Viajar en furgoneta piensas que va a ser una experiencia más. Algo diferente que probar en un viaje como tantas cosas que probamos por primera vez mientras viajamos y con las que nos llenamos de ilusión. Pero esto no va a ser así. Va a ser toda una revolución. Un despertar interior que seguramente cambie tu manera de saborear los viajes y con la que aprendas muchas más cosas de las que esperabas.

De primeras aprendes a hacer algo que generalmente todos buscamos cuando viajamos que es desconectar de la rutina. Pero no solo desconectar del trabajo o las tareas diarias sino que aprendes a no estar atado a un horario. No tienes hora para desayunar, comer ni hacer un check out. No tienes que pensar en coger un transporte p√ļblico a ninguna hora y por lo tanto poco a poco vas aprendiendo a dejar de mirar el reloj hasta que un d√≠a te lo quitas porque no lo necesitas.

la libertad de viajar en camper

Empiezas a entender que eres due√Īo de tu tiempo y eso te da un gran margen para la improvisaci√≥n. Improvisar, otra de las cosas que se te hab√≠a olvidado hacer en tu d√≠a a d√≠a y que vas a averiguar que te gusta. Te gusta tanto que pese a llevar una ruta marcada la vas a dejar de seguir una y otra vez. Todas las veces que quieras, pues no importa cuando llegues a un lugar, t√ļ decides cu√°ndo es el mejor d√≠a o momento para disfrutar de √©l.

La aventura forma parte de todos los minutos del día. Tienes la suerte de dejarte llevar por la carretera, los lugares e incluso las personas que te vas encontrando. Seguir sus recomendaciones va a ser otro regalo que te ofrezca esta manera de viajar, pues vas a poder conocer estos puntos sin presión de perder cualquier reserva en tu viaje.

qué es camperlife

Pero si hay algo con lo que te vas a recrear es con la sensación de libertad. Para muchos un ideal en cuanto al viaje y a la manera de vivir la vida. Tener la posibilidad de elegir el lugar donde duermes cada noche y las vistas que quieres tener para ver la puesta de sol, es algo muy valioso que hay que aprender a valorar.

Viajar en furgo te ense√Īa a darle valor a peque√Īas. Cosas como levantarse, poner los pies en la tierra y sentir que est√°s conectado a ella. Que no necesitas litros y litros de agua para ducharte y que en un armario caben pr√°cticamente todas tus pertenencias. Que el dicho ‚Äúcomo en casa, en ninguna parte‚ÄĚ es totalmente cierto siempre y cuando nuestro sof√° est√© en medio de la naturaleza. La comodidad que te aporta tu espacio, tu lavabo, tu cama no est√° sobrevalorado, es que es realmente un gustazo disponer de ellos siempre que los necesitas.

Integrarte en la naturaleza. Esta es otra de las cosas que descubres y te hacen replantearte tu manera de viajar. Poder aparcar tu camper a escasos metros de una cascada, dentro de un bosque o a orillas de una playa, es de las mejores cosas de viajar en furgoneta. Descubrir lugares que no están en ninguna guía y quizás no tienen nada en particular pero que para ti serán de lo más especial.

Y aprendes a cuidarlos m√°s a√ļn si cabe de lo que lo hac√≠as antes. Porque los sientes como tu casa y porque te gustar√≠a volver y encontrarlos igual.

vivir viajando en furgoneta

Viajar en furgo te da la posibilidad de integrarte en la naturaleza al igual que te permite integrarte con la gente del lugar, si es que eliges parar en una zona poblada.

Es posible crear un vínculo y sentir que formas parte de cada lugar que visitas. No hay nada como ir 3 veces seguidas a comprar al mismo puesto y entablar conversaciones para conocer más los lugares y a las personas que viven en él. Seguro que el recuerdo será mucho mejor.

Adem√°s, si enfocas tus compras a tiendas locales estar√°s fomentando un consumo m√°s sostenible y conociendo los productos de proximidad, que es otra de las cosas que te permitir√°n conocer mejor el lugar.

Si todo esto te parece poco, hablemos de lo que se ahorra viajando en furgo. Si bien es cierto que hay que hacer una inversión inicial para tener una furgoneta, una vez la tengas nos podemos olvidar de los gastos en alojamiento, transporte y restaurantes. Lo tendremos todo en nuestra furgo y los gastos dependerán de los kilómetros que queramos hacer con ella. Cuantos menos kilómetros hagamos más barato saldrá el viaje.

Pero sin duda para los que viajamos con nuestras mascotas hallamos la mejor manera de disfrutar del tiempo con ellos.

Para los que la opción de meterlos en una bodega de avión no es viable, tener la opción de viajar con ellos y compartir nuestras vacaciones en familia, es lo mejor que nos aporta el viajar en furgo. Primero porque estamos juntos y nadie se queda en tierra y segundo porque sabes que ellos disfrutan más que nosotros.

Aportarles cada día lugares nuevos, actividades que les hagan consumir la energía y pasar las 24 horas a tu lado, es lo que nos pedirían seguramente si pudieran hablar, aunque con su mirada ya nos lo cuentan.

la libertad de viajar en furgoneta

Y por √ļltimo, algo que te ense√Īa esto de viajar en furgo es que pese que a primera impresi√≥n parece que el mundo vanlife es algo solitario donde vas con tu furgo y te apartas del mundo, puede llegar a ser todo lo contrario.

Si que es cierto que para el que busque ese tipo de viaje más en solitario le va a venir genial este modo de viajar. Pero si lo que quieres es compartir con más gente lo tendrás también realmente fácil.

Piensa que las puertas de tu casa se encuentran a escasos metros de otras puertas furgoneteras y que la barrera de la confianza se traspasa muy f√°cilmente al entrar en casa de alguien.

Es lo que tiene esto de viajar con la casa a cuestas. Gracias a esto y a que se comparten muchas cosas en com√ļn en cuanto a manera de viajar y disfrutar la vida, se generan v√≠nculos muy r√°pido y es todo un placer compartir esos momentos furgoneteros en una mesa exterior situada entre furgos a pie de una hoguera.

Escrito por Manel y Mavea, de Viajando nuestra vida