¿Eres albañil, camionero, matrona, pintor…? ¿Formas parte de alguno de los cuerpos de seguridad y estás en la calle ayudando a los ciudadanos y haciendo cumplir la ley? Si la tuya es, como estas, una profesión de riesgo, no lo dudes: necesitas un buen seguro de vida. Por dos motivos: el primero, que en el desarrollo de tu trabajo tienes más puntos que otros de que te pase algo. Y el segundo, que este tipo de seguro te permite estar preparado por si eso pasara y te garantiza la protección para ti mismo y para tu familia. Desde IATI, tu especialista en seguros de vida, te explicamos cómo deben ser las pólizas para profesiones de riesgo.

Seguros de vida IATI para profesiones de riesgo

Si la tuya es una profesión de riesgo y ya te has informado sobre los seguros de vida, habrás descubierto que no en todas las compañías están dispuestos a tramitarte la póliza. Están en su derecho, la ley se lo permite.

Pero este no es el caso de IATI. Nosotros sí te vamos a facilitar la opción de contratar ese seguro de vida, estudiando la actividad que realizas y los riesgos que esta conlleva. Este tipo de pólizas, dependiendo de tu profesión o actividad, requieren un estudio previo por parte de la compañía, debido al mayor riesgo que implican. Debes saber que el proceso de contratación puede ser algo diferente del habitual, pero siempre te mantendremos informado.

Por lo general, en la contratación 100 % online que en IATI ponemos a disposición de nuestros clientes se puede solicitar un presupuesto, elegir la póliza que más te conviene y contratarla en unos pocos minutos. Solo respondiendo a tres preguntas, sin engorroso papeleo y sin pruebas médicas de por medio. En el caso de las personas que tienen profesiones de riesgo, tenemos que hacer un presupuesto personalizado acorde a tus necesidades. El proceso puede resultar tan ágil como el ordinario si contactas con nosotros en el live chat que se activa cuando entras a iatisegurosvida.com. A través de este canal, te pediremos que nos expliques cuál es tu profesión y que nos dejes tu dirección de email y número de teléfono para poder enviarte cuanto antes tu presupuesto personalizado.

Ventajas de contratar tu póliza con IATI: tendrás un seguro de vida a tu medida, al precio más barato posible y en muy poco tiempo.

Cómo son los seguros más convenientes para estas profesiones

Como no todo en la vida depende del trabajo que tengas, lo ideal es buscar primero el seguro que más se adapte a tu estilo de vida -¿vives solo o en familia?, ¿llevas una vida activa?, ¿viajas a menudo…?-  y después adaptarlo a la particularidad que implica tu trabajo.

En IATI te ofrecemos 3 familias de pólizas. Una de estas será la base de tu futuro seguro de vida:

  • IATI Vida Familiar e Hipotecas: la más adecuada si tienes familia que dependa de tus ingresos (es la opción para los que tienen hijos) o si tienes una hipoteca que acabar de pagar.
  • IATI Vida Singles: si vives solo y tienes un estilo de vida independiente.
  • IATI Vida Activa: si eres de esos que nunca paran. Viajeros, deportistas, aventureros…

Puedes consultar en nuestra web las características de cada una de estas modalidades y contactar con nosotros por el chat, el mail o el teléfono para acabar de concretar los detalles de tu póliza y personalizarla a tu medida.

ahorrar seguro de vida

Cuáles son las profesiones de riesgo

Hemos elaborado una lista genérica de las profesiones consideradas de riesgo. No están todas las que son, hay algunas actividades específicas que hemos omitido por ser minoritarias. Si crees que tu profesión es de riesgo y no la encuentras aquí, contacta con IATI y comprobaremos si es así. Nuestra lista consta de estos 3 grandes grupos.

  1. Trabajos en los que todos estamos pensando, entre otros los siguientes:
  • Bomberos
  • Camioneros, transportistas y conductores de determinados vehículos (de bombonas de butano, de excavadoras, de grúas, de ambulancias, de transportes de personas, de ganado, de cargas pesadas, de sustancias tóxicas, de vehículos blindados, del metro…)
  • Escoltas y vigilantes de seguridad
  • Fuerzas y cuerpos del estado (policías, guardias civiles y militares)
  • Funcionarios de prisiones
  • Mensajeros y repartidores
  • Mineros
  • Monitores de esquí
  • Manipuladores y productores de productos químicos
  • Pilotos de aviación
  • Socorristas
  • Fotógrafos o cámaras de televisión en zonas de conflicto
  • Manipuladores de productos hospitalarios tóxicos
  • Profesores de autoescuela
  • Técnicos de control de plagas
  1. Oficios varios:
  • Agricultores
  • Albañiles
  • Chapistas
  • Electricistas (en algunos casos)
  • Instaladores (en algunos casos)
  • Montadores (en algunos casos)
  • Soldadores
  • Técnicos de aire acondicionado
  • Taxistas
  • Operarios de fábrica
  • Pintores
  • Cuidadores de personas dependientes
  • Auxiliares técnicos farmacéuticos
  • Matronas
  • Técnicos especialistas en medicina nuclear
  1. Actividades en las que quizá no habías pensado:
  • Amas de casa
  • Cantantes
  • Empleados del hogar
  • Detectives
  • Estudiantes
  • Guardas forestales
  • Leñadores y pastores
  • Pensionistas
  • Desempleados
  • Topógrafos
  • Azafatos de cruceros
  • Trabajadores de carretera
  • Jugadores de póquer
  • Algunos deportistas profesionales
  • Basureros
  • Vendedores ambulantes

¿Y si tengo un seguro de vida colectivo?

Algunas empresas, colectivos profesionales, asociaciones y agrupaciones de diversa naturaleza ofrecen seguros de vida colectivos a sus trabajadores o a sus miembros. En algunos casos, están obligados a hacerlo por el convenio del sector, debido al riesgo que comportan las actividades que llevan asociadas.

Estos seguros están bien y es bueno poder acceder a ellos, porque acostumbran a ser más baratos que los que puedes contratar de manera individual. El problema es que en ocasiones se quedan un poco cortos.

Si tienes un seguro de vida colectivo, lo has estudiado y crees que no te ofrece todas las coberturas que necesitas o te interesaría ampliar la cuantía de la indemnización, no hay problema: puedes contratar un segundo seguro de vida que complemente el primero.

Protección para ti mismo

En IATI tenemos la solución para que en el caso de que sufras una invalidez tengas una buena calidad de vida. Puedes contratar una póliza IATI Vida Singles en la que tu capital de invalidez sea hasta 10 veces superior al capital de fallecimiento, ya que personalizamos y adaptamos la póliza a tu medida. Un ejemplo: podrías contratar un capital de fallecimiento de 30.000 € y que el capital de invalidez sea de 300.000 €. De esta manera, te asegurarías de mantener tu independencia, bienestar y tranquilidad financiera en caso de sufrir una invalidez.

Protección para tu familia

Los trabajadores con profesiones de riesgo acostumbran a pensar más en el futuro, a planificar, les gustaría dejarlo todo arreglado por si un día no están. ¿Cómo se las apañarían en la familia si a mí me sucede algo? ¿Y si tuviera una invalidez que me impidiera trabajar y tuviéramos que vivir de una pequeña pensión? ¿Podrían seguir los niños con sus estudios? ¿Podríamos contratar a alguien para cuidarme, si fuera necesario, o se vería obligada mi pareja a ocuparse de mí?

Lo que todos queremos, para vivir más tranquilos, es saber que, si pasara algo, las respuestas a estas preguntas serían las que nosotros querríamos. Para proteger a nuestras familias. Y ahí es donde entra el seguro de vida, en nuestro caso el IATI Vida Familiar e Hipotecas. Su función: no solo asegurar nuestro futuro y el de la familia, sino también aportarnos tranquilidad en el presente. Para que, por muchos riesgos que corras en tu profesión, no sea el dinero que te puede quedar lo que te quite el sueño.

Contenido Relacionado