Ideas de Turismo Responsable

Hoy, en el blog de IATI Seguros, Mar Villalba del blog Mi Ruta nos da unas pinceladas sobre el Turismo Responsable:

Turismo Responsable

Se acercan las vacaciones, pensamos en el próximo viaje o la próxima escapada…

Seguramente soñamos con esa playa espectacular, con refrescantes bosques, con divertidas excursiones, con sorprendernos con otras culturas y traernos esa foto espectacular para colgar rápidamente en nuestras redes sociales.

Y seguro que buscamos esa oferta irresistible de vuelo y alojamiento, pero ¿Te has planteado alguna vez como afecta tu visita a esos destinos?

Viajes donde viajes, tu primera responsabilidad como viajero es viajar de forma segura, para ello no olvides hacerte un seguro de viajes.

¿Qué es el turismo responsable?

 Hablar de turismo responsable significa que donde quiera que vayamos en el mundo, tomemos una actitud responsable. Eso significa viajar de una manera que respete y beneficie a la gente local, su cultura, su economía y su entorno. Pero si no estás familiarizado con el término, a veces es difícil saber qué significa ser un turista responsable.

La ONU declaró 2017 el Año del Turismo Sostenible para el Desarrollo: un año entero dedicado a recordarnos que el turismo no solo es conocer los lugares, sino que se trata de conectar con la gente y las culturas locales, respetar sus recursos naturales y patrimonio y que nuestra visita siempre repercuta positivamente en el destino.

Cómo ser un viajero responsable

 – Antes de viajar

La primera muestra de respeto hacia una persona es intentar conocerla. Antes de viajar busca información sobre el lugar que vas a visitar: su historia, su cultura, economía, naturaleza, religión, gastronomía…y como cortesía aprende alguna expresión en el idioma local.

Todos buscamos las ofertas en el momento de viajar, pero no siempre somos conscientes que detrás de esas ofertas existen empresas donde las situaciones laborales de sus empleados rozan la explotación. Si puedes, elige operadores turísticos, compañías aéreas y hoteles comprometidos con sus trabajadores, con las comunidades de acogida y con el medio ambiente.

Otra decisión antes de viajar es elegir el medio de transporte; hay medios más o menos contaminantes, puedes tomar la decisión por el precio, la distancia, o la comodidad ¿y si tenemos en cuenta a partir de ahora también el criterio de la sostenibilidad?

– Durante el viaje…

Si en casa reciclas, amas a los animales, respetas a tus vecinos de comunidad tengan la cultura o religión que tengan y en tu cocina consumes productos frescos…no olvides todas estas buenas costumbres cuando estés de vacaciones.

Turismo Responsable

Elige alojamientos que sean respetuosos con el medio ambiente, y compórtate como lo harías en casa, en los hoteles no abuses de la ducha ni toallas, el agua es un bien común y muy escaso. Si te alojas en apartamentos o en el medio natural, no olvides hacer una buena gestión de tus residuos.

Consume productos locales, disfruta de la gastronomía local, de los mercados de productos frescos, de los lugares de restauración donde disfrutan los lugareños, comerás más sano y habrá una repercusión económica positiva en el destino.

Intégrate: “Donde fuere haz lo que vieres”, hay lugares donde determinadas palabras o gestos tienen  significados distintos, incluso pueden ofender, intégrate en la cultura local y respeta sus costumbres. Hay lugares donde no está permitido entrar a los templos sin cubrirte la cabeza por ejemplo. Recuerda que eres tú quien vas a visitarlos. Para las mujeres, es una buena idea viajar siempre con un pañuelo o chal, lo tendrás a mano para cuando necesites cubrir tus hombros o tu cabeza.

Turismo Responsable

Si contratas excursiones o actividades hazlo con empresas o guías locales , de esta manera apoyarás el desarrollo local y económico de pequeños emprendedores, incluso son proyectos que suponen la subsistencia de pequeñas poblaciones.

Usa el transporte público, alquila una bicicleta o camina: conocerás a la gente local y conocerás el lugar mucho mejor que detrás de la ventana de un coche o taxi.

 No racanees en el pago de entradas a parques naturales, monumentos o museos. Te gusta encontrarlos en perfectas condiciones ¿verdad?

Si hay algo que le guste a muchos viajeros es volver a casa con ese souvenir para recordar su viaje,  aprovecha para conocer la artesanía local, te llevarás un souvenir único y más auténtico. Ayudarás a mantener vivas las artesanías tradicionales, al mismo tiempo que apoyas a pequeños propietarios de empresas independientes y artistas. Pero evita comprar cosas hechas con colmillos o cuernos de animales en peligro o de plantas protegidas.

Y no regatees, a no ser que sea costumbre local, el trabajo artesanal supone muchas horas y destreza, una pequeña cantidad para ti podría ser extremadamente importante para el vendedor.

Seguramente alguna vez pensaste en visitar un zoológico, subir en un elefante o bañarte con delfines. Nunca participes en actividades con animales, infórmate antes. Muchas de estas actividades se presentan a los turistas como esfuerzos de conservación o diversión amigable con los animales, pero la realidad puede ser mucho más oscura de lo que piensas, con animales criados en cautiverio, maltratados y descuidados. Omite las actividades que usan a los lugareños como accesorios, como visitas a orfanatos, donde a menudo los niños no son huérfanos, sino niños de familias que han sido obligados a creer que enviar a su hijo lejos les dará una mejor educación y una vida mejor.

En mi opinión hay pocos viajeros irresponsables, pero si  muchos desinformados.

Si eres amante de la fotografía seguro que muchas veces te has sentido tentado en fotografiar lugares o personas que quizás no les guste, pide permiso antes de fotografiar, en algunas culturas, también es una violación de sus creencias espirituales y culturales. Además, preguntar antes te da la oportunidad de tener una conversación y de eso se trata el viaje, ¿no?

Turismo Responsable

Puedes ofrecer una copia de esa fotografía para ayudar a que sea un intercambio.

Hay destinos apasionantes de descubrir pero que desgraciadamente nos muestran situaciones de extrema pobreza, plantéate hasta que punto es ético esas fotografías junto a niños con enormes ojos y bonitas sonrisas en estos países. Últimamente se ha puesto de moda el “turismo de pobreza”, no podemos decir que sea muy responsable, aunque también dependerá de cuales sean las intenciones del viaje.

Ten cuidado en dar regalos o dinero a los mendigos o niños, a veces es inevitable y con buena intención pero solo perpetuarás el estereotipo de turista como salvador, y muchas veces esas monedas que das ni siquiera llegan a las manos de la persona que las diste, especialmente con niños mendigos, a menudo son victimas de una organización. Apoyar a la comunidad a través de una escuela local o un proyecto de desarrollo puede ser más constructivo.

Turismo Responsable

Y ante cualquier duda, una sonrisa es un signo internacional de calidez y amistad, así que si tienes algún problema ¡Sonríe!

– Después del viaje…

¡Corre la voz!, comparte con otros viajeros sobre cuestiones locales, organizaciones y causas, manteniendo el ciclo del turismo responsable. Cumple tus promesas si prometiste alguna foto y sobre todo, sobre todo ¡DISFRUTA DEL VIAJE!

Post has Array comments
  • Around Publicado 16 enero, 2018 en 11:37 am Responder

    Este tema es IMPORTANTÍSIMO, de vital importancia para que viajar siga teniendo sentido y no se convierta en “parte del problema” 🙂 Gracias por estos fantásticos tips.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies