Jairo Gausachs

Estando en Malasia tuve un problema de estómago. Llamé al teléfono de mi póliza y vino un chófer privado a buscarme que me acompañó al hospital, hizo de traductor, esperó a que mi visitase el médico y me devolvió a mi hospedaje. ¡Todo un lujo! Y lo mejor…no tuve que adelantar nada de dinero en ningún momento, IATI se encargó de todo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR