La llegada de los primeros casos de coronavirus a España hace unas semanas ha hecho saltar todas las alarmas. Ante una posible epidemia que ya parece inevitable, las autoridades sanitarias han tomado las primeras medidas preventivas, como el aislamiento domiciliario de las personas que han estado en contacto directo con los pacientes afectados por el virus en comunidades como Madrid, el País Vasco, La Rioja y Cataluña, hasta determinar si efectivamente han contraído o no la enfermedad. También se cierran centros educativos, se prohíben acontecimientos masivos y los vuelos directos a Italia y se cancelan los viajes sociales del IMSERSO, entre otras medidas que tratan de frenar el avance del coronavirus.

La situación de cuarentena preventiva por el coronavirus es la que más a afectar a los trabajadores del país, una circunstancia que plantea una serie de cuestiones en materia de legislación laboral. Y es que en realidad estos trabajadores aislados no podrían acogerse a una baja por enfermedad o accidente, porque en realidad no se encuentran en ninguno de estos supuestos, y no estarían cubiertos durante este lapso de tiempo por las prestaciones de la Seguridad Social por baja laboral. Una situación de indefensión que se agrava, además, ante la posibilidad de una eventual pérdida del puesto de trabajo, ya que durante la cuarentena no estarían acudiendo al centro de trabajo, lo que según el Estatuto de los Trabajadores podría ser causa de despido laboral.

Coronavirus cuarentena incapacidad temporal

Para evitar que estas personas se vean perjudicadas en sus derechos por el limbo legal existente, el Gobierno ha aprobado un decreto por el que asimilan estos casos a la Incapacidad Temporal por Accidente de Trabajo. Se trata de una medida similar a la publicada en 2009 para los afectados por cuarentenas durante la epidemia de gripe A y que garantiza a los trabajadores en esta situación proteger su puesto de trabajo y cobrar la baja laboral. Desde IATI, tu especialista en seguros de vida, te contamos en qué consiste esta medida y cuáles son los requisitos que debes cumplir para acogerte a la incapacidad temporal en caso de ser uno de los afectados por el coronavirus.

Cobrar la baja laboral en caso de aislamiento preventivo por coronavirus

El decreto publicado por la Seguridad Social establece que tanto las personas que se encuentran en aislamiento preventivo como aquellas que han contagiado el virus estén consideradas en situación de incapacidad temporal por accidente de trabajo.

Así, en caso de estar obligado a una cuarentena por coronavirus, que en este momento es de 15 días, como trabajador o trabajadora tendrás derecho a acogerte a la baja por incapacidad temporal por contingencias comunes y a recibir las prestaciones que te correspondan en función de tu convenio laboral. Por norma general, y a no ser que tu convenio establezca lo contrario, los tres primeros días de baja laboral no se percibe ninguna cantidad. Es a partir del cuarto día, y hasta el vigésimo, que se recibe el 60 % de la base reguladora. Sin embargo, según el decreto aprobado por el Gobierno, se mejora de la prestación tanto para las personas aisladas como infectadas por el coronavirus, ya que pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración. A los 15 días ya deberías estar de vuelta al trabajo, a no ser que se confirme el contagio y que debas tomar otras medidas hasta la curación.

Por otra parte, es importante saber que la Seguridad Social ha establecido el carácter retroactivo de estas medidas, por lo que las personas que ya se encuentran en aislamiento preventivo por coronavirus podrán beneficiarse de la norma.

Coronavirus cuarentena incapacidad temporal

Requisitos para acogerse a la incapacidad temporal

La prestación por incapacidad temporal por coronavirus te va a cubrir parte de los ingresos que dejarás de percibir en caso de verte afectado por el virus, pero para ello debes cumplir con los requisitos de la incapacidad temporal. La primera condición para beneficiarte es estar incluido en cualquier régimen de la Seguridad Social o ser trabajador del régimen especial de trabajadores autónomos (RETA), incluidos en el sistema especial de trabajadores agrarios que hayan optado por incluir esta prestación.

Además, debes estar afiliado y en alta o situación asimilada al alta mientras recibes asistencia sanitaria de la Seguridad Social y te sea imposible ir al trabajo. En cuanto al período de cotización necesario, debes haber cotizado 180 días dentro de los 5 años anteriores a la cuarentena.

Para estar tranquilo ante lo que pueda pasar, recuerda que los seguros de vida IATI te cubren a ti y a tu familia ante cualquier eventualidad. Podrás contratar las coberturas que necesites al mejor precio, 100 % on line, sin pruebas médicas ni trámites innecesarios.

Contenido Relacionado