Recorrido por Sri Lanka en 30 días

Si se te ha pasado alguna vez por la cabeza visitar la llamada Lágrima de la India, esperamos que este artículo te dé el empujón final para decidirte a que vivas una gran aventura asiática, siempre con la tranquilidad de ir respaldado por un buen seguro de viaje internacional como el de IATI.

No importa si eres un viajero experimentado o si es tu primera vez en el continente asiático, Sri Lanka es el país perfecto para pasar un mes descubriendo todas las experiencias que esta isla tiene que ofrecerte, que ya te adelantamos que son muchas.

Se dice que viajar por Sri Lanka equivale a “la India para principiantes”:

  • Es un país pequeño, por lo que cuenta con el tamaño adecuado para que los desplazamientos no se hagan demasiado pesados.
  • Cuenta con una gran variedad de paisajes, desde playas idílicas de arena blanca rodeadas de palmeras, hasta montañas escarpadas donde se encuentran las famosas plantaciones de té de Ceilán, pasando por junglas y parques naturales donde podrás ver elefantes en libertad.
  • Es una isla muy segura donde prácticamente todo el mundo habla inglés y es muy fácil comunicarse con los locales; de hecho te sorprenderá su amabilidad y disponibilidad para echarte una mano. No por nada se la conoce como “El país de las sonrisas”.
  • Tiene un coste de vida muy asequible, donde cualquier trayecto de bus o tren no suele llegar a 1 € y donde podrás disfrutar de todas las exquisiteces de la cocina srilanquesa sin que sufra tu bolsillo.

A la hora de organizar tu viaje, te recomendamos que tengas en cuenta que Sri Lanka cuenta con dos temporadas de monzones al año: de mayo a julio, y de octubre a enero, por lo que es preferible visitar el país fuera de estos meses. Aun así, es increíble la variedad climática dentro de un país tan pequeño, es casi como un continente en miniatura. Lo bueno es que no te será difícil encontrar alguna zona donde el sol esté brillando y la temperatura sea agradable.

¿Preparado para que te llevemos a una selección de lugares que hará que te enamores de Sri Lanka? Despegamos.

Días 1 y 2: Negombo

Te recomendamos que descanses de tu largo vuelo y te aclimates a este nuevo país en Negombo. Curiosamente, el Aeropuerto Internacional de Colombo está más cerca de esta localidad que la propia capital, que es mejor evitar por ahora ya que puede resultar demasiado grande y caótica a estas alturas del viaje. Negombo es una población más pequeña, que además cuenta con la ventaja de tener playa, y aunque no sea de las mejores, podrás disfrutar de fantásticas puestas de sol de brillantes tonos anaranjados, rojizos y violetas mientras las velas de las embarcaciones pesqueras tradicionales se recortan en el horizonte. Aquí podrás empezar a familiarizarte con la comida local y probar deliciosos currys, kottu, samosas o la gran variedad de pescados y mariscos locales.

Ruta por Sri Lanka

Días 3, 4 y 5: Bentota

Es preferible que te desplaces en tren siempre que sea posible en esta ruta por Sri Lanka, una experiencia más agradable que los atestados buses locales. En este caso, la vía del tren se extiende paralela a la costa hasta llegar a la playa de Bentota, una de las muchas de las que hacen famosa la costa oeste de Sri Lanka. Lo mejor de Bentota es que te ofrece tanto turismo de playa como turismo cultural, si decides visitar la cercana ciudad de Aluthgama. Te recomendamos que alquiles una bicicleta y te des un paseo hasta el Buda gigante de Kande Viharaya, o que vayas bordeando el río mientras descubres multitud de templos budistas en medio de la jungla.

Días 6, 7 y 8: Galle

Continuando nuestro recorrido en tren llegarás a la antigua ciudad de Galle, cuya zona vieja te sorprenderá porque te recordará al casco viejo de cualquier localidad histórica de la península ibérica, aunque con un aire mucho más tropical. La razón de ello es que fue fundada en el siglo XVI por navegantes portugueses, y todavía hoy se siente ese ambiente colonial que atrae a tantos viajeros a esta parte del sur en su ruta por Sri Lanka. Si quieres una experiencia completa, te recomendamos que te alojes dentro de la zona amurallada, o en algunas de las mansiones coloniales de las afueras que te harán sentir como si hubieras saltado atrás en el tiempo.

Ruta por Sri Lanka

Días 8 y 9: Mirissa y Weligama

Si eres un amante de los deportes acuáticos tienes una cita casi obligada con estas dos playas, de las mejores de todo el país para hacer surf, o aprender, que nunca es tarde (verás un montón de escuelas de surf donde poder iniciarte). Y si tienes suerte, podrás contemplar a los famosos pescadores que son capaces de pasarse horas sobre una estaca usando esta técnica única en el mundo.

Días 10, 11 y 12: Tangalle y Parque Nacional de Yala

 Disfruta de nuevas playas de arena blanca y gigantes cocoteros antes de dejar atrás la costa para adentrarnos en la gran superficie que ocupa el Parque Nacional de Yala. Aquí encontrarás la mayor densidad de leopardos del mundo y tendrás tu primera oportunidad de ver manadas de elefantes en libertad. Por supuesto, en los humedales podrás fotografiar hasta 215 especies de aves e incontables cocodrilos.

Ruta por Sri Lanka

Días 13, 14 y 15: Ella

Bienvenido a las highlands de Sri Lanka. En tu primer contacto con las tierras altas el paisaje te dejará boquiabierto. Una miríada de picos recubiertos de un manto verde se extiende por todas direcciones, y te recomendamos sacar de la mochila la ropa de manga larga para los frescos atardeceres. Ella es un pequeño pueblo de alegre ambiente viajero donde podrás hacer base mientras exploras esta zona del interior.

Si te gusta hacer trekking podrás ponerte a prueba subiendo a Ella´s Rock, desde donde disfrutarás de las mejores vistas en esta parte de la isla. También puedes ir entrenando para ascender a una de las montañas más altas de la ruta por Sri Lanka con su hermano pequeño, el Little Adam´s Peak.

Algo más suave y agradecido es el paseo hasta 9 Arches Bridge, un puente de piedra entre montañas que, cuando pasa el tren, te hará recordar al Hogwarts Express, aunque en un ambiente mucho más tropical.

Días 16 y 17: Nuwara Eliya

Toma una de las rutas en tren más bellas del mundo entre las montañas del centro de Sri Lanka hasta llegar a Nuwara Eliya. Podrá parecerte que has cambiado de país, y hasta de continente, ya que a esta ciudad se la conoce como la pequeña Inglaterra. Pasea entre casas victorianas, oficinas de correos de hace 200 años y cuidados jardines y lagos, todo ello rodeado por una de las plantaciones de té más grandes del mundo. Aquí podrás visitar factorías donde aprenderás los secretos que rodean a esta bebida milenaria.

Ruta por Sri Lanka

Días 18 y 19: Adam´s Peak

¿Qué puede hacer más memorable un viaje que realizar una hazaña épica? ¿Aceptas el desafío de subir los más de 5000 escalones hasta la cima del Adam´s Peak? La leyenda cuenta que el mismísimo Adán (Shiva para los hindús, y Buda para sus seguidores) dejó su huella marcada en la cima, hoy protegida por un templo. Conocido como Sri Pada en lengua local, es uno de esos lugares que parecen sacados de un libro de fantasía. Aunque la ascensión es dura, te animamos a que te tomes tu tiempo y disfrutes del amanecer o la puesta de sol desde lo más alto. Será una sensación que recuerdes toda la vida y un día único en tu ruta por Sri Lanka.

Días 20, 21 y 22: Kandy/Udawalawe/Minneriya

La segunda ciudad de Sri Lanka, que anteriormente fue un reino independiente, esconde varias maravillas, siendo la principal el templo que alberga el diente del mismísimo Buda. Visítalo al atardecer para verlo a la luz de miles de velas mientras se celebra un ritual con cánticos al ritmo de tambores. Aprovecha para pasear por el lago sagrado viendo saltar a los monos de rama en rama, y recupera fuerzas en alguno de los muchos restaurantes de comida típica del centro.

Si quieres visitar más parques nacionales, los de Udawalawe y Minneriya son los más cercanos e importantes. En los meses de septiembre y octubre se reúnen aquí las concentraciones más grandes de elefantes asiáticos en libertad, llegando a veces a superar los 300 ejemplares.

Ruta por Sri Lanka

Días 23 y 24: Sigiriya

Llegó el momento de visitar la zona más emblemática del país en tu ruta por Sri Lanka, esa imagen de postal que seguro que tienes en la cabeza: Sigiriya, la Roca del León. Te confirmamos que no importa cuántas veces la hayas visto en fotos, te vas a emocionar ante su imponente presencia. Y cuando consigas subir los cientos de escalones, algunos de ellos esculpidos en la roca, y te encuentres recuperando el aliento, no podrás evitar preguntarte cómo sus antiguos habitantes consiguieron construir tan fastuoso palacio en su cima.

Te recomendamos que planees tu visita a primera o última hora del día para que puedas evitar en lo posible las concentraciones de turistas.

Y un último consejo: No te vayas sin visitar Pidurangala Rock, una colina a poca distancia de Lion´s Rock que ofrece las mejores vistas panorámicas de la zona y hará que te lleves un recuerdo imborrable.

Días 25 y 26: Mannar Island

Nos desplazamos al norte para descubrir una zona completamente diferente de Sri Lanka. Mannar Island estuvo hasta el 2013 vetada a extranjeros por contar con varias bases militares y ser una zona sensible en tiempos de guerra. Ahora se abre poco a poco al turismo para que descubras sus extensos arenales y sus aguas poco profundas acariciadas siempre por una brisa constante que las hace un paraíso para la práctica del kitesurfing.

También podrás contemplar la maravilla natural del Adam´s Bridge, un grupo de islas que antaño estaban unidas y que parecen formar un puente entre Sri Lanka y el subcontinente indio.

Día 27 y 28: Anawilundawa

En tu ruta al sur de regreso a Colombo te recomendamos que hagas una parada en los humedales de Anawilundawa. En este santuario de aves podrás disfrutar contemplando más de 150 especies diferentes gracias a las características únicas del lugar, una mezcla de manglares, playa y lagos de agua dulce. Es el momento perfecto para que disfrutes de tu último baño en el océano Índico y de la paz de este entorno natural antes de sumergirte en la bulliciosa capital.

Días 29 y 30: Colombo

Despide tu ruta por Sri Lanka a lo grande dejándote seducir por toda la oferta cultural y de ocio que ofrece Colombo. Lo primero que te llamará la atención será la Lotus Tower, una construcción con forma de esta flor tropical que es además la más alta de todo el país. Profundiza sobre la historia y arte de Sri Lanka visitando el Museo Nacional y el Monumento a la Independencia.

Descubre más sobre las religiones que conviven en el país visitando el templo budista de Gangaramaya situado en una pequeña isla, o la mezquita Jami Ul-Alfar con sus impactantes muros de líneas blancas y rojas.

Y como broche final, disfruta de un relajante paseo por Galle Face Green, el paseo marítimo y parque urbano más grande del país, un lugar perfecto para conocer gente y dejarse ver.

Ruta por Sri Lanka

Esperamos que este recorrido alimente tu ansia viajera y decidas poner en tu agenda este destino asiático de rostro amable. Te recordamos que para tu tranquilidad, IATI Seguros te ofrece una amplia gama de coberturas adaptadas a cualquier duración y tipo de viaje, para que tú sólo tengas que ocuparte de disfrutar de la experiencia.

Artículo escrito por Luis Gago de Destino Ikigai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies