Existe un lugar en el mundo donde no te puedes resistir a enamorarte. Un lugar de suaves colinas verdes, amarillas y marrones con caminos de cipreses que suben hacia casitas de chimeneas humeantes. Tu vista se pierde por campos de trigo, olivares y viñedos hasta el horizonte, y aquí y allá, se esparcen pequeños pueblos de origen medieval. Y así, cuando te das cuenta, el cielo ya empieza a oscurecer. Se te ha hecho tarde y te has pasado contemplando el paisaje de este lugar como si se te hubiera parado el tiempo. Pero no solo es tarde para ese día que se esfuma ante tus ojos, sino que ya no existe una vuelta atrás posible: te has enamorado de la Toscana.

Hoy en el blog de IATI, amantes de esta tierra y expertos en seguros de viaje, te vamos preparar una itinerario de viaje a la Toscana de 12 días para que disfrutes al máximo de este maravilloso lugar.

itinerario de viaje por la Toscana

Lo que no te acabe de enamorar por la vista, lo hará por su sabor. En la Toscana se mezcla la cocina italiana, la mediterránea y los platos típicos de la región como la ribollita, el panzanelle o la lasagne bastarde. Una combinación culinaria tremenda.

Antes de empezar con el itinerario por la Toscana, queríamos darte una serie de recomendaciones que creemos que debes de saber para viajar a esta región italiana.

Consejos para viajar por la Toscana

Cómo visitar la Toscana

Bajo nuestro punto de vista, la mejor manera para conocer la Toscana es hacerlo por carretera y, especialmente, nos quedamos con la furgoneta para viajar por esta zona de Italia. La Toscana es una región ideal para recorrerla en campervan, porque además de poder disfrutar tranquilamente de sus paisajes, encuentras todas las facilidades para este tipo de viaje. La única cosa que debemos tener presente siempre es que se tiene que ser responsable y estacionar, pernoctar y vaciar aguas en los lugares preparados para ello.

Carreteras de la Toscana

Si alguna vez has viajado por Italia, por norma general las carreteras dejan mucho que desear. Si viajas por la Toscana te encontrarás carreteras comarcales estrechas en algunos tramos, con asfaltos agrietados y muchas veces con agujeros. Pero esto también es bueno, porque te va a hacer ir más lento y poder disfrutar mejor de esta región. Algo que muchas veces se nos olvida cuando estamos de viaje.

Cómo llegar a la Toscana

Teniendo en cuenta que queremos hacer un viaje por carretera, si quieres llevarte tu furgoneta tienes dos opciones. La primera es viajar por carretera hasta la Toscana o bien tomar un ferry hasta Civitavecchia (Roma) y así llegar descansado para empezar tu ruta.

Otra opción es volar hasta Florencia o Pisa, los dos principales aeropuertos de la región de Toscana y allí alquilar tu coche o furgoneta.

Itinerario de viaje por la Toscana de 12 días

Día 1 – Llegada a la Toscana.

Una vez en el Puerto de Civitavecchia nos dirigiremos hacia nuestra primera parada de la ruta, Montemerano. Se trata de un pequeño pueblo medieval situado en lo alto de una colina que se encuentra entre los más bellos de Italia. Su casco histórico amurallado casi intacto es de gran importancia y guarda un gran encanto.

No muy lejos de allí se encuentra Pitigliano, un pueblo que se extiende a lo largo de una colina de rocas de piedra caliza. Dicen que parece estar camuflado porque sus casas tienen las mismas tonalidades que los colores de las rocas en las que se asienta el pueblo. Se puede recorrer perfectamente a pie y disfrutar de sus espectaculares miradores como el de la Via San Michele.

mejor ruta por la Toscana

Día 2 – La Toscana y su actividad termal

En la Toscana existe una gran actividad geotermal y si viajas a esta zona es normal toparse con alguna de estas zonas termales.

Una de las termas más famosas son las Terme di Saturnia. Estas bellas termas naturales situadas al lado de un antiguo molino están formadas por piscinas blancas de agua color turquesa. Dicen que sus aguas, que rondan los 40ºC, tienen propiedades terapéuticas y puede que sea el motivo por el cual, a parte de su belleza, estén tan concurridas.

A poca distancia de las Termas de Saturnia se encuentra el pueblo de Bagni di San Filippo. En esta pequeña localidad, hay unas termas naturales en medio del bosque. Son unas espectaculares formaciones de piedra caliza blanca por las cuales brota el agua termal que se precipita en cascadas llenando cálidas pozas.

Y, si todavía te quieres seguir remojando en aguas termales, a menos de media hora de allí, está Bagno Vignoni. En este pueblo hay una piscina excavada en la piedra caliza con forma triangular y de poca profundidad. Su agua es la más fría de las tres pero está rodeada de un entorno natural muy agradable.

que ver en la Toscana

Día 3 – La Val d’Orcia

La Val d’Orcia es conocida por ser una de las comarcas más bellas de la Toscana. Este valle de colinas de campos de siembra y pequeños pueblos, tiene un gran atractivo histórico y cultural. Y es que la Val d’Orcia desde los 90 pasó a ser Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Montepulciano tiene fama de ser uno de los lugares más vinícolas y bonitos de la Toscana. Ubicado encima de una montañita, entre la Val de Chiana y la Val d’Orcia, Montepulciano está rodeado de viñedos de los cuales se obtiene el famoso Vino Nobile de Montepulciano DOCG. Es uno de los pueblos más grandes que nos encontramos en esta ruta y uno de los puntos más visitados de la Toscana pero, pese a eso, no pierde el encanto toscano que lo caracteriza.

Pero si hay un pueblo que bajo nuestro punto de vista es el más bonito de la Toscana, ese es Pienza. Situado en el corazón de la Val d’Orcia, esta pequeña localidad de la Toscana es todo un lugar idílico. El pueblo de Pienza es de calles altas, estrechas y empedradas y repletas de flores y hiedra. Las vistas de los alrededores del pueblo, donde se te pierde la vista en colinas de campos de siembra, te acaban de enamorar. Un imprescindible en toda ruta de viaje por la Toscana.

Toscana, pueblos más bonitos

Día 4- De ruta por los lugares fotogénicos de la Val d’Orcia

Si eres amante de la fotografía y estás de paso por la Val d’Orcia, seguramente tengas unos cuantos lugares en mente para fotografiar. Pero si no los tienes o simplemente te apetece regalarte la vista, te vamos a recomendar unos cuantos que seguro ya los has visto en alguna foto de postal.

El primero de estos es el Agriturismo Podere Belvedere. Se trata de una casita sobre un pequeño cerro rodeada de campos olivos y trigo que es uno de los lugares más pintorescos de la Toscana. Es un punto muy fotogénico que, si vas al amanecer, puedes ver el mar de niebla que se levanta poco a poco con la salida del Sol. Todo un clásico de la fotografía en las rutas de viaje por la Toscana.

La Capella della Madonna di Vitaleta es una pequeña capilla ubicada en mitad de los campos de la Val d’Orcia. Esta capilla rodeada de cipreses, es otro uno de los puntos más fotografiados de la Toscana y del mundo.

Los Cipresi di San Quirico d’Orcia son dos conjuntos cipreses en medio del campo que atraen a fotógrafos de todo el mundo y otro de los puntos que no te puedes perder.

visitar la Val d’Orcia
Digital signal / Shutterstock.com

Día 5 – De Buonconvento a Crete Senesi

Buonconvento es uno de los pueblos más bonitos Italia. Como la mayoría de los pueblos de la Toscana, dada la importancia que tuvo en la Edad Media, este pueblo también es pequeño, amurallado y medieval. Buonconvento es característico por su color, ya que el pueblo está construido todo de ladrillos rojizos y por el buen estado de conservación de sus calles, sus arcos y sus pasillos estrechos.

No muy lejos de allí se encuentra la Val d’Asso. Un valle de campos de siembra del que no te puedes perder las vistas del atardecer del Agriturismo Baccoleno. Con su camino de cipreses, esta hacienda es un punto más que todo fotógrafo lleva marcado en su ruta de viaje por la Toscana, sobretodo por su espectacular atardecer.

A una media hora en coche, nos encontramos con el pueblo Castelo di Leonina, que tiene uno de los caminos de cipreses más lindos de la Toscana, la Strada di Leonina. Es un camino casi recto flanqueado por cipreses que sube lentamente hasta la cima de un cerro donde se encuentra el pueblo.

roadtrip de Buonconvento a Crete Senesi
Dmitrii Postnov / Shutterstock.com

Día 6 – El Chianti, la región vinícola de la Toscana

Conforme la ruta se encamina hacia el norte, los campos de siembra y olivos poco a poco van cambiando por grandes extensiones de viñedos. En el Chianti se te pierde la vista en campos de viña pues aquí se extraen los más excelentes vinos toscanos.

La primera parada de esta ruta por esta zona es Monteriggioni, un pueblo rodeado por una muralla casi circular de la época medieval en perfecto estado. Es un pueblo pequeñito formado por cuatro calles y aproximadamente unas cincuenta de casas de piedra, pero todo lo que tiene de pequeño, lo tiene de encantador.

Pero, para pueblo pequeño, Volpaia. Chianti adentro, se encuentra esta pequeña aldea fortificada conocida como el pueblo del vino. Si te das un paseo por el pueblo, verás que en una placita hay una prensa de racimos de uva. Esto se debe a que gran parte de Volpaia pertenece a unas bodegas vinícolas. No hace falta decir que es un gran lugar para catar el excelente Chianti Classico local.

Por último, en el sexto día de tu itinerario por la Toscana, te recomendamos que visites Greve in Chianti, famoso por su acogedora Piazza Matteotti de forma triangular. Una plaza donde es obligatorio hacer parada a probar un vino Chianti acompañado de un surtido de queso pecorino, tan típico de la Toscana.

ruta de viaje por la Toscana en 12 días

Dia 7 – Del Chianti a Pisa

Este día empieza en uno de los pueblos más bonitos no solo de la Toscana, sino de Italia entera: Montefioralle. En este diminuto pueblo amurallado habitado por unas 100 personas, es un gusto pasear por sus floridas calles medievales. Alrededor de Montefioralle se extienden viñedos de los cuales se extrae uno de los mejores vinos de la Toscana: El Chianti Classico de Montefioralle. También en en este pueblo, según apuntan los historiadores, sitúan el lugar de nacimiento del explorador y navegante Amérigo Vespucci. Entre otras razones por las que se afirma esta teoría es por la existencia de una casa que perteneció a la familia, que lleva su escudo de armas en el portal y que según los expertos, fue el lugar de su niñez.

Otro de los pueblos que no te puedes perder de la Toscana es Volterra. En este pueblo, un poco más grande que los anteriores, es muy recomendable hacer parada ya que guarda gran importancia histórica y cultural. En Volterra podemos encontrar restos de la civilización etrusca como la antigua acrópolis etrusca, o de la romana, como el espectacular teatro romano del siglo I a.C. con una capacidad de 2000 espectadores.

visitar Pisa en itinerario por la Toscana

Día 8 – San Gimignano y Certaldo

Lo primero que te llama la atención de San Gimignano son sus grandes torres. Estas torres tan características del pueblo, las construían las familias adineradas de San Gimignano al lado de sus palacios. Esta práctica era muy común entre las familias nobiliarias de Florencia y de la región. Cuanto más alta era la torre, significaba que más riqueza tenía la familia que la construía. Hoy en día se conservan unas 15 de las 72 torres de diferentes alturas que habían en San Gimignano.

La Piazza della Cisterna es otro de los puntos que no te puedes perder de este pueblo. De forma triangular y rodeada de casas nobiliarias, esta plaza es el lugar perfecto para sentarse y saborear un helado tranquilamente. Precisamente en esta plaza se encuentra la Gelateria Dondoli, famosa por haber ganado el premio al mejor helado del mundo dos veces.

No muy lejos de San Gimignano está el pueblo de Certaldo, un antiguo pueblo medieval perfectamente conservado. En el casco histórico de esta localidad, llamado Certaldo Alto, se encuentra el Palazzo Pretorio, el edificio más importante de Certaldo Alto. Todo un símbolo del municipio que hoy en día es un museo muy interesante de visitar.

torres de San Gimignano
canadastock / Shutterstock.com

Día 9 – De camino al Abetone

Dejando atrás la Toscana más conocida, poco a poco nos adentramos en sus montañas. En concreto para visitar el Abetone, en el norte de la zona de Pistoia.

De camino al Abetone, nos topamos con varios puentes de interés. El primero, el más famoso de los tres, es el Ponte della Maddalena en Borgo a Mozzano, también conocido como Ponte del Diavolo. Es un puente medieval envuelto de leyendas, que fue gran importancia como punto de paso de peregrinos en su camino a Roma por la Vía Francígena.

Siguiendo la carretera nos encontramos el Ponte delle Catene, un puente colgante suspendido con cadenas de hierro. Este puente, uno de los primeros puentes de hierro de Europa, supuso una gran obra de arquitectura para su época.

El tercer que nos encontramos camino al Abetone, es el Ponte Sospeso delle Ferriere. Este puente situado a 36 metros de altura sobre el río Lima, es una pasarela peatonal colgante de 227 metros de largo por 80 centímetros de ancho. Como curiosidad, el Ponte Sospeso delle Ferriere estuvo durante muchos años en el Libro Guinness de los Récords como “el puente colgante peatonal más largo del mundo“, pero desde 2006 el puente Kokonoe Yume en Japón le quitó el título.

Puente Maddalena en Bagni di Lucca, Toscana, Italia

Día 10 – El Parque Natural del Valle del Sestaione en Abetone

El Valle de Sestaione es para nosotros el gran descubrimiento de este itinerario. Este parque natural lleno de bosques de hayas, abetos y árboles de hoja caduca, hacen que el otoño sea una explosión de color.

Te recomendamos hacer el trekking del Lago Nero, un lago de origen glaciar situado a 1700 metros. Es una caminata de una hora y media de poca dificultad que lleva a este lago rodeado de bosque y arbustos de frutas silvestres. El Lago Nero se encuentra en las faldas del pico Alpe Tre Potenze y su reflejo de color negro en el agua, le da el nombre al lago. En el Lago Nero viven dos especies de tritones, el tritón crestado y el alpino que si te acercas lentamente los puedes ver, pero nunca molestar ni tocar.

Lago Nero

Día 11 – De Bagni di Lucca a Barga

Bagni di Lucca es famoso por sus termas, saunas y manantiales de agua termal que, según dicen, tienen propiedades curativas. Es conocido como “el pueblo spa de la Toscana” y es que estas termas ya fueron utilizadas tanto por los etruscos como por los romanos en su época y además, por aquí han pasado personajes históricos como Napoleón Bonaparte.

Barga es un pueblo de montaña con unas vistas espectaculares a los Apeninos. Esta localidad es conocida por ser el pueblo más escocés de Italia. Esto es debido a que mucha gente de Barga emigró a escocia por razones de trabajo y cuando regresaron trajeron consigo algunas costumbres.

La razón del sobrenombre es porque desde entonces se celebra el festival Sagra del Pesce e Patate, una fiesta en la que, entre otras cosas, se ponen puestecitos de comida por el pueblo donde se cocinan las típicas fish and chips.

De Bagni di Lucca a Barga

Día 12 – Lucca, la ciudad más bonita de la Toscana

Lucca es una ciudad con toda la esencia de la Toscana. Es la típica ciudad para caminar lentamente y perderte poco a poco callejeando por ella.

Uno de los puntos que no te puedes perder, es la ovalada Piazza dell’Anfiteatro. Esta famosa plaza está construida sobre el antiguo anfiteatro romano y por eso tiene esa forma elíptica. Sus casas de colores a distintos niveles son un encanto y desde sus arcos, se montan terrazas donde tomarse un refresco o un café tranquilamente.

Para acabar te damos una última recomendación, esta vez para ver la mejor vista de toda la ciudad. Si pasas por Lucca, que no se te olvide asomarte a la Torre Guinigi desde donde se obtiene una espectacular panorámica.


Si has llegado hasta aquí, lo sentimos mucho pero seguramente ya estés enamorado de esta zona de Italia. No te preocupes, es normal y nos pasa a todos con la Toscana.

¡Esperamos que te haya sido útil este itinerario de viaje por de 12 días por la Toscana que te hemos preparado! Tanto, que ya te estés preparando la maleta para dejarte cautivar por sus paisajes y pueblos. Pero recuerda, para que todo salga bien, no olvides de hacerte con un buen seguro de viaje.

Artículo escrito por Maeva y Manel, de Viajando Nuestra Vida