¿Sabías que uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres padecerán cáncer a lo largo de su vida? En España, el número de casos que se detectan cada año no deja de aumentar, superando los 200.000 casos anuales, sobre todo por el envejecimiento de la población y la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la contaminación, la obesidad o el sedentarismo. Pero aunque la incidencia del cáncer es cada vez mayor también lo es la posibilidad de curación y la esperanza de vida de las personas afectadas, gracias a la evolución de la medicina y a las medidas de prevención. Con el objetivo de aumentar la concienciación sobre el cáncer y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y el control de la enfermedad, el 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer. Desde IATI, tu especialista en seguros de vida, nos sumamos a la lucha contra el cáncer y te contamos algunos aspectos clave a tener en cuenta para conocer y prevenir la enfermedad.

consejos prevenir cancer 

¿Cómo se produce el cáncer?

‘Cáncer’ es un término genérico bajo el que se engloban más de 200 variantes de la enfermedad, cada una con sus características particulares. Los más frecuentes en nuestro país son los de colon y recto, próstata, mama, pulmón y vejiga urinaria. El cáncer puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Se produce cuando las células normales mutan y adquieren la capacidad de multiplicarse sin control, invadiendo tejidos y otros órganos.

En el proceso normal, cuando las células envejecen o se dañan, mueren y son reemplazadas por nuevas células que el organismo forma a medida que las necesita. Sin embargo, en el cáncer este proceso se descontrola, ya que las células viejas o dañadas sobreviven cuando deberían morir. Además, las células nuevas se forman sin ser necesarias, crecen sin control y pueden llegar a formar tumores. Es cuando decimos que las células se convierten en cancerígenas, un proceso que puede durar años.

Cuando el cáncer se disemina por otras partes del cuerpo hablamos de metástasis. Las células cancerosas son capaces de desplazarse a través del corriente sanguíneo o del sistema linfático y de formar nuevos tumores en otras áreas, que tienen la misma naturaleza que el tumor primario.

Causas del cáncer

Cualquier persona puede tener cáncer a cualquier edad, aunque el riesgo de padecer la enfermedad aumenta a medida que se cumplen años. Alrededor del 90 % de los casos diagnosticados se produce en personas mayores de 50 años. Según los expertos, la mayoría de las mutaciones genéticas que se producen en el cáncer no son hereditarias, únicamente entre el 5 y el 10 % de tumores podrían estar relacionados con una predisposición genética.

Así, la mayoría de tumores tienen su causa en determinados factores que nos influyen después del nacimiento, sobre todo como consecuencia de hábitos de vida inapropiados o por la acción de agentes a los que estamos expuestos. De hecho, se considera que el 40 % de los cánceres están provocados por la acción de agentes externos que actúan sobre el organismo durante un período de tiempo. Entre estos factores de riesgo están el tabaco o el alcohol, la radiación, la exposición a productos químicos, la obesidad o la falta de ejercicio físico. El consumo de tabaco, por ejemplo, puede provocar cáncer de pulmón, de boca, de garganta, de riñón o de vejiga. Y la exposición prolongada a los rayos ultravioleta del sol sin la protección adecuada se asocia al cáncer de piel.

En otros casos, la enfermedad no se presenta por una causa aparente, sino por mutaciones espontaneas de los genes o por la acción de algún otro agente externo que no ha sido identificado.

Tipos de cáncer

Como hemos visto, existen más de 200 tipos diferentes de cáncer. Los tumores malignos reciben diferentes denominaciones en función de su naturaleza. Algunas de las más habituales son las siguientes:

  • Tumor que aparece en la capa de recubre los órganos y que representa el 80 % de los tumores cancerosos.
  • Sarcoma. Tumor que se origina en tejidos como cartílagos, grasa, músculos o huesos.
  • Leucemia. Cáncer en la sangre y la médula ósea, se presenta con aumento en los niveles de glóbulos blancos o leucocitos.
  • Linfoma. Cáncer del sistema linfático, se ve afectado un grupo de glóbulos blancos llamados linfocitos.

Consejos para prevenir el cáncer

Según la Organización Mundial de la Salud, un tercio de los tumores malignos podrían prevenirse evitando los factores de riesgo que los provocan y siguiendo unos hábitos de vida saludables. Así que apunta estos 5 consejos para prevenir el cáncer:

  • Adiós al tabaco. ¿Sabías que el tabaco es la principal causa de muerte en el mundo por cáncer y que provoca alrededor del 22 % de los fallecimientos anuales por esta enfermedad? El humo del tabaco produce cáncer de pulmón, esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago y cuello uterino. Otros productos de tabaco oral o sin humo también causan cáncer de boca, esófago y páncreas.
  • El alcohol, con moderación. El consumo de cualquier tipo de bebida alcohólica aumenta el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, por eso es recomendable limitar el consumo a dos bebidas diarias para los hombres y una para las mujeres. A más alcohol, mayor riesgo de cáncer. Los más frecuentes relacionados con el alcohol son los de boca, faringe, laringe, esófago, hígado, colorrectal y mama. Además, hay un mayor riesgo de padecer la enfermedad si además de consumir alcohol se consume tabaco.
  • Cuida tu dieta y haz ejercicio físico. La alimentación equilibrada se asocia a un menor riesgo de cáncer, para ello aumenta el consumo de frutas y verduras frescas, elige cereales integrales en lugar de refinados y limita el consumo de azúcares, carnes rojas y carnes procesadas. Por otra parte, recuerda que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo, así que mantén un peso corporal adecuado. Mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico de forma regular te ayudarán a estar en forma y prevenir la enfermedad.
  • Toma el sol con precaución. La radiación ultravioleta del sol provoca los principales tipos de cáncer de piel, como el melanoma, el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. Así que recuerda tomar el sol con un protector solar de al menos factor 30, evita estar al sol durante las horas centrales del día y utiliza sombreros, gafas oscuras y prendas de vestir que te protejan de los rayos ultravioleta. Por otra parte, los aparatos de broceado que emiten rayos ultravioleta se asocian también a cánceres de piel y oculares, así que limita su uso.
  • Vigila tu salud. Una observación de tu estado de salud va a ayudarte a detectar cualquier anomalía y actuar a tiempo. Sigue el calendario de vacunaciones recomendado. Ante cualquier sospecha, acude al especialista para someterte a un examen médico y descartar posibles tumores. Algunas infecciones podrían causar cáncer, así que debes estar especialmente alerta ante enfermedades como las hepatitis virales B y C, el virus del papiloma humano o la bacteria Helicobacter pylori. Por otra parte, ante la posible exposición a carcinógenos en el ámbito laboral, sigue a rajatabla las medidas de seguridad para evitar los riesgos.
consejos prevenir cancer
Sonia Bonet / Shutterstock.com

Superar el cáncer

La prevención es la mejor arma para luchar contra el cáncer, ya que, como en muchas otras enfermedades, detectar el tumor en una fase inicial va a aumentar las posibilidades de curación. Muchos cánceres comunes pueden detectarse en pruebas rutinarias antes incluso de que presenten síntomas, por eso es importante seguir los controles y revisiones médicas de forma periódica.

Una vez diagnosticado el cáncer, es habitual que se reciba la noticia con angustia y temor, pero mantener una actitud positiva va a ayudarnos en el proceso de curación. La medicina en este campo hace avances constantes y hoy en día existen tratamientos con resultados muy buenos. Un porcentaje importante de tumores pueden curarse con cirugía, radioterapia o quimioterapia, por ejemplo.

Para superar el cáncer es crucial el apoyo familiar y del circulo de amistades. Actividades como el yoga pueden también ayudarte a rebajar las tensiones a nivel emocional. Por otra parte, numerosas asociaciones ofrecen de forma gratuita servicios de información, acompañamiento y apoyo psicológico a enfermos y familiares, como la Asociación Española contra el Cáncer. Consulta en tu centro médico o en el ayuntamiento por las entidades que ofrecen este tipo de servicios en tu zona.

Contar con el respaldo de un buen seguro de vida que, llegado el momento, permita a la familia hacer frente a una eventual pérdida de ingresos, va a darnos también la tranquilidad necesaria en esta etapa. Desde tan solo 2,40 euros al mes, los seguros de vida IATI Vida Familiar e Hipotecas, IATI Vida Singles e IATI Vida Activa cubren con hasta 200.000 euros en caso de fallecimiento y de invalidez absoluta y permanente. Contacta con IATI y te asesoramos sobre cuál es la mejor opción en tu caso.

Contenido Relacionado