Osos en Alaska: consejos para evitar su ataque

Si eres uno de esos viajeros que disfrutan la aventura y sueñan con tierras remotas que visitar, entonces seguramente alguna vez pensaste en Alaska. Desde IATI Seguros queremos invitarte a visitar esta tierra de montañas, glaciares, bosques milenarios y, sobre todo, mucha vida salvaje para que disfrutes de un verdadero viaje hacia tus instintos.

Eso sí, si tienes pensado recorrer Alaska en tu próximo viaje recuerda que estás adentrándote en un país de osos, por allí los encontrarás negros, grizzlis o incluso polares más al norte en la tundra y tierras árticas. No importa su raza, todo son fuertes y habilidosos además de increíblemente polifacéticos, excelente escaladores, corredores y nadadores. Prácticamente solo les falta volar.

osos en Alaska

Es tierra de osos y aquí ellos imponen la ley. El problema está en que la mayoría de los que vivimos en las ciudades hemos olvidado cómo interactuar con animales salvajes. Por eso, si te encuentras con un oso cara a cara y no conoces ni respetas sus reglas, ya puedes imaginarte las consecuencias. Lo mejor es estar preparado pues la mayoría de los ataques de osos se deben a un comportamiento inapropiado por parte de los humanos. Échale un ojo a las recomendaciones que te hacemos a continuación y ningún oso podrá arruinar tu visita:

1. Equípate con algunos accesorios disuasivos

Estar armado es parte de la cultura de los lugareños en el lejano Norte americano, tan normal que incluso en muchos supermercados junto a las verduras o electrodomésticos para la cocina encontrarás una sección donde puedes comprar armas semiautomáticas, o incluso pequeñas pistolas decoradas con Hello Kitty (por aquí no es extraño encontrarse a un chico o chica de 14 años que sepa como usar una de éstas). Pero, para aquellos que vengamos de sociedades menos acostumbradas a las armas de fuego nos quedan otras tres opciones:

  • Bocina de aire a presión
  • Bengalas
  • Spray Pimienta para osos

2. Evita el encuentro

Acampando:

  • Elige espacios abiertos
  • Comprueba, antes de elegir el lugar donde acampar, que no hay restos de comida ni de que osos hayan pasado por allí (como sus excrementos o árboles marcados con sus pezuñas)
  • Usa jabones sin perfumes, mantén un olor neutro porque el olfato es el sentido principal de los osos. Gasolina, desodorantes, pasta de dientes pueden atraerlos. Mujeres durante su periodo de menstruación deben tener especial cuidado.
  • Mantén tu comida, basura en incluso la ropa con la que hayas cocinado, lejos de tu tienda de campaña, intenta buscar un contenedor anti-osos o ,si no lo encuentras, cuelga todo lo que pueda atraer a un oso por su olor con una cuerda en lo alto de un árbol.
  • Cocina lejos de tu tienda de campaña y cerca de un río.
  • Lava todos tus utensilios de cocina con agua limpia. Para cuberteria y platos puedes usar arena del río.
  • Quema los restos de comida.

qué hacer en un encuentro con osos en Alaska

Caminando por el bosque

  • Haz ruido mientras caminas para no sorprender a un oso con tu presencia. Habla con tus compañeros, toca las palmas o engancha algunas campanillas a tu mochila.
  • Camina en grupo
  • No lleves perros si estos no están entrenados para encuentros con osos, estos suelen atraerlos con su olor o pueden retarlos y cuando el osos se vuelve más agresivo los perros corren hacia su dueño atrayendo al oso

3. Si te encuentras con el oso en Alaska

  • Mantente tranquilo y observa como el oso reacciona
  • No salgas corriendo, quédate en tu lugar frente a él pero sin mirarle directamente a los ojos.
  • Háblale con voz relajada, hazle saber de que eres un humano. Puedes decir frases como si tuvieras una conversación con él, por ejemplo: “no te preocupes, nuestros caminos se han cruzado, solo vengo a pasear por el porque y no tengo intención de molestarte…” Entonces empieza poco a poco a alejarte marcha atrás. Si el oso te sigue párate de nuevo.
  • Osa con cachorros suele ser la situación más peligrosa, evita siempre estar situado entre un cachorro y su madre. Prácticamente la regla número uno.
  • Cuando el oso se pone erguido a dos patas no significa que vaya a atacarte, solamente quiere reconocerte, olerte mejor.
  • Si nada de esto funciona y el oso continua avanzando hacia a ti intenta parecer más grande, alza los brazos, juntaros en grupo, hacer ruidos más fuertes usando la trompeta de aire comprimido o el spray pimienta.
  • Si estás dentro de la tienda de campaña y ves que el oso esta intentando entrar haz mucho ruido, grita, golpea utensilios de cocina e intenta asustarlo para que se vaya.

trekking con osos en Alaska, Estados Unidos

4. Si el oso te ataca

  • No corras
  • No trepes a un árbol
  • Hazte el muerto, túmbate bocabajo, piernas abiertas y manos cubriéndote el cuello. Intentando evitar que el oso pueda darte la vuelta. No hagas ningún ruido hasta tiempo después de que el oso te haya dejado tranquilo.

Los osos son mucho más fuertes y habilidosos que nosotros los humanos pero no son asesinos en serie, ellos están en su territorio solo preocupados por ingerir la comida que necesitan para pasar el invierno, cuidar de sus cachorros, reproducirse, disfrutar del increíble paisaje y los mas pequeños jugar y aprender todo lo que necesitan para vivir en este territorio. ¿No son estos prácticamente los mismos objetivos de vida que los que tenemos nosotros? Tu eres el invitado allí así que compórtate como tal, respeta a tu anfitrión y sus reglas y todo irá bien. No crees una imagen de los osos como un monstruo de los bosques y tu enemigo, y cuando los veas disfruta de la armonía de esta tierra.

osos grizzly en Alaska

Artículo escrito por Around Gaia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies