¿Cuál es la mejor ruta por Marruecos de 7 días? No hace falta irse muy lejos para encontrar ese exotismo que estás buscando para tu próxima aventura. Marruecos está a un tiro de piedra y ya son varias las compañías de bajo coste que vuelan a sus ciudades más importantes. Con unas vacaciones de solo una semana podrás abarcar un montón de rincones mágicos que te recargarán las pilas hasta tu próximo viaje.

En IATI, expertos en seguros de viaje online, somos unos enamorados de este país africano y, por ello, encontrarás en nuestro blog artículos como Guía y consejos para viajar a Marruecos o 9 planes que hacer en Marruecos.

En este caso, hemos querido ayudarte confeccionando 3 rutas por Marruecos de 7 días que, sin duda, harán mucho más sencilla su planificación. La primera se centra en Marrakech y la zona del desierto de Mezourga. La segunda está pensada para que puedas conocer las ciudades y pueblos con más historia marroquí. La tercera tiene dosis de ambas, aunque solo te la recomendamos si quieres hacer un viaje a Marruecos de una semana bastante cañero.

Sigue leyendo y elige tu ruta por Marruecos de 7 días que más se adapta a lo que buscas.

Ruta de 7 días por Marruecos: Marrakech y el desierto

Día 1: Llegada a Marrakech

Comenzamos tu viaje a Marruecos de 7 días en la preciosa Marrakech porque no puede haber un mejor punto de partida. La ciudad cuenta con aeropuerto internacional y no tardarás demasiado en llegar a ese riad de ensueño dentro de la medina que te mereces.

Dependiendo del momento del día en el que llegues, podrás aprovechar esta jornada más o menos. En cualquier caso, nuestra recomendación es que no te pierdas el atardecer tomando un té con menta en alguna de las terrazas con vistas a la plaza de Yamaa el Fna. Después, nada como acercarte a la gastronomía marroquí cenando en uno de sus bulliciosos puestos de comida.

Día 2: Marrakech

Hay muchísimo que hacer en Marrakech, así que te aconsejamos madrugar y explotar esta jornada que tienes por delante. La mayoría de los sitios de interés se ubican dentro de su preciosa medina, siendo los más importantes:

  • La plaza de Jamaa el Fna
  • La plaza de las especias
  • La madrasa de Ben Youssef
  • El palacio de la Bahía
  • Las tumbas saadíes
  • La mezquita Koutoubia
  • Le Jardin Secret

Sin embargo, uno de los recuerdos que te llevarás de este viaje por Marruecos de una semana serán las primeras sensaciones de pasear sin rumbo dentro de la medina, dándote de bruces con los zocos repletos de especias. Saca a relucir tus artes del regateo si quieres comprar algo, ¡aquí se lo toman en serio!

También tienes otros lugares de interés fuera de la medina como:

  • El Jardín Majorelle
  • La Muralla
  • El Palmeral de Marrakech
  • El barrio de Gueliz o el Barrio Europeo
  • Los jardines de Menara

ruta de viaje a Marruecos

Día 3: En ruta hacia el Valle de Dades por el Atlas pasando por Ait Ben Haddou y Ouarzazate

¡Es hora de empezar a moverse! Dejando atrás Marrakech, te pondrás en dirección a Ouarzazate cruzando la cordillera del Atlas a través del puerto de Tizi n’Tichka, a 2.260 metros de altura. Tras disfrutar de estos paisajes, llegarás al Ksar de Ait Ben Haddou, donde se rodaron películas como Gladiator y escenas de Juego de Tronos. Es tan impresionante que le dedicamos un artículo completo en el blog: Ait Ben Haddou, el pueblo marroquí del cine.

Tras dedicar un par de horas a recorrerlo, te recomendamos que sigas la ruta hacia el Valle de Dades haciendo parada en la Kasbah de Taourirt, en Ouarzazate. Esta zona de Marruecos la cruza la Ruta de las 1000 Kasbahs, así que podrías pasarte días descubriendo tesoros como los anteriores.

Este recorrido puedes hacerlo en una excursión con otros viajeros organizada por una agencia o con tu propio coche de alquiler. Una buena parada para dormir es el pueblo de Tinghir. Si quieres hacerlo más relajado, también puedes alojarte en Ouarzazate y pasar con más tranquilidad por el Oasis de Skoura y el Valle de las Rosas a la mañana siguiente.

itinerario de viaje a Marruecos

Día 4: Desierto de Merzouga

¡صباح الخير o buenos días! Hoy nos ponemos en dirección al desierto y será una de las jornadas más interesantes de tu ruta por Marruecos en 7 días.

La primera parada del recorrido de este día será la Garganta del Todra, un imponente paraje erigido por la fuerza del río del mismo nombre. Te sentirás pequeño atravesando este paso entre paredes de hasta 300 metros de alto. Después, puedes hacer un alto en el Palmeral de Jorf y recuperar fuerzas con unos dátiles antes de seguir hacia el pequeño pueblo de Erfoud. La sorpresa mayúscula de hoy serán las dunas de Erg Chebbi.

Lo habitual (y lo que más te aconsejamos) es que te alojes en algún campamento en pleno desierto. Por ello, te animamos a que hagas alguna travesía por las dunas y después veas el atardecer en algún rincón mágico. Tras la cena, suele haber alguna danza típica bereber bajo el manto de estrellas.

Día 5: Del Merzouga a oasis Mharech

En este itinerario por Marruecos de 7 días nos vamos a centrar en explorar bien las tierras del desierto, al sureste de Marrakech. Por esta razón, nuestro objetivo de hoy es seguir camuflándonos con las dunas y vivir la adrenalina de los pilotos del Dakar recorriendo sus pistas desde Merzouga hasta el Oasis de Mharech, también conocido como el “Portal de Belén”.

Lo importante de esta jornada son los paisajes que verás en el recorrido, pero te aconsejamos que hagas parada en el pueblo de Khamlia y las dunas del desierto de Ouzina, que algunos catalogan como las más bonitas de esta zona.

Día 6: De Mharech a Knob pasando por Alnif y Tazzarine

Tras haber recargado pilas, sigue sintiéndote como un bereber en Alnif. Este es un oasis de los Ait Atta, bereberes, antiguos nómadas hoy sedentarizados. Se ubica en un valle rodeado de áridas montañas, entre ellas el Bou Gafer, un pico de 2.218 metros, que contrasta con el verdor del pueblo, repleto de palmeras productoras de dátiles, una de las bases de la economía local. Además, en Alnif es uno de los lugares con mayor concentración de yacimientos de fósiles del país, destacando los trilobites de más de 500 millones de años.

Si seguimos conduciendo hacia el oeste llegaremos a Tazzarine, otro extenso oasis repleto de palmeras y bonitas casbas de color tierra. Su nombre viene de la palabra tizzri, que significa reunión. Tiene todo el sentido porque este es el lugar de unión de varias poblaciones que han convivido: los bereberes (Ait Atta y Morghad), árabes (almorávides y chorfas), judíos y gnawa. Al estar situada en una importante ruta comercial, todavía permanece el zoco de los miércoles, donde podrás encontrar jugosos dátiles, henna (fabricada en esta zona) y bordados bereberes.

Continuamos la ruta que cruza la hammada, este desierto pedregoso en la falda de los montes Jebel Saghro, para llegar a Nkob. Este es el último oasis que visitaremos hoy, el que abre paso al Valle del Draa. Esta es la capital de los Ait Ataa y cuenta con más de 40 casbas construidas a principios del siglo XX. Si te gusta el senderismo, tienes que saber que Nkob es el punto de partida de las caminatas de varios días por las montañas de los alrededores.

Día 7: En ruta a Marrakech visitando el Valle del Draa

En este día recorreremos parte del Valle del Draa. Este discurre más o menos entre Ouarzazate y M’Hamid, pero, como no tenemos más días en nuestro viaje por Marruecos, no nos quedará más remedio que recortar y visitar solo alguna de las casbas que nos quedan en ruta. Por ejemplo, podrías hacer parada en la de Timidarte y la de Des Casi antes de llegar a Agdz y pasar por el sinuoso paso de montaña Tizi’nTinififft.

Otra alternativa es dirigirte bien temprano a Marrakech y acabar tu ruta por Marruecos de 7 días visitando aquellos rincones que te quedaron por ver o haciendo algunas compras. La ciudad tiene muchísimo que ofrecer, así que es probable que te quedaran algunos sitios por visitar.

visitar el desierto de Marruecos

Viaje a Marruecos en 7 días: ciudades y pueblos que no te puedes perder

Día 1: Llegada a Marrakech

Como en el caso anterior, dejamos las mochilas en el riad y nos dedicamos a disfrutar de esta preciosa ciudad que inaugura tu ruta de una semana por Marruecos.

Día 2: Marrakech

Desayuna bien para explorar el corazón de Marrakech y sus alrededores. Puedes leer en el primer itinerario los rincones de interés que te recomendamos visitar.

Mercado de Marrakech

Día 3: Traslado de Marrakech a Fez

El trayecto entre Marrakech y Fez puedes hacerlo en coche o en transporte público, siendo la opción del tren la más cómoda y pintoresca. Tendrás que invertir 6 o 7 horas de tu viaje por Marruecos, pero, desde luego, merecerá la pena. Fez es una de las 4 ciudades imperiales del país (además de Marrakech, Meknes y Rabat) y también una de las más interesantes.

Esta imponente urbe medieval cuenta con una laberíntica medina (Fez el-Bali) declarada Patrimonio de la Humanidad en la que es fácil perderse. Además, en ella podrás contemplar la Curtiduría Chouwara, la más conocida de Fez.

Si sales a primera hora de la mañana de Marrakech, llegarás sobre el mediodía a Fez, así que puedes aprovechar para explorar Fez el-Jedid, la zona del barrio judío y el Palacio Real y la Ville Nouvelle, la zona moderna.

Día 4: Fez

Este día de tu itinerario por Marruecos de 7 días te aconsejamos que lo dediques íntegramente a vagar por la Medina de Fez.

Día 5: Excursión a Meknes

Si bien no aparece en casi ningún listado de lugares que ver en Marruecos, lo cierto es que, si te animas a descubrir Meknes (o Mequinez), te vas a llevar una gran sorpresa.

Esta ciudad fue fundada en el siglo VIII, cuando se construyó una kasbah. Alrededor de ella se asentaron los Meknasa, un pueblo bereber que fue creciendo poco a poco hasta llegar a convertirse la capital de Marruecos en el siglo XVII. Por ello, aunque no sean tan turística como las anteriores, encontrarás un montón de rincones interesantes que ver en Meknes. Por ejemplo, la plaza el-Hedim, la Madraza Bou Inania o la puerta Bab-el-Mansour.

Para visitar Meknes, puedes hacer una excursión desde Fez, ya que está a más o menos una hora por carretera. Si quieres ver aún más, existen tours de un día que incluyen Meknes, Mulay Idrís y Volúbilis. El segundo es uno de los centros de peregrinación más importantes de Marruecos; mientras que la tercera es una antigua ciudad romana donde se ubican los restos arqueológicos más impresionantes del país.

Puedes quedarte a dormir en Meknes o volver a tu alojamiento en Fez, según sea tu próxima parada en esta ruta por Marruecos de 7 días.

Día 6: Traslado y visita a Chefchaouen

Es altamente probable que hayas visto en algún momento de tu vida una foto de Chefchaouen y, por ello, estás deseando incluirla en tu viaje por Marruecos de 7 días. Normal, conocida como la “Perla azul”, es una de las ciudades más bonitas del país.

Por ello, te aconsejamos salir a primerísima hora de Fez o Meknes y dedicar el resto del día a recorrer las calles azules de su gran medina, pasear por la plaza de Utta, descubrir el interior de La Kasba y la Gran Mezquita. Ten en cuenta que tardarás unas 4 horas en hacer el recorrido de Fez a Chefchaouen y 3,5 horas desde Meknes, así que te recomendamos hacer noche aquí y regalarte un fin de jornada en un hamman.

Día 7: Vuelta a Fez o traslado a Tánger

Tras una noche de descanso en Chefchaouen, puedes aprovechar la mañana explorando aquellos rincones que te quedaron por ver u optar por volver a Fez más pronto y enlazar con tu vuelo de regreso a casa.

Otra posibilidad es ir de Chefchaouen a Tánger, ya que esta se ubica a tan solo 2 horas por carretera. Si te apetece, puedes descubrirla durante unas horas o dirigirte al aeropuerto, desde el que salen vuelos directos a varias ciudades españolas. Desde el puerto de Tánger también zarpan ferris hasta Algeciras, Tarifa, Motril y Barcelona.

Chefchaouen en la ruta de una semana por Marruecos

Ruta de una semana por Marruecos: grandes ciudades y el desierto

Día 1: Llegada a Marrakech

Esta ruta por Marruecos en 7 días también comienza en Marrakech. Tras el aterrizaje, puedes dar un paseo tranquilo por la Medina y que acabes cenando en la plaza de Yamaa el Fna.

Día 2: Marrakech

Día completo descubriendo una de las ciudades imperiales de Marruecos.

Día 3: En ruta hacia Valle del Dades pasando por Ait Ben Haddou y Ouazarzate

Como en el primer viaje por Marruecos de 7 días que te detallamos, hoy veremos la cordillera del Atlas y descubriremos Ait Ben Haddou y Ourazarzate.

Día 4: Valle del Dades, Gargantas del Todras y Desierto de Mezourga

Este día es similar al día 4 de la primera ruta, por lo que lo finalizarás contemplando un épico atardecer sobre las dunas de Erg Chebbi.

Valle del Dades, Gargantas del Todras y Desierto de Mezourga

Día 5: Del Merzouga a Fez pasando por el Medio Atlas

En lugar de continuar hacia el sur, en este itinerario por Marruecos se dirige hacia el norte para llegar a Fez al final del día. No lo harás de una manera directa, sino que puedes hacer paradas en Tafilalt y Rissani. Esta última fue la antigua capital de Tafilalt, Ciudad Santa y cuna de la dinastía alauita.

Esta ruta, aunque larga, te hará disfrutar de los paisajes del Valle del Ziz, que podrás contemplar desde varios miradores a lo largo de la N13. Si tienes más tiempo, te aconsejamos que hagas paradas en Azrou e Ifrane.

Día 6: Fez

Hoy tienes todo el día para explorar la laberíntica Medina de Fez.

Día 7: Fez y/o excursión a Meknes

El último día de tu ruta de una semana por Marruecos puedes dedicarlo a seguir explorando Fez o, si aprovechaste bien la jornada anterior, hacer una escapada a Meknes. Dependiendo del tiempo por el horario de tu vuelo de regreso a casa, como en la 2ª ruta de este artículo, puedes combinar la excursión a Meknes con la de Mulay Idrís y Volúbilis.


curtiduría de pieles en Marruecos

Estas son solo algunas sugerencias de rutas por Marruecos de 7 días, pero, por supuesto, nuestro país vecino ofrece muchísimo más y podrías diseñar otros muchos itinerarios incluyendo rincones como Essaouira, la cascada de Ouzoud (la más alta del norte de África), Tánger o Rabat. Si pudieses dedicarle 10-14 días, lo disfrutarías aún más. Además, también puedes darle la vuelta a cualquiera de estos itinerarios por Marruecos y empezar por Fez (o Tánger en el 2º de ellos), tú decides.

En cuanto al método de transporte, puedes hacer rutas por Marruecos con un coche de alquiler o, si vienes desde España, con tu propio coche. Eso sí, ten mucho ojo a la hora de conducir, ya que el tráfico puede llegar a ser un tanto caótico y algunas carreteras no están en muy buen estado (sobre todo las de la zona del Atlas). Si quieres quitarte de problemas, en Marruecos hay una buena red de trenes y autobuses. También es muy habitual el uso de taxis compartidos, incluso para recorrer grandes distancias.

Es seguro viajar a Marruecos, pero es esencial que lo hagas con un buen seguro de viajes. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España aconseja contratar un seguro de viajes que te cubra la asistencia y la repatriación sanitaria, porque la atención de calidad en el país puede resultar muy cara. Contrata tu póliza con IATI y viaja tranquilo.