¿Quién cobra el seguro de vida cuando no se designa un beneficiario?

En IATI sabemos lo importante que es tener las cosas claras cuando se trata de proteger lo que más te importa. Entre los aspectos clave a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de vida, una de las preguntas más habituales es ¿quién cobra el capital del seguro de vida cuando no hay designado un beneficiario? ¿Quieres saber qué sucede en estos casos? Sigue leyendo y resolvemos todas tus dudas.

Seguro de vida, sinónimo de ahorro y protección

De los productos aseguradores que podemos encontrar en el mercado, quizá sea el seguro de vida el que te ofrece un mayor grado de tranquilidad, no solo al titular de la póliza, sino también a las personas beneficiarias. Así, en caso de producirse una posible eventualidad que conlleve una incapacidad permanente y absoluta e incluso el fallecimiento, el seguro de vida va a permitir al beneficiario disponer de un capital para suplir en buena parte la pérdida de ingresos derivada del suceso. Por tanto, se trata de un producto de protección para la tranquilidad de las personas que más quieres.quien cobra un seguro de vida

¿Quién es el beneficiario de un seguro de vida?

Al hablar de seguros de vida, hay una serie de conceptos que en ocasiones pueden provocar confusión, como los que hacen referencia a las personas implicadas en la póliza: el tomador, el asegurado y el beneficiario. Debes saber que el tomador del seguro es la persona que asume las obligaciones del contrato, mientras que el asegurado es la persona física sobre la vida de la cual se estipula el seguro. En cuanto al beneficiario, es la persona designada por el tomador, que percibirá las indemnizaciones correspondientes a las cuantías determinadas en el seguro contratado. Así, en el momento de contratar un seguro de vida, podrás designar como beneficiario a quién tú decidas, sea una o más personas, que recibirán el capital asegurado.

Como tomador del seguro, te comprometes a un pago periódico (anual, semestral, trimestral o mensual) de una prima (cantidad económica) a la vez que la compañía aseguradora, en caso de producirse la situación prevista en la cobertura, asume el pago del capital contratado a la persona o personas designadas como beneficiarios de la póliza.

Es posible que pienses que los beneficiarios del seguro de vida son los herederos de la persona fallecida. Pues bien, debes saber que no siempre es así, pues es posible que se designe como beneficiarios a personas ajenas a la familia, por ejemplo. La compañía aseguradora siempre abonará las cantidades correspondientes según el capital contratado a las personas designadas como beneficiarias de la póliza, con independencia de los posibles herederos legítimos del fallecido y de las reclamaciones que éstos pudieran interponer.

beneficiario de seguro de vida

Por otra parte, el tomador puede modificar en cualquier momento la persona o personas beneficiarias de la póliza, sin necesidad de consentimiento de la persona asegurada. Para hacerlo, se puede incluir tanto en la póliza del seguro como en una declaración escrita comunicada al asegurador después de la contratación del seguro, así como incluyendo esta información en el testamento. También es posible en cualquier momento revocar la designación de un beneficiario.

En caso de incluir a varios beneficiarios, el capital asegurado se repartirá a partes iguales entre todos ellos, a no ser que el tomador haya establecido algún otro tipo de reparto de las cantidades.

¿Quién cobra el seguro de vida cuando no se designa un beneficiario?

Es posible que la póliza del seguro de vida no concrete el nombre del beneficiario, aunque si se da esta circunstancia es posible que se indique la designación de la persona o personas beneficiarias a partir de una serie de reglas. Por ejemplo, habitualmente se establece que los beneficiarios sean, en orden preferente y excluyente, el cónyuge, los hijos y los herederos del asegurado. Pero, ¿qué pasa si la póliza no designa específicamente a un beneficiario ni tampoco determina las reglas para su designación? En este caso, según la legislación, el capital pasaría a formar parte del patrimonio del tomador.

Si te preguntas si es posible averiguar si una persona tenía contratado un seguro de vida, debes saber que el Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento es un registro público dependiente del Ministerio de Justicia que tiene como objetivo facilitar la información relativa a la contratación del seguro, así como la compañía con la que está suscrito. Una vez conocida la correduría de seguros, el beneficiario dispone de un plazo de 5 años para reclamar el pago del capital.

Beneficiarios del seguro de vida hipotecario

En el caso de suscribir un seguro de vida vinculado a un préstamo hipotecario, debes designar a la entidad bancaria como beneficiaria de la póliza, aunque ya no es obligatorio contratar el seguro de vida hipotecario con el banco. De hecho, puedes ahorrar hasta un 50% de la cuota del seguro de vida a la hora de contratar seguro vida hipotecario con una correduría de confianza como IATI. De esta forma, te aseguras de que el banco cobrará únicamente la parte pendiente del préstamo, mientras que el resto del capital irá a las personas designadas como beneficiarias de la póliza.

Contacta con IATI e infórmate de las modalidades de seguros de vida IATI que te ofrece desde 2,40 € al mes. Y recuerda, puedes contratar seguro vida on line, sin pruebas médicas ni trámites innecesarios.

seguro de vida sin beneficiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies