Grecia es un mito para muchos y un sueño para otros. Un país cargado de historia donde la arqueología, las leyendas y la herencia de uno de los imperios más poderosos jamás conocidos, se entremezclan con el amor a la naturaleza, el mar y las playas.

Sin embargo, organizar un viaje a Grecia por libre puede resultar un tanto complicado. Puede parecer que no, pero en el momento en el que empieces a ver páginas web de autobuses o de información turística oficiales en las que, literalmente, no entiendes nada, llegará el desánimo.

Por esto mismo, si nunca has estado en Grecia y este es tu primer viaje al país heleno, te damos la bienvenida a bordo. Hoy desde IATI, expertos en seguros para el viajero, vamos a ayudarte con consejos muy buenos y bonitos que te serán muy útiles para viajar a Grecia.

Zarpamos ya, ¿te vienes?

Consejos para viajar a Grecia

Aprende algo de griego antes del viaje

Sí, es la regla número uno. Te hará las cosas muchísimo más fáciles durante el viaje a Grecia y te abrirá un mundo de posibilidades infinitas. Por dos razones:

1- Ten en cuenta que la mayoría de los turistas que van a Grecia son alemanes, franceses e ingleses. ¿Crees que ellos se molestan en aprender algo del idioma? ¡Cero patatero! Por esta razón, los griegos aprecian tantísimo que alguien les suelte unas palabras en griego, aunque sean cuatro cositas. Podrías acabar comiendo en casa de una abuela sin planificarlo.

2- Juegas con ventaja: Si hablas español, pronunciar griego es muy sencillo, ya que la fonética es prácticamente la misma. Si aprendes a leer, pasarás por griego.

CONSEJO: Hazte con una pequeña guía de idiomas que traen vocabulario útil y transcripción fonética, de modo que aunque no conozcas las letras griegas puedas comunicarte para cosas básicas.

CONSEJO 2: ¿Se te daban bien las mates en el instituto? Pues anímate y aprende a leer griego antes del viaje. En un día puedes aprenderte el alfabeto y por lo tanto, aprender a leer. Te parecerá surrealista pero leer es un arma muy poderosa en griego. ¿Por qué? Porque en el momento en el que puedas leer menús, letreros en la calle, etc, te darás cuenta de que entiendes cosas. Al fin y al cabo el griego es una de las ramas originarias de nuestro idioma.

información para viajar a Grecia

Deja los mitos (y los prejuicios) en casa

1. La típica broma del yogur griego y la viejita del jroña ke jroña está pasada de moda y no tiene gracia. De hecho, en Grecia nadie entiende esa historia.

Sí, en Grecia se come yogur, pero ni toman yogures a diario, ni le llaman yogures griegos a los yogures que aquí se consideran griegos.

Para ellos es casi una ofensa porque el yogur griego tradicional, más denso y cremoso que los yogures normales, se elabora solamente a partir de leche y bacterias lácticas, tradicionalmente de leche de oveja. A los griegos les dan la risa nuestros yogures de imitación que ni son griegos ni están sometidos a ninguna regulación para considerarse como tal.

Entonces, ¿qué significa lo de Jroña ke Jroña? Pues no es nada más que la traducción literal de Xronia Kai Xronia (años y años). Una campaña publicitaria muy exitosa que nos ha hecho pensar que no hay nada más sano que tomar un yogur elaborado por una abuela en un pueblo costero griego.

2. Los griegos no son perezosos. Al contrario de lo que se ha promulgado en los medios de comunicación y encuentros políticos a diestro y siniestro, la gente en Grecia es muy trabajadora y le molestan este tipo de juicios, como es lógico. Piensa que en media trabajan 42 horas semanales. La crisis de un país muchas veces no es culpa exclusivamente de sus habitantes. Y si no, que nos lo digan a nosotros…

3. ¡Esto es Esparta! No son vagos pero sí son guerrilleros. Si no quieres ver a un griego enfadado, no metas el dedo en la llaga. Aunque en general, los griegos son afables y cariñosos, si les calientas demasiado pueden tener un pronto un tanto brusco. Ten esto en cuenta: Los 300 de Esparta no son pura ficción.

yogur griego, mitos y verdades

Recuerda las palabras más básicas y los gestos más típicos

Además de frases útiles como hola, adiós, gracias, buenos días o ¿qué tal? es conveniente aprender a interpretar el lenguaje corporal griego, que de algún modo dista bastante del que tenemos en España.

CONSEJO: Aprende bien a reconocer estos gestos básicos es un consejos muy útil para viajar Grecia:

  • Decir que sí: Se hace con un movimiento de cabeza hacia abajo.
  • Decir que no: Se hace con un movimiento de cabeza hacia arriba (no se sacude hacia los lados) o bien levantando las cejas sin mover la cabeza.
  • ¿Qué?: Cuando un griego no comprende, puede preguntar qué poniendo la mano con un gesto como si fuese una pistola y girándola sobre sí misma hacia afuera.
  • Mandarte a la mie**a: Si alguien te muestra la palma de la mano bien abierta como si te estuviese prohibiendo el paso, anota bien, le has cabreado. Es lo mismo que mostrar el dedo corazón para nosotros. La versión combo, que se da cuando alguien está MUY ENFADADO es poner la palma de la mano bien estirada dando un golpe sobre el dorso de la otra mano, con el brazo también estirado. Si ves eso, ¡mejor echa a correr! Si vas conduciendo, no des las gracias con la palma completamente abierta, se puede malinterpretar. Es mejor hacerlo con la palma a medio abrir.

Ten esto en cuenta: No todos los griegos son iguales

Igual que un andaluz no tiene la misma forma de vida o costumbres que un asturiano, alguien de Atenas no vive igual que alguien de una aldea rural del norte de Grecia o que un pescador de una isla del Dodecaneso.

Sin embargo, sí que hay cosas en común en los griegos: su amabilidad, la honestidad en la forma de ser y el temperamento, de eso no cabe duda.

Y si hablamos de temperamento, hay dos regiones que se distinguen especialmente por ello:

  • Creta, lugar de origen de la civilización minóica, donde puedes ver agujeros de balas en algunos carteles de carretera. ¡Tranquilos todos! No es que la gente vaya disparando por ahí a lo loco, pero en el mundo rural de Creta quien más quien menos tiene escopeta en casa. Y en eventos como bodas, se disparan balas al aire.
  • Peloponeso, especialmente al sur de Esparta. Fíjate que fue precisamente esa zona la única inmune a la conquista del imperio otomano y la que, precisamente inició la recuperación del imperio, que ya con anterioridad había conseguido derrotar a los persas.

consejos para un viaje a Grecia

Dale oportunidades a lugares fuera de ruta

Sabemos que has leído mil veces sobre Mykonos y has visto fotos de instagramers en Santorini con vestido blanco y filtro azulado (dicho sea de paso, muchas tomadas en lugares que son propiedad privada), pero… ¿Has considerado que hay mucha Grecia a la que ir de viaje más allá de Santorini?

No es porque Santorini no sea bonita, pero en Grecia hay más de 2.000 islas. ¡Dos mil! Y tienes 200 de ellas habitadas para perderte y encontrarte. Además de que hay regiones como el Peloponeso que apenas reciben turismo y sin embargo lo tienen todo: playas vacías con aguas turquesas, restos arqueológicos, fortalezas medievales, precios asequibles, rutas de senderismo, carreteras panorámicas… ¡un lujo en toda regla!

CONSEJO: Si buscas una Grecia auténtica fuera de masas turísticas, toma nota de estos lugares (además del Peloponeso):

  • Samothraki: ¿Sabías que en esta isla la gente todavía prepara medicinas naturales y las cabras van a sus anchas por la isla?
  • Skopelos: Una isla que se hizo famosa por Mamma Mia, pero que apenas recibe turistas.
  • Parque Nacional del Delta del Nestos y lago Vistonida: ¿Has oído hablar de este lugar alguna vez? ¡Pues eso!
  • Sithonia: El dedo de en medio de la península de Halkidiki es un tesoro muy poco visitado por los turistas extranjeros. ¡Pero qué acantilados y qué playas!

lugares poco turísticos en Grecia

Tómate el viaje con calma

Y aplícate una frase griega: Den pirasei! Literalmente esta frase se traduce como no importa, no te preocupes.

Conduce con cuidado. Las carreteras griegas (especialmente en algunas islas) son montañosas, llenas de curvas y también, a veces, desesperantes. Si a eso le sumas que el punto fuerte de los griegos no es conducir bien… ¡pueden saltar chispas! Si cabreas a un conductor seguro que le ves sacar la mano con la palma estirada por la ventana.

Pero tan guerreros como pueden llegar a ser los griegos, en condiciones normales son gente muy tranquila y también relajada con los horarios. Cuando quedes con alguien, asume que es normal que haya media hora de cortesía de retraso. No desesperes.

Lo mejor en esos casos de espera es hacerse con un frappe (un café típico de Grecia que se toma batido con hielo) y relajarte mientras esperas en una terracita. Ese es exactamente, el deporte nacional para quien tiene tiempo libre. Los griegos quedan mucho para tomar un café que se alarga durante horas mientras tratan de arreglar el mundo.

cuando viajar a Grecia

Reserva con anticipación

Los ingleses, alemanes o rusos que no ven el sol en todo el año están deseando que lleguen sus vacaciones para ponerse como cangrejos en las playas de Grecia. Y ellos son de planificar con tiempo. Así que tú tendrás que hacer lo mismo

Si piensas viajar en temporada alta, acuérdate de este consejo para viajar a Grecia: reserva el alojamiento en cuanto sea posible, ya que en los lugares más turísticos podrías quedarte sin nada disponible a precios asequibles para la media de los mortales.

Infórmate de las festividades

Los griegos son mayoritariamente ortodoxos (y en general, muy religiosos). Esto implica que algunas festividades como la Semana Santa no coinciden con la nuestra. Eso puede jugar en tu favor, pero planificar la visita a Grecia durante su Semana Santa puede ser una locura.

Ojo con los horarios

El siguiente consejos para viajar a Grecia hace referencia a su huso horario. En el país heleno es una hora más que en España pero los horarios de las comidas y cenas son muy parecidos a los nuestros.

La comida es normalmente a partir de las 13:30 y la cena a partir de las 21:30, pero a diferencia de España, ellos dedican mucho menos tiempo (y esfuerzo) a la comida de mediodía. A esa hora se suelen tomar platos mayiferta, que son aquellos que solamente necesitan ser calentados, como mussakas u otros platos de horno.

Por el contrario, a la hora de la cena, donde hay más tiempo para charlar, se sirven platos tis ores, que son platos preparados en el momento.

Reserva parte del presupuesto del viaje para comida

Si hay una gastronomía en el mundo que pueda considerarse equilibrada y muy variada, esa es la gastronomía griega. Los platos elaborados con ingredientes de proximidad mezclan las verduras y el pescado más fresco con carnes a la plancha de primera calidad. Y por supuesto, todo cocinado y aderezado con aceite de oliva de producción local.

Aunque el mundo moderno presiona sin tregua, los griegos, como los españoles, siguen teniendo la costumbre de disfrutar con amigos y familiares alrededor de a una mesa y las sobremesas de fin de semana, con discusiones incluidas, pueden alargarse durante horas.

De verdad, Grecia es un país para ir y comer bien, probar cosas y disfrutar de esa gastronomía exquisita. ¡No la dejes pasar!

consejos útiles para un viaje a Grecia

Finalizamos nuestra recopilación de consejos para viajar a Grecia que esperamos te resulte útil cuando prepares tu viaje. Más allá de los detalles, ten en cuenta que siempre hay una norma general cuando viajas a un país nuevo: respeta y aprende.

Kaló taxidi! (¡Buen viaje!)

 

Artículo escrito por Eva Abal, de Una idea un viaje