Toronto es una ciudad que acoge a todo el que llega a ella. Es multicultural, cosmopolita y abierta, y aunque seas de fuera y solo estés de paso no te costará sentirte pronto como uno más. La mayor ciudad de Canadá, que no suele encabezar las listas de destinos más solicitados, tiene la suerte de no ser especialmente turística y no todo el mundo tiene claro qué hacer en Toronto, dónde ir o qué ver. Pero una vez allí, y convenientemente respaldado con un seguro de cobertura internacional, verás que tiene mucho más que ofrece de lo que en un primer momento podrías imaginar.

que hacer en Toronto

Pero eso sí, Toronto tiene dos caras muy distintas, la radiante del verano y la blanca del invierno, y son totalmente diferentes entre ellas. Durante los meses más cálidos la ciudad estalla de vida, la actividad cultural es frenética y todo el mundo se lanza a la calle. Y en invierno los días de nieve lo envuelven todo de blanco y, aunque se merece su fama de ciudad fría, sigue rebosando encanto en cada uno de sus rincones, ya sea con sus fuentes convertidas en pistas de patinaje sobre hielo o con sus acogedoras cafeterías alternativas.

Aquí tienes 8 experiencias que hacer en Toronto con las que te sentirás un torontés o torontesa de pura cepa. Ocho planes a los que además le podrías sumar un extra fuera de la ciudad: visitar las cercanas cataratas del Niágara.

que ver en Toronto

Yonge Street, la arteria que divide la ciudad

Si hay una calle que no te puedes perder esa es Yonge Street. Es la encargada de dividir la ciudad en dos, donde se concentran viejos edificios históricos y donde empieza y acaba todo. Así que, si te preguntas qué hacer en Toronto, aquí es donde tienes que empezar. Yonge Street presume de ser la calle más larga del mundo y no en vano entró como tal en el libro de los Guinness World Records al medir ni más ni menos que 56 kilómetros. Es un sitio histórico nacional, sirvió para planificar los inicios de la ciudad y bajo ella circula la primera línea de metro que hubo en Canadá.

Toronto Island, las mejores vistas de la ciudad

Las vistas más bonitas de Toronto no se consiguen desde un rascacielos, sino desde su propia isla. A un corto trayecto en ferry y en las aguas del lago Ontario encontramos tres islas: Centre Island, Hanlan’s Island y Wards Island; y visitarlas es uno de los mejores planes que hacer en Toronto, sobre todo en verano. Las islas están llenas de actividad, sobre todo Centre Island, y la oferta de ocio es completa, con zonas verdes y barbacoas, por lo que es el sitio preferido por los locales para ver atardecer. Todas las fotos que veas del skyline de Toronto reflejado en el agua están hechas desde aquí, así que ya sabes por qué ir hasta ellas. Las tres están conectadas entre sí por lo que te será fácil recorrerlas.

lugares turísticos en Toronto

Subir a la CN Tower para ver “Torontontero”

Es imposible que vayas de viaje a Toronto y alguien no te suelte el chiste de “¿Y sabes qué se ve desde lo más alto de Toronto?”. Y sí, aunque ya sepas que la respuesta es “Torontontero”, lo mejor es que subas a la CN Tower para comprobarlo por ti mismo. El punto más alto de lo ciudad está en esta enorme torre de radiodifusión de 553 metros de altura. Puedes subir para disfrutar de su observatorio ubicado a 447 metros del suelo, o incluso tirar la casa por la ventana para cenar en su restaurante de 360º en las alturas. Las vistas son espectaculares. Eso sí, si quieres sumarle un extra de adrenalina no te pierdas el EdgeWalk. En lo más alto de la torre puedes darte un paseo por la cornisa, asomándote al vacío con la ayuda de un arnés. Sin duda es lo más intrépido que puedes hacer en Toronto.

Viajar a la época industrial en Distillery District

La Gooderham and Worts Distillery fue una de las destilerías más importantes del mundo a mediados del siglo XX, pero hoy se ha transformado en un barrio que lo mismo acoge galerías de arte que cafés de diseño, espectáculos musicales o restaurantes minimalistas. Cuando visitas lo que se conoce como Distillery District te adentras en un complejo de hierro y ladrillo rojo, donde las viejas cintas transportadoras te pasan sobre la cabeza y la arquitectura industrial te traslada a otra época. Como muchas de las cosas de las que puedes hacer en Toronto el Distillery District tiene dos caras: la del verano y la del invierno. Así, si en la primera puedes tomarte algo al sol en algunas de sus terrazas, en la segunda podrás disfrutar de un cuidado y detallista mercadillo de navidad.

visitar el Distillery District
Gilberto Mesquita / Shutterstock.com

Meterte bajo tierra en una galería de 30 km

En invierno en Toronto hace frío. Mucho. Así que sus habitantes intentan pasar el menor tiempo posible en la calle. ¿Solución? Meterse bajo tierra. Así nació el PATH, una enorme galería de 30 km de túneles que conecta el subsuelo de la zona financiera. Todo comenzó en el año 1900 cuando se construyó un pequeño túnel para conectar un par de edificios, pero hoy en día se considera el centro comercial subterráneo más grande del mundo y así figura en el Guinness World Records. En el PATH hay de todo: tiendas, restaurantes, cafeterías, entradas a oficinas y, evidentemente, también el metro. Moverse por él no es sencillo si no se conoce, orientarse no es nada fácil, por lo que se han dispuesto mapas y señales en las intersecciones para saber hacia dónde te dirigen tus pasos.

Curiosear entre los puestos de St Lawrence Market

Aquí tienes un edificio que rezuma historia por los cuatro costados, préstale mucha atención porque es uno de los más antiguos que encontrarás en la ciudad. St Lawrence Market es, como su propio nombre un indica, un mercado. Pero un mercado muy especial. El edificio fue construido en 1845 como ayuntamiento pero ya desde 1902 pasó a ser mercado, tal y como sigue siendo hoy día. Aquí se combinan puestos de productos orgánicos de pequeños productores locales con carnicerías, fruterías, panaderías y todo lo que encontrarías en un mercado común, con bares y pintorescos restaurantes. Es decir, un lugar perfecto para picar algo curioseando entre puesto y puesto mientras planeas qué hacer en Toronto durante el resto del día.

Curiosear entre los puestos de St Lawrence Market
Kiev.Victor / Shutterstock.com

Adentrarte en el Toronto más alternativo en Kensington Market

Si buscas el lado más alternativo y bohemio de Toronto aquí es donde tienes que ir. Kensington Market es un mercado callejero que tiene lugar en una de las zonas más antiguas de la ciudad, entre casas bajas de estilo victoriano y a solo unos pocos minutos caminando del centro. Es un mercado callejero que se celebra únicamente el último domingo del mes durante los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre, pues es primordial que haga buen tiempo. Verás bandas tocando música en cada esquina, puestos de ropa, cafés, productos orgánicos y un ambiente relajado y amigable que invita a pasar allí la mañana. Es una de esas cosas imprescindibles que hacer en Toronto, por lo que si coincide con tu visita… ¡Ni lo dudes!

Ir a ver un partido de hockey

¿Acaso hay algo más canadiense que un partido de hockey sobre hielo? Si vas a Toronto deberías aprovechar para ver este espectáculo sobre patines, aunque no tengas ni idea de qué va el hockey. Puedes asistir a un partido de los Maple Leafs, de la National Hockey League (NHL) u optar por pagar una entrada más barata viendo al equipo de “segunda división”, los Toronto Marlies de la American Hockey League (AHM). Si te gusta el deporte en general aquí también es importante el baloncesto, el Toronto Raptors es de hecho el único equipo no estadounidense que juega en la NBA, así como el baseball, pudiendo ver a los Blue Jays en el estadio Rogers Centre. Todos ellos son grandes planes si llueve (o nieva) y no sabes qué hacer en Toronto cuando hace mal tiempo.

Escrito por Roberto Ruiz, de El Mundo Patas Arriba

Contenido Relacionado