Viajar y ayudar: haz Trip-Drop

Seguro que alguna vez has pensado que te gustaría echar una mano en un proyecto local cuando estás de viaje pero no sabes dónde buscar la información, qué ayuda llevar o a quién entregársela. Desde IATI Seguros hemos estado investigando y hemos encontrado la plataforma que te ayuda a viajar y ayudar en el camino: Trip-Drop.

¿Qué es Trip-Drop?

Trip-Drop es una página web en la que encontrarás un montón de proyectos de todo el mundo que necesitan algún tipo de ayuda material (no se publican necesidades económicas). Es el nexo entre el viajero y escuelas, asociaciones sin ánimo de lucro, colectivos de mujeres y todo tipo de agrupaciones que no pueden cubrir sus necesidades por el motivo que sea. Y, en general, son colectivos pequeños y locales.

trip drop viajar y ayudar

Tanto en la página web como en las redes sociales de Trip-Drop se publican los datos de contacto y las necesidades de los proyectos que viajeros como tú han encontrado por el camino para que otros viajeros puedan ir y echarles una mano. Es una red de ayuda hecha por y para viajeros.

¿Y por qué no se publican necesidades económicas? Nos cuenta Daniel Losada, el fundador de Trip-Drop, que ‘el dinero lo corrompe todo’. Si un proyecto necesita dinero para material escolar o para construir un aula, es mejor llevar el material escolar o el material de construcción directamente. Haciendo Trip-Drop la ayuda es la necesaria y llega íntegra porque la entregas tú,  no se pierde nada por el camino.

¿Cómo puedes hacer Trip-Drop?

Tienes tres formas de hacer Trip-Drop:

  • Dando difusión a este artículo o a cualquiera de las publicaciones de Trip-Drop en su web o en redes sociales.
  • Antes de viajar: buscar un proyecto en la página web de Trip-Drop y guardar un par de días de tu itinerario para poder visitar el proyecto y echar una mano. Para poder hacer Trip-Drop de esta forma, hay que contactar con el colectivo en cuestión y preguntarle qué necesitan en ese momento, qué puedes aportar tú para ayudar, y cuándo les va mejor que les visites. Además, cuando acabes tu viaje siempre podrás contactar con Trip-Drop, enviarles fotografías e información de primera mano para que ellos la actualicen en la web y sea útil para futuros viajeros.
  • Durante tu viaje: detectando necesidades en proyectos, ONG, colegios y otros colectivos o agrupaciones. Así la red de proyectos disponibles en la web crece.

viaja y ayuda, trip drop

¿Por qué hacer Trip-Drop?

Como ya sabes, a través del #CompromisoIati con el turismo responsable fomentamos proyectos e iniciativas solidarias. Y creemos que hacer Trip-Drop es una forma de viajar y ayudar que tiene un impacto positivo en los países que visitamos y las personas que reciben la ayuda, pero también en la persona que la lleva.

Estas son las razones por las que creemos que deberías probar a hacer Trip-Drop en tu próximo viaje:

  • Escoges el proyecto al que quieres ayudar. Les conoces en persona. Y la ayuda la entregas tú, no hay intermediarios. Sabes que la ayuda llega íntegra.
  • Contribuyes a la economía local comprando los materiales en el pueblo o ciudad en el que vas a hacer Trip-Drop.

Pero lo mejor de todo es, sin duda, ver las sonrisas de los voluntarios o los responsables del proyecto cuando reciben materiales o productos que necesitan desde hace tiempo. El día o días que pases con ellos será una de las experiencias más auténticas que te puedas llevar en tu viaje. Además, a veces pueden recomendarte lugares que se salen de la ruta turística, restaurantes locales o contarte cosas del país y sus gentes.

viaje solidario trip drop

¿Cómo hacer Trip-Drop de forma responsable?

Porque claro, siempre existe la posibilidad de que viajar y ayudar se convierta en una forma más de turismo social irresponsable. Por eso, desde Trip-Drop han elaborado un decálogo de consejos que te resumimos a continuación:

  • No des dinero, entrega materiales o productos que sean necesarios.
  • Trip-Drop también es sostenible: evita los juguetes o productos de plástico, no lleves globos y otros productos de un solo uso. Sustitúyelos por materiales de madera y/o biodegradables que no causen un impacto negativo en el medio ambiente. Como viajeros, tenemos una responsabilidad con el medio ambiente.
  • En algunos países, la higiene dental es limitada: mejor no regales dulces porque puedes estar haciéndoles un flaco favor.
  • Respeta las jerarquías de cada proyecto: cuando llegues, pregunta a los coordinadores cómo quieren que se haga la entrega de los materiales. Así evitamos que relacionen al viajero occidental con un ‘salvador’ o una máquina de hacer dinero.
  • Cuando llegues al sitio en el que vas a hacer Trip-Drop, tómate tu tiempo. Conoce a la gente, comparte un rato con ellos para que todos os sintáis a gusto. Y luego, si te apetece hacer fotografías, pide permiso. Especialmente cuando se trata de menores de edad y si quieres compartirlas en alguna red social.

Trip-Drop: algunos ejemplos

En Trip-Drop hay historias que merecen ser contadas. Y hemos seleccionado dos que seguro que te hacen tener aún más ganas de viajar y ayudar.

Las máquinas de escribir braille: África Directo es una ONG que trabaja en varios países de África. En el caso de Uganda cooperan en Saint Anthony Primary School, una escuela de educación primaria en la que hay niños con capacidades diversas: de los 450 niños que estudian allí, 74 tienen problemas de visión o de movilidad, entre otros. Una de las necesidades que siempre tienen son máquinas de escribir braille, que son difíciles de encontrar en el país. Así que Dani, el fundador de Trip-Drop, antes de viajar a Uganda lanzó un llamamiento a través de redes sociales para intentar conseguir alguna máquina de escribir braille para poder llevarla. Algo que, a priori, parecía complicado, tuvo un final más que satisfactorio: la gente se volcó compartiendo la información y en un par de horas Dani ya había conseguido la donación de dos máquinas de escribir braille. Él mismo las entregó unos días más tarde en esta escuela del distrito de Kamwenge, en Uganda.

trip drop en Uganda

 Las colectas voluntarias: para hacer Trip-Drop no hace falta ser rico, si no tener voluntad de viajar y ayudar, de echar una mano. Es el caso de Juancar y Rosalía, autores del blog Ver, Oír y Viajar, que llevan viajando desde abril de 2017 y han hecho Trip-Drop varias veces. Una de esas veces decidieron pedir ayuda a sus seguidores, amigos y familiares para así poder llevar más ayuda de la que ellos podrían asumir solos. Y consiguieron más de 500 euros que donaron en forma de materiales a una escuela en Namibia.

Ahora ya sabes como viajar y ayudar a la vez gracias a la plataforma Trip-Drop y, lo que es más importante, como hacerlo de forma responsable y respetuosa. ¿Te animas a probarlo en tu próximo viaje? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

Artículo escrito por Carla Llamas, de La maleta de Carla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies