Entrevista a Oliver del blog “Oliver Trip”

Hoy en el blog de IATI, el especialista en seguros de asistencia en viaje, retomamos las entrevistas a viajeros IATI.

Oliver es un viajero inconformista que encontró su propio camino a través de los viajes. A través de su blog, Oliver Trip, y a su canal Youtube intenta ayudar a otras personas lanzarse a conocer el mundo. Hoy charlamos un rato con él para que nos cuente algunos de sus grandes proyectos, como el que realizó junto a su hermano, “Camino sin límites”.

¿Cuándo y cómo surgió Oliver Trip?

 Viajar es más fácil que nunca: Oportunidades que presenta Internet, aerolíneas de bajo coste, gestión y planificación del viaje a través de tu Smartphone, experiencias de viajeros compartidas en blogs, guías de viaje o comunidades online; libertad de movimiento entre fronteras, etc.

Sin embargo, muchos siguen prefiriendo quedarse en casa creyendo que viajar es algo caro, cuando lo único que necesitan para emprender esa aventura soñada es predisposición. Estar dispuestos a vencer ese miedo a lo desconocido y a salir de la zona de confort.

Tras asimilar el fuerte impacto positivo que un viaje por Tailandia en 2013 tuvo sobre mí, decidí emprender mi propio proyecto online, Oliver Trip, con el objetivo de ayudar a otras personas a viajar más, por menos, y mostrarles cómo este arte de vivir aventuras puede ser el camino que necesitan para conocerse mejor, aclarar ideas y crecer como personas.

El 9 de marzo de 2015 lancé mi blog, haciendo realidad mi sueño de emprender un negocio online y lograr un estilo de vida que me diera libertad para recorrer el mundo sin depender de unas semanas de vacaciones al año.

¿Naciste con ese espíritu viajero y mochilero o fue algo que descubriste poco a poco?

Poco me había interesado a mí esto de viajar hasta una vez cumplidos los 19. Digamos que entonces mis hobbies se limitaban a los vídeo juegos y a salir de fiesta con mis amigos.

No fue hasta pasada la mayoría cuando el gen viajero hizo acto de presencia. Mi primer vuelo fue a Edimburgo, ciudad que hizo que me fijara en lo divertida que era la vida viajera en un hostel.

Poco después un viaje a Francia me hizo ser consciente de mi, hasta entonces desconocido, gusto por la planificación de viajes.

Pero no fue hasta agosto de 2013 cuando viví la experiencia reveladora. Aquellos 30 días recorriendo Tailandia fueron mi primer viaje de no retorno.

Regresé a casa, eso es cierto, pero mi mente se quedaría bien grabado aquel estilo de vida nómada que caracterizó mi aventura.

Estaba decidido. Quería recorrer el mundo con una mochila. Tenía claro cómo quería vivir, tan solo necesitaba encontrar la manera de financiarme.

Vemos que eres un viajero al que le gustan los retos, y junto a tu hermano Juanlu nos sorprendiste con el proyecto Camino sin límites. ¿Tenéis pensado hacer otro viaje parecido juntos?

 Si Tailandia fue el primer punto de inflexión, Camino Sin Límites sería el segundo.

Dicen que el Camino de Santiago es una de esas experiencias mágicas que inspiran a todo aquel que lo recorren.

Pues imagina completarlo con una de las personas que más quieres, tu hermano, al mismo tiempo que compartes tus lecciones y aprendizajes con el mundo.

Camino Sin Límites fue un antes y un después para la vida de ambos. Esperamos poder anunciar pronto una segunda temporada del proyecto.

Tanto nosotros como los que nos acompañaron están deseando volver a las andadas.

Nueva Zelanda, el Atlas marroquí y el desierto del Sahara, la selva tailandesa. Ideas locas no nos faltan, desde luego.

Oliver Trip

¿Cuál es el país que más te ha sorprendido? ¿Por qué?

 Marruecos.

Lo que más me sorprendió, más allá de sus increíbles paisajes o sus deliciosa comida, fue la hospitalidad de sus gentes.

Sobre todo cuando, tristemente, vives en una sociedad donde los prejuicios hacia otras culturas, razas y religiones están a flor de piel.

Que desconocidos te inviten a sus casas a probar su cordero recién cocinado o compartir un té, no es algo que suela ver muy a menudo en mi propia casa.

Dinos tres lugares que te hayan impactado y tres motivos

El desierto del Sahara. Un rincón del mundo que hace unos años me parecía inaccesible y caro de alcanzar, pero que tras mi primera visita en octubre de 2015 no he dejado de visitar.

Si hay una lista de lugares que visitar antes de morir, sin duda uno de ellos es el desierto. Puede que tengas escusa si resides en el nuevo continente, ¿pero qué puedes decirme si desde la península tienes vuelos a Fez o Marrakech por menos unos 40 euros ida y vuelta?

En marzo de este año realicé mi segunda expedición en grupo al desierto, visitando Marruecos por tercera vez, y espero que la vida me permita seguir haciendo la croqueta sobre sus dunas y contando sus millones de estrellas por muchos años más.

El segundo y tercer lugar serían Dublín y el norte de Tailandia.

Irlanda, no por sus verdes paisajes ni por su cerveza, sino por ser el destino de mi primer viaje en solitario.

El norte de Tailandia, por su selva, sus montañas y por ser una de las rutas más aventureras que he realizado en mis viajes, desde Chiang Mai a Chiang Rai, pasando por ciudades o pueblos como Chiang Dao o Mae Salong; desplazándonos principalmente en autostop y conviviendo durante varios días con una familia de la tribu Akha, en las montañas.

Sí, es la segunda vez que viajo a Tailandia. De hecho, acabo de regresar de pasar dos meses recorriendo el país con mi chica y todavía me han quedado selvas e islas por descubrir.

Oliver Trip

¿Qué 3 cosas no pueden faltar en tu equipaje?

  • Mi cámara. Desde Camino Sin Límites no puedo evitar grabar todo aquello que vivo durante mis viajes para luego compartirlo en mi canal de Youtube. Si creías que un diario de viaje o unas fotos podían convertirse en tu mejor recuerdo, imagina si las combinas en un vlog diario de tu aventura. ¡Tu propia película viajera!
  • Mi gorra. Aquellos que me conocen bien saben que no viajo a ningún lugar sin mi gorra. Con los años se ha convertido en un símbolo y en parte de mi marca personal. ¿La historia? Me la guardo para más adelante. Porque sí, detrás de todo siempre hay una historia, jeje.
  • Un saco de dormir. ¿Significa esto que voy a dormir a la intemperie? ¡Claro que no! Aunque todo viajero ha de estar siempre preparado para cualquier cambio de planes.Va, en serio, un saco de dormir es super práctico: te sirve para protegerte de sábanas sucias o maltrechas, de almohada en trayectos eternos, como abrigo en aviones en transportes con excesivo aire acondicionado y, lo mejor de todo, ¡no ocupa espacio! Puedes engancharlo en las cuerdas de la parte superior o inferior de tu mochila, et voilá! 

¿Alguna anécdota que se pueda contar?

 Otra cosa no sé, pero anécdotas tengo como para escribir un libro.

De entre todas, me quedo con las más emotivas.

No hay nada como regresar de alguno de mis expediciones en grupo y que algunos de tus compañeros de viaje te agradezcan, entre lágrimas, haberles brindado la oportunidad de vivir esa experiencia de viaje. De haber vivido el viaje de sus vidas.

Dicen que no podemos cambiar el mundo.

Yo, con haber sido capaz de cambiar la vida de otra persona, y más si es haciendo lo que más me gusta que es viajar, me puedo morir tranquilo.

Oliver Trip

¿Viajas con seguro de viaje? ¿Por qué?

¡Uy, menudo tema tocamos! De la importancia de viajar con seguro de viaje podría pasar horas hablando.

Lo reconozco. En mis primeros viajes pasaba de contratar un seguro, pero con el tiempo he aprendido a valorar la necesidad de cubrirse bien las espaldas.

Pensamos que las experiencias malas de viaje solo ocurren a otros. Pasa igual que con la muerte. Todos pensamos que los únicos que mueren son los seres de nuestro alrededor y que nosotros somos inmortales.

Pero en el caso de los viajes no es necesario morirse para tener que acudir a un seguro. Un simple corte en el dedo o una de esas gastroenteritis tan comunes entre los viajeros, serán mucha menos dolorosas si dejas que sea tu compañía de seguros quien se encarga de gestionar el problema.

Más importante que el hacerse cargo de los elevados costes sanitarios en el extranjero, me quedo con la tranquilidad que me da viajar y saber que, en caso de que algo malo suceda, solo necesitaré hacer una llamada (o un par de ellas, jeje) para solucionarlo.

En tu viaje por Tailandia sufriste un accidente de moto. ¿Qué ocurrió? ¿Cómo lo solucionaste?

¡Vaya, yo que casi ya me había olvidado!

En resumidas cuentas, mi pareja y yo, junto a otros dos amigos, alquilamos unas moto para recorrer la isla de Ko Phangan, en Tailandia.

Con tal mala suerte que en una curva perdí el control y mi chica y yo caímos al suelo.

Conducía bastante despacio, por lo que las heridas se “limitaban” a unas cuantas quemaduras en brazos y piernas, pero lo suficientemente graves como para tener que trasladarnos diariamente a un hospital para curarnos las heridas.

Pedimos ayuda a los negocios locales de la zona y llamamos a un taxi para que nos llevara al hospital.

Lo normal en estos casos habría sido llamar al seguro y dejar que ellos se encargaran de derivarte al hospital más cercano, pero el susto del momento y las heridas hicieron que lo primero, fuera lo primero. Buscamos el hospital más cercano y allí que fuimos.

La primera visita a la clínica fueron unos 200 euros cada uno. A partir de ahí, 50 euros diarios durante dos semanas sería lo que pagaríamos por cada revisión.

¡Sabiduría la nuestra por haber contratado el seguro de viaje previamente!

¿Entendéis ahora a qué me refiero con eso de estar más tranquilo cuando lo malo ocurre?

Si queréis saber más sobre aquel entretenido día y sobre el accidente de moto, aquí tenéis el vlog que publiqué en mi canal sobre aquella jornada de viaje.

Por lo demás, ¿qué te ha parecido Tailandia? ¿Qué es lo que más destacarías de este país?

Lo que más me gusta de Tailandia es la gran variedad paisajística que tiene. En un mismo viaje de dos semanas puedes pasar del caos característico de grandes ciudades como Bangkok, a las paradisíacas islas del sur, para luego emprender camino a las montañas y parques nacionales del norte del país.

Tuve la oportunidad de ir a Tailandia por primera vez en 2013.

Ahora, cuatro años más tarde, he podido regresar para revivir los encantos de este increíble país. Esta vez con mi cámara en mano para filmar cada experiencia.

A veces pienso que conozco mejor Tailandia que mi propio país. Aun y así sé que pronto volveré. No me cabe duda alguna.

Oliver Trip

¿Qué te gustaría decir a quienes no se han lanzado a descubrir el mundo?

Que solo tenemos una vida como para estar desperdiciándola haciendo algo que no nos llena.

Que viajar es la mejor oportunidad que he encontrado hasta ahora de abrir la mente, aprender cómo funciona el mundo en el que vivimos y, lo más importante, poder vivir experiencias que te ayuden a conocerte mejor y aclarar tus ideas de cara al futuro.

Viajar no es para todos, pero al igual que ocurre con cualquier otro arte, nunca lo sabrás si no lo experimentas por ti mismo.

Lo que sí está claro es que aquel que regresa de una gran aventura deja atrás a su yo anterior.

No para renunciar a él, sino para dar paso a la nueva y mejor versión de sí mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies