17 razones por las que no deberías viajar

No viajes, quédate en casa.

Sabes que en IATI Seguros somos muy insistentes a la hora de animarte a viajar. Así que, para contrarrestar, hemos decidido recopilar una de lista de motivos por las que consideramos que viajar es altamente peligroso para tu salud y tu estabilidad emocional.

Sigue leyendo si crees que no vas a poder hacer otra cosa más que buscar un billete de solo ida y hacer la maleta a la voz de ¡ya!

Por qué viajar

1. No volverás a ser el mismo que el que se fue de viaje

Si crees que eres perfecto, si piensas que no deberías cambiar nada de ti, no deberías viajar. Porque hacerlo te hará enfrentarte a retos, porque quizás tu cabeza haga ‘clic’ al ver nuevas formas de vida, porque conocerás lugares y también personas con diferentes historias, porque cada día es diferente… Por todo eso y todo lo que te vamos a contar después, no viajes si no quieres cambiar.

2. Descubrirás facetas de ti que no conocías

Quizás estando en casa no te paras a pensar en determinados aspectos de tu personalidad, pero viajar te hace salir tanto de tu rutina que es muy posible que vivas situaciones en las que nunca te habías visto envuelto. Es probable que tengas que solucionar problemas que ni siquiera sabías que podrían existir, debas hablar con desconocidos, te veas rodeado de gente que no habla tu idioma, te sientas solo… Saldrás adelante sea como sea y descubrirás que tienes mucho más en ti de lo que pensabas. Seguro que eres mucho más sociable, empático o paciente de lo que ahora crees.

3. Te plantearás que otras formas de vida son posibles

Viajar nos hace ver que no solo nuestra forma de vivir es la válida. Cuando estés con tu mochila a cuestas verás otras maneras de concebir la vida y, sobre todo, charlarás con gente que te descubrirá nuevas posibilidades.

Muchos son los que se van de viaje y vuelven más creativos, con ideas de negocio o simplemente se plantean su estilo de vida y deciden iniciar una vida nómada. Quizás tú también comienzas a plantearte cómo puedes hacerlo para viajar de forma indefinida o empiezas a pensar en trabajar un poco menos y dedicar más tiempo a viajar o a otras cosas que adoras.

4. Vas a querer aprender todos los idiomas posibles

Estarás de acuerdo en que viajar no solo consiste en observar, sino que el conocer la cultura de un lugar implica charlar con las personas. En aquellos países en los que no se habla castellano el acercamiento quizás es un tanto más difícil, así que vas a volver de tu viaje con ganas de perfeccionar tu inglés o de iniciarte en otros idiomas que te hagan conectar aún más con el mundo.

Por qué viajar

5. Te darás cuenta de que necesitas muy poco para ser feliz

Te darás cuenta de que solo necesitas lo que tienes en tu maleta para ser feliz y que todo lo que compras estando parado en casa realmente no lo necesitas tanto. Cuanto más viajes, menos cosas llevarás contigo. Y, sobre todo, cuanto más enganchado estés a viajar, casi todo lo que ahorres se convertirá automáticamente en dinero para seguir consumiendo la mejor droga del mundo: conocer mundo.

6. Perderás el miedo a tantas cosas…

Porque viajar es muy peligroso, ¿verdad? De ese país siempre dicen cosas terroríficas, viajar solo te paraliza, piensas que no te vas a poder comunicar con nadie, seguro que no puedes comer nada o a lo mejor no puedes ni sacar la cámara de fotos porque te la van a robar… Sin embargo, poco a poco vas a empezar a darte cuenta con tus propios ojos de que el mundo es mucho menos peligroso de lo que te lo han pintado y de que eres capaz de absolutamente todo. No serías el primero que, aunque estaba muerto de miedo por viajar solo, acaba pensando que ha sido una de las mejores experiencias de su vida y repite una y otra vez. O que, por ejemplo, tenía pavor antes de visitar cualquier país del Sudeste Asiático y acaba yéndose de mochilero por la zona cada año. Si no lo pruebas, no lo sabes.

7. Tu corazón latirá mucho más de lo normal de forma frecuente

Aunque no te va a dar un ataque cardíaco, viajar acelerará tus pulsaciones, te pondrá en situaciones de adrenalina varias veces cada día. ¿Por qué? ¡Porque estás saliendo fuera de la rutina! Porque quizás nunca te has visto en esa situación, porque tendrás que buscarte la vida para comer y dormir, porque todo lo que estás viendo te impresiona tanto que tu corazón se desboca. Estas decenas de estímulos nuevos pondrán tu corazón a prueba y, al mismo tiempo, te harán sentir más vivo.

Por qué viajar

8. Aprenderás a vivir más en el presente

Cuando estamos en casa tendemos a hacer planes de futuro, a pensar en lo que haremos mañana, en el fin de semana o en las próximas vacaciones. Sin embargo, cuando viajas estás obligado a poner toda tu atención en el ahora, en el futuro más próximo y a poner en perspectiva tanto el pasado como el futuro. Viajando eres capaz de relativizar los problemas y a darle importancia al momento presente.

9. Te acostumbrarás demasiado a la flexibilidad

Otro de los grandes peligros del viaje es que aprendes a vivir de una manera menos pensada, te vuelves flexible. Hoy puedes estar aquí comiendo en un puesto callejero y durmiendo en un albergue. Mañana, si te apetece, puedes coger tu mochila y dormir en otra ciudad, en un hotel más elegante o comer en un sitio completamente diferente. Te dejas sorprender por lo que el viaje te pone por delante y te acostumbras fácilmente a la flexibilidad.

Además, también te haces más tolerante y paciente y te das cuenta de que no todo lo que planeas sale bien y que, además, eso también es maravilloso.

10. Tus ansias viajeras aumentarán de forma exponencial

Lo sentimos, tenemos que avisarte de que, en vez de disminuir, las ansias viajeras crecen y crecen conforme más lugares conoces. Y todo viene porque conoces a otros viajeros que te sugieren aquel otro lugar de ensueño, te enchufas a esa droga de bucear en Internet buscando lugares, empiezas a seguir cuentas de Instagram que te inspiran… En definitiva, entras en una espiral que siempre te deja con ganas de más.

11. Empezarás a ser más consciente con todo lo que te rodea

Al salir de casa y conocer otras realidades, empiezas a ser más consciente con todo lo que pasa a tu alrededor. Comparas tu cultura con la de otros, empiezas a ver las luces y sombras de lo que haces. Quizás te paras a pensar más sobre tu forma de actuar con el medioambiente y empiezas a llevar una vida más sana y más consciente. En definitiva, viajar proporciona mucho alimento al cerebro.

12. Te sentirás imparable

Porque si ya llegaste hasta allí, ¿qué te impide hacerlo hasta allá?

Por qué viajar

13. Harás relaciones para toda la vida en cuestión de días

Cuando viajas te das cuenta de que no hace falta hacer 20 huecos en una agenda para mantener una amistad. Las relaciones personales se vuelven mucho más intensas en cuestión de horas o días. Quizás te cruzas con alguien en el hostel, decides salir un rato con él o ella y acabáis fraguando una amistad de por vida. No serías tampoco el primero que se enamora de alguien viajando, sobre todo si viajas solo. Viajar nos hace tener los nervios a flor de piel, a estar más abiertos con el mundo y las oportunidades de conectar con otras personas se multiplican de forma exponencial.

14. Quizás te sientas demasiado en casa

Ojo, cuidado. Aunque quizás tenías miedo a echar de menos tu almohada o tu baño, puede suceder que nada de eso ocurra, sino todo lo contrario. Hay quienes descubren que su lugar está más fuera de su casa que en ella.

15. Descubrirás que la libertad sabe demasiado bien

Una vez que la pruebas, no puedes dejar de saborearla… Y eso, a veces, puede llegar a ser tan “peligroso” que quizás acabas comprando un billete de solo ida.

Por qué viajar

16. Te sentirás más sano que de costumbre

No lo decimos nosotros, lo dicen los médicos. Salir de viaje reduce el estrés, te hace mover el cuerpo y tu energía tanto corporal como mental sube a niveles insospechados.

17. Quizás no quieras volver…

Sí, esa es la peor razón de todas, es posible que no quieras volver a casa.

Durante el viaje escucharás historias inspiradoras de otros viajeros, te sentirás libre, aprenderás, disfrutarás de la flexibilidad, vivirás en el presente, te sentirás más sano, más vivo, mejor.

¿Preparado para la siguiente aventura?

Por qué viajar

Estamos seguros de que hemos causado el efecto contrario en ti y estás pensando en comenzar tu próximo viaje. Comete la “locura” más sana de tu vida, pero hazlo seguro y viaja con IATI. Echa un vistazo a nuestras pólizas y comprueba que todas estas razones son reales.

Artículo escrito por Claudia Rodríguez de SoloIda.Com

Post has Array comments
  • Fernanda Publicado 21 septiembre, 2017 en 6:34 am Responder

    Verdad. Solo tiene cosas boas y buenas recordaciones. El viaje impieza antes y continua muy despues. Gracias

    • IATI Blog Publicado 26 septiembre, 2017 en 12:13 pm Responder

      ¡Totalmente! Gracias por tu comentario, Fernanda

  • Jon Publicado 4 octubre, 2017 en 4:30 pm Responder

    Que miedo me habéis metido en el cuerpo, pienso quedarme en mi casa, dejar de viajar como llevo haciendo 8 años sin parar, es todo un peligroooo jajaja…
    Muy bueno el post, saludos!

    • IATI Blog Publicado 21 octubre, 2017 en 10:00 am Responder

      jajaja Vamos, Jon. Esperamos verte pronto recorriendo el mundo

  • VIAJANDO CON PRINCESAS Publicado 5 octubre, 2017 en 12:03 am Responder

    Totalmente de acuerdo con este artículo.
    Nosotros estamos experimentándolo con 2 niñas de 7 y 5 años. Es increíble como el viajar les ha abierto la mente y la cantidad de cosas buenas que les está aportando.
    Existe temor al viajar con niños pequeños a destinos lejanos, pero recomiendo encarecidamente olvidar estos temores y experimentar todo lo bueno que ofrece viajar junto a tus hijos .

    • IATI Blog Publicado 21 octubre, 2017 en 10:01 am Responder

      Totalmente de acuerdo ¡Que enriquecedor viajar con los peques!

  • Laura Publicado 7 octubre, 2017 en 1:14 pm Responder

    Totalmente de acuerdo con todo lo dicho. Me habeis hecho sentir menos “rara” ya que coincido completamente en todos los puntos expuestos. Saludos!

    • IATI Blog Publicado 21 octubre, 2017 en 10:02 am Responder

      Pues que no se diga, Laura. ¡A seguir agrandando esa lista!

  • Jose Luís Publicado 9 octubre, 2017 en 10:40 am Responder

    Tengo varios sentimientos encontrados. Viaje a Perú después de no haber cogido un solo avión en 30 años. Y si, no lo olvidaré nunca. Y sí, volvería a viajar. Y si, he cambiado algunos de mis visiones. Y hasta me he sentido mas joven… durante un tiempo. Pero cuando tienes responsabilidades y pareja que no le gustan viajes fuera de su entorno todo es mas difícil. Y con 65 años aun teniendo cuerda…
    El otro sentimiento es que viajar en avión también contamina y mucho y que en vuestro documento las fotos son un tanto ficticias con modelos (siempre chicas) muy arregladitas y perfectas.
    Finalmente viajar a pesar de que se muevan 1200 millones de personas al año, viajar digo, es caro para mucha gente.

    • IATI Blog Publicado 21 octubre, 2017 en 10:05 am Responder

      Hola José Luis 🙂 A veces cuesta compaginar el viajar, pero que bonito es que cuando hace. No hace falta tampoco ir tan lejos, un fin de semana en una ciudad que no conocemos puedes ser también muy enriquecedor. Un gran abrazo

  • Antonio Publicado 25 noviembre, 2017 en 10:00 am Responder

    Muy interesante! Realmente viajar es el mejor regalo de la vida! Como decía Samuel Jhonson “Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”.

    • IATI Blog Publicado 9 diciembre, 2017 en 6:30 pm Responder

      ¡Gran cita, Antonio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies