un evento donde se incendian las laderas de la colina.


Artículo escrito por Pili y Sergio, del blog Japón Alternativo