La salud depende de muchos factores, pero quizá uno de los más importantes sea el lugar donde vives. Y es que aspectos como el nivel socioeconómico, las infraestructuras sanitarias o las condiciones medioambientales del entorno influyen, sin duda, en el estado de salud y, por tanto, en el riesgo de fallecimiento. A la vista están las diferencias en mortalidad entre territorios del Estado como consecuencia de la pandemia provocada por el coronavirus. Y es que, aunque aún no hay datos precisos sobre la mortalidad por municipios, las estadísticas del Ministerio de Sanidad sobre el coronavirus sí recogen las diferencias entre Comunidades Autónomas en lo que se refiere a contagios y fallecimientos.

El mapa de la mortalidad en España revela las desigualdades en salud entre municipios  

Pero, más allá del momento actual provocado por el coronavirus, está claro que el lugar donde se vive determina el riesgo a padecer determinadas enfermedades, una circunstancia en la que los municipios españoles registran importantes diferencias, tal y como revela el atlas de la mortalidad en España. Esta herramienta interactiva analiza las causas posibles de muerte en más de 8.000 municipios españoles a partir de datos de casi 10 millones de fallecimientos entre 1989 y 2014. Desde IATI, tu especialista en seguros de vida, te explicamos las conclusiones más interesantes de este estudio.

mapa de la mortalidad en España

La mortalidad en España, más baja en las zonas rurales que en las urbanas

El atlas de la mortalidad en España, realizado por investigadores de la fundación Fisabio y de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Generalitat Valenciana, arroja importantes conclusiones que relacionan el municipio de residencia con la causa de fallecimiento. Entre los resultados más destacados del estudio, basado en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se muestra que las zonas rurales tienen una mortalidad bastante más baja que las zonas urbanas, salvo en causas de muerte por osteoporosis y fracturas en mujeres o por accidentes de tráfico. La excepción la encontramos en grandes ciudades como Barcelona o Madrid, donde la calidad de las infraestructuras sanitarias mejora los datos de mortalidad.

mapa de la mortalidad en España

Por otra parte, en el sur de España se observa una mortalidad superior a la que se registra en el norte de país, una circunstancia que refleja las diferencias socioeconómicas entre territorios. Y es que, tal y como señalan los expertos, la esperanza de vida es significativamente más alta en las zonas ricas de España. Una de las enfermedades que ejemplifica las diferencias entre regiones es la diabetes, asociada habitualmente a hábitos alimentarios poco saludables, una enfermedad cuyo riesgo asciende de forma alarmante desde el norte al sur del país.

El análisis de los datos permite extraer otras conclusiones interesantes, como que las zonas costeras con residentes procedentes del norte de Europa presentan mayor riesgo de mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres o una disminución temporal mantenida del riesgo de infarto a lo largo del periodo de estudio. Así mismo, la mortalidad por sida, que a principios de la década de los 90 era fundamentalmente urbana, ha pasado a tener una presencia mucho más destacada en zonas de España con menor renta.

La actividad profesional también determina en ocasiones la causa de fallecimiento, tal y como se observa, por ejemplo, en regiones mineras de España, donde se registran mayores índices de mortalidad como consecuencia de enfermedades respiratorias, cáncer de esófago o laringe.

El estudio muestra también que las causas de fallecimiento que registran mayores diferencias en función del municipio donde se vive son la senilidad y el paro cardíaco. Los datos reflejan también una estrecha relación entre los hábitos de salud y la mortalidad. El mayor riesgo de fallecimiento por cáncer de pulmón, bronquios o tráquea, por ejemplo, se presenta en Extremadura, la comunidad que registra un mayor porcentaje de fumadores. Otras diferencias importantes son un mayor riesgo de padecer cáncer de estómago en algunas poblaciones de Castilla y León, un dato que los estudios asocian a una dieta rica en alimentos curados y pobre en vegetales. O una mayor presencia de cáncer de cuello de útero, asociado al virus del papiloma humano, en las zonas turísticas de playa como Canarias y Baleares.

La mortalidad en España es la más baja de la Unión Europea

Según datos de la oficina de estadística europea Eurostat, España es el país de la Unión Europea con la tasa de mortalidad anual más baja, un dato que se explica porque en nuestro país predominan, en general, los hábitos de vida saludables, como una dieta rica en frutas, verduras y pescado. Los españoles preferimos pasar nuestro tiempo de ocio fuera de casa con familiares y amigos, lo que supone que nos movemos más, algo que favorece la salud. La esperanza de vida en España es de 83 años, la tercera más alta del mundo, por detrás de Suiza y Japón.

Pero a pesar de estos datos positivos, la tasa de mortalidad en España aumentó en 2018 un 0,3%, según datos del Instituto Nacional de Estadística. En el año 2018 se produjeron 427.721 defunciones, 3.198 más que en el año anterior (un 0,8% más). Por sexo, fallecieron 216.442 hombres (un 1,0% más que en 2017) y 211.279 mujeres (un 0,5% más).

Las enfermedades del sistema circulatorio y las cerebrovasculares, principales causas de muerte en España

El 96,3% de las defunciones en España durante el 2018 se debieron a causas naturales, sobre todo por enfermedades del sistema circulatorio, con el 28,3% del total, como las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho…) y las enfermedades cerebrovasculares. La segunda causa de muerte fueron los tumores, con el 26,4% del total, sobre todo el cáncer de bronquios y pulmón y el cáncer de colon. Por otra parte, las enfermedades del sistema respiratorio son responsables del 12,6% de los fallecimientos. Otras causas de muerte son el Alzheimer, las enfermedades crónicas de las vías respiratorias o la hipertensión.

mapa de la mortalidad en España

Principales causas de muerte en España por edad

Entre los menores de un año, 8 de cada 10 fallecimientos se debieron a afecciones perinatales y a malformaciones congénitas (57,9% y 22,0%, respectivamente). Los tumores fueron la principal causa de muerte en los grupos de edad entre 1 y 14 años (29,2% del total) y también entre los 40 y los 79 años (43,8%). El segundo motivo en el grupo de 1 a 14 años fueron las causas externas (18,3% del total), mientras que en el de 40 a 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (21,9%). Por otra parte, las principales causas de muerte entre las personas de 15 a 39 años fueron las causas externas (41,1% del total) -como el suicidio o los accidentes-, así como los tumores (23,6%). Por último, en los mayores de 79 años, las enfermedades del sistema circulatorio (32,3% del total) y los tumores (16,6%) fueron los principales motivos de defunción.

El suicidio, principal causa externa de fallecimiento en España

En el año 2018 se produjeron 15.768 fallecimientos por causas externas. Por sexo, murieron por estas causas 9.893 hombres y 5.875 mujeres. El suicidio es la primera causa externa de fallecimiento, con 3.539 defunciones, un 3,8% menos que en 2017. Por detrás se situaron las caídas accidentales (con 3.143 muertes y un aumento del 2,8%) y el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.090 y un descenso del 0,8%). Por accidentes de tráfico fallecieron 1.896 personas, lo que supuso un 2,4% menos que en 2017. Entre las personas que murieron por accidente de tráfico, cabe destacar que 475 fueron peatones, un 4,6% más que en 2017.

mapa de la mortalidad en España

El seguro de vida, la mejor protección para toda la familia

Sin duda, es importante seguir unos hábitos de vida saludables, como seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio más allá de los 10.000 pasos. De esta forma, podremos disfrutar de una mayor calidad de vida. Pero, aun así, la fatalidad puede presentarse en cualquier momento y a cualquier edad, incluso estando sanos. De hecho, las causas externas son la primera causa de muerte entre las personas de 15 a 39 años; y en los mayores de 40, el cáncer es el responsable de la mayoría de defunciones. Por eso, es muy recomendable contratar un seguro de vida que te proteja a ti y a tu familia ante cualquier eventualidad. En IATI disponemos de seguros de vida baratos que se adaptan a tu estilo de vida y que puedes contratar desde 2,40 euros al mes con las coberturas que realmente necesitas según tus circunstancias personales y familiares. De esta forma, llegado el momento, tu familia podrá seguir con su vida de la mejor manera posible y tu tendrás la tranquilidad de estar protegiendo lo que más importa. ¿Aún tienes dudas? Contacta con IATI y te asesoramos sobre la mejor opción en tu caso.