¿Quién no ha querido volar sobre las montañas, sobre el mar, desplegar las alas y dejarse llevar por el viento hacia otros lugares, sentir esas emociones y esa libertad? Por eso somos unos enamorados del parapente, ese gran planeador de tela con el que se practica un vuelo horizontal y que nos permite seguir y seguir, tanto rato y tan lejos como sea posible. Si a ti también te atrae este deporte, atento, desde IATI, tu especialista en seguros de vida, te explicamos todo lo que debes saber para dar tu primer salto.

Parapente: consejos, modalidades, cursos y lugares donde saltar

Saltar en parapente: antes de empezar

Cosas que debes saber antes de reservar tu primer vuelo:

  • Los centros de vuelo están algo alejados de las ciudades, porque tienen que ubicarse en espacios abiertos y cerca de las montañas. Así que si habías pensado en hacerlo, por ejemplo, en Madrid o en Barcelona, olvídate. Tendrás que desplazarte.
  • El equipo que deberás llevar para lanzarte en parapente pesa un poco. Lo normal es que sean unos 20 kg, aunque también los hay más ligeros. Para despegar, tendrás que correr unos metros cargado con ese equipo.
  • En cuanto al equipo, deberás llevar casco y paracaídas de emergencia, pero de eso no te preocupes, te lo facilitarán en el mismo lugar donde contrates el vuelo.
  • Debes llevar ropa de abrigo, ¡por ahí arriba hace más frío que en tierra!
  • El calzado, que sea de montaña y resistente. Lo ideal es llevar unas botas de trekking (si este es otro de los deportes que quieres probar, lee este artículo sobre trekking).
  • Los clubs de parapente fijan una edad mínima para saltar. Si quieres ir con tus hijos, llama antes para preguntar.
  • La práctica del salto en parapente está sujeta a las condiciones climatológicas. No debe llover, nevar ni hacer un viento fuerte -más de 30 km/h-, ni debe haber viento en contra, porque dificulta el despegue y el aterrizaje. Por lo tanto, aunque hayas reservado para un día concreto, si ese día hace mal tiempo te lo anularán.
  • Volarás entre 25 y 50 km/h, aunque los mejores parapentes pueden alcanzar más velocidad.

Apúntate a un curso de parapente

No debes volar solo si no sabes, como es lógico… Se aprende a volar en las escuelas de parapente. Solo te tienes que apuntar a un curso y hacer unas horas determinadas de vuelo.

¿En qué consisten los cursos de parapente? Son clases de vuelo, teóricas y prácticas, que se imparten en escuelas especializadas, en las que los profesores son profesionales acreditados. Hay cursos para todos los niveles: de iniciación, de progresión, de perfeccionamiento… Lo que te van a enseñar, básicamente, es:

  • conocimientos sobre el equipo y los materiales
  • control del parapente
  • la técnica del despegue y la del aterrizaje
  • la comunicación por radio
  • el lanzamiento del paracaídas
  • nociones de meteorología, aerología y aerodinámica
  • análisis de las condiciones de vuelo
  • normativa de seguridad

Cuando vayas a contratar un curso, debes saber que el calendario inicial puede variar, porque, como ya sabes, las prácticas están sujetas a las condiciones meteorológicas. Por este motivo, es posible que el curso se alargue más de lo que tenías previsto.

Parapente: consejos, modalidades, cursos y lugares donde saltar

Modalidades de vuelo en parapente  

  • Tandem o biplaza: es el adecuado si todavía no has hecho un curso pero quieres probar qué es esto del parapente. Irás con un profesional que lo maneja, tú solo dedícate a disfrutar. Los biplaza son ideales, si uno de los dos sí domina, para hacer parapente en pareja. Qué regalo tan romántico, ¿verdad?
  • Cross country: consiste en realizar largas distancias ayudándose de las corrientes térmicas.
  • Vuelo acrobático: solo para pros del parapente.
  • Free style: combina acrobacias, vuelo de ladera y vuelo libre.
  • Parapente a motor: puedes escoger el paramotor, en el que se despega a pie, o el paratrike, que lleva un carro con ruedas (el trike) o triciclo, es biplaza y te permite despegar y aterrizar en llano.

Lugares donde saltar en parapente

Ya hemos dicho que no puedes hacer parapente en Madrid ni parapente en Barcelona. En cambio, no demasiado lejos de estas ciudades puedes practicar: concretamente en la Sierra del Guadarrama y en la provincia de Lleida, donde encontrarás numerosas opciones, como Organyà o la Sierra del Montsec.

También puedes saltar en parapente en Tenerife -uno de los mejores lugares es en Izaña, junto al Teide-, en Lanzarote, en los Picos de Europa, en La Colina del Cuervo (Asturias), en la costa de Uribe (País Vasco), en las rías gallegas, en Sierra Nevada (Granada), en el Valle del Jerte (Cáceres) o en Santa Pola (Alicante), entre otros maravillosos lugares.

Parapente: consejos, modalidades, cursos y lugares donde saltar

El seguro de responsabilidad civil y el seguro de vida

Nos queda una última cosa que organizar antes de empezar: los seguros. Si tienes una licencia federativa de parapente, esta incluye el seguro de responsabilidad civil. Si no la tienes, te tendrás que hacer uno, ya que es obligatorio para poder saltar.

En cuanto al seguro de vida, no es obligatorio, pero sí muy recomendable. Piensa que con un seguro de vida barato como el IATI Vida Activa estarás cubierto a partir de 4,20 €/mes. Es el seguro ideal para los deportistas. Además, lo puedes contratar 100 % online y en unos minutos.

Ahora sí, ¿ya lo tenemos todo? ¡Listos para abrir las alas y lanzarse a volar!