A la hora de viajar, es complicado decidirse por un destino en concreto, y cuando al fin lo conseguimos… llega otra tarea incluso más ardua: documentarse. Desde IATI, líderes en seguros para el viajero, queremos ayudarte en esta fase de preparación, y de esta forma ahorrarte trabajo de investigación. Como de los lugares que hay que visitar ya te hablamos en otro artículo, en éste te traemos una serie de consejos para viajar a los Dolomitas que consideramos esenciales.

Elige bien la época del año

Es sabido por todos que los Dolomitas y lo Alpes en general son un icono de los deportes de invierno: esquí, snowboard…  Pero si lo que buscas es realizar caminatas de media montaña, admirar lagos de innumerables colores, fotografiar vastas praderas de flores o pasear por pueblos donde sus balcones presumen de geranios, tienes que saber que los Dolomitas es también un destino ideal en los meses de calor.

A pesar de que se puede viajar a los Dolomitas en cualquier época del año, el mes perfecto que te recomendamos desde IATI Seguros es la segunda quincena de junio y la primera de julio, por tres razones principales: en los meses centrales de verano hay una masificación de turistas desorbitada, tanto como sus elevados precios. En otoño el nivel de los lagos disminuye, llegando a desaparecer en algunos casos. Y en primavera, los refugios de montaña aún no se encuentran abiertos, al igual que algunas rutas por la excesiva nieve acumulada durante el invierno. Así que, apunta, pues elegir bien las fechas es nuestro primer consejo para viajar los Dolomitas.

consejos para viajar a Dolomitas

Dedica varios días y no intentes abarcar demasiado

Es muy común ir a la zona de los Dolomitas tan solo 3 o 4 días. Sin embargo, hay tantos rincones que ver que te sugerimos que al menos dediques una semana a recorrerla con tranquilidad.

También hay que considerar que las carreteras son realmente angostas, con muchos pasos de montaña plagados de curvas. Es por esto que consideramos un error querer abarcar demasiado. Y aunque los puertos de montaña son un atractivo en sí mismos por las vistas que ofrecen, no hemos venido hasta los Dolomitas para pasarnos el día dentro del coche ¿verdad? Y más aún teniendo frente a nosotros semejantes maravillas.

Alquila un coche o caravana

El siguiente consejo para viajar a los Dolomitas se refiere al transporte. La mejor forma de moverse por esta zona y llegar a cada esquina que se nos antoje es en vehículo propio, ya sea un turismo o una casa rodante: caravana, camper…

Aunque cada provincia tiene una red de transporte público que llega a varios de los puntos más emblemáticos, existen muchas otras localizaciones a las que solo se puede acceder en transporte privado.

De igual modo, es muy frecuente encontrar gran cantidad de vehículos de dos ruedas recorriendo la zona: motos para experimentar la adrenalina que provocan las curvas y bicicletas para coronar puertos míticos del Giro de Italia. Dos opciones a tener muy en cuenta.

alquilar coche en Dolomitas

Disfruta de la Enrosadira

Antes de ser bautizadas con el sobrenombre de “los Dolomitas”, estas montañas eran conocidas simplemente como “los montes pálidos”, por su aspecto de color blanquecino. Durante el amanecer y el atardecer, debido al carbonato de calcio y magnesio de la dolomita (mineral de su roca) las cimas adquieren un tono rosado intenso, casi púrpura. Este fenómeno se conoce con el nombre ladino (lengua oficial de los Dolomitas) de Enrosadira.

información práctica para viajar a Dolomitas

Usa la amplia red de funiculares y telesillas

Como comentábamos anteriormente, los Dolomitas es una zona cotizada para los deportes de invierno. Es por ello que existe una amplia red de funiculares y telesillas que también funcionan fuera de la temporada de esquí.

Aunque en muchas ocasiones los precios nos puedan parecer elevados, merece la pena ahorrar tiempo con ellos. Son máquinas de teletransportación hacia cimas asombrosas. Cinco minutos de funicular nos puede ahorrar más de 2 horas de caminata con unos desniveles cercanos a los mil metros.

Si vas a hacer mucho uso de ellos, infórmate de los bonos que ofrece cada provincia o valle, el ahorro puede ser importante.

funiculares y telesillas en Dolomitas

Prueba la comida local

Aunque los Dolomitas pertenecen a Italia, alguna de sus regiones, como por ejemplo la de Trentino-Alto Adige, fue parte del antiguo condado del Tirol, que a su vez perteneció al Imperio austrohúngaro. Esto significa que ni su lengua materna es el italiano ni su comida principal es la pasta.

Te animamos a que pruebes platos típicos, como sus embutidos, donde el speck es la estrella;  sus deliciosas carnes; o un dulce que recordarás el resto de tus días, el famoso strudel.

Lleva el equipo adecuado

Si eres amante de la montaña, los Dolomitas te van a apasionar. Hay una amplia red de senderos para todo tipo de estados de forma. Desde fáciles paseos rodeando lagos a rutas de mayor dificultad, donde poder coronar alguna de las más de dieciocho cimas que posee por encima de los 3.000 metros. Sin olvidarnos de la gran variedad de vías ferratas con las que gozar de las peculiares formaciones de esta parte de los Alpes.

Debes llevar el equipo adecuado para el tipo de trekking que quieras realizar, sin olvidar que estamos en la montaña y que no podemos subestimarla. Aunque visites los Dolomitas en verano, las temperaturas descienden bruscamente tras el atardecer, por lo que tu maleta tendrá que ser una compendio entre ropa de verano para las horas centrales del día y de abrigo al caer la noche.

escalar en Los Dolomitas

Intenta dormir en refugios

Los Dolomitas presumen de tener los refugios mejor acondicionados de toda Europa y no les falta razón. Son refugios con todas las comodidades que puedas esperar: agua caliente, camas cómodas, calefacción, buena comida… Y cómo no ¡el entorno que los rodea es inigualable! Y a todas estas ventajas hay que añadirle el precio, bastante más económico que cualquier otro hotel en la ciudad.

Infórmate del estado de los senderos

Dependiendo de la época en la que vayas, es importante que te informes del estado de los senderos. Especialmente en primavera podemos llevarnos alguna mala sorpresa, y toparnos con zonas de hielo o nieve que pueden resultar peligrosas. La mejor forma de cerciorarnos es preguntando a los refugios cercanos por el estado de los caminos que llegan hasta ellos.

dormir en refugios de montaña

Seguro de viaje para deportes de aventura y senderismo

Es siempre importante ir asegurados a nuestros viajes, pero, si vamos a realizar deportes de aventura o senderismo, adquiere aún mayor importancia. En IATI Seguros contamos una póliza diseñada para este tipo de aventuras: la IATI Mochilero. Con una gran cobertura médica, te protege en casos como rescate en montaña o realizando algunos de los deportes de aventura que podrás llevar a cabo aquí. Así, contratar este seguro de viaje es un consejo para viajar a los Dolomitas indispensable.

Artículo escrito por Tragaviajes