7 motivos por los que alquilar un tuk tuk en Sri Lanka es la mejor forma de conocer el país

¿Alguna vez se te pasó por la cabeza la idea de alquilar un tuk tuk? Estos vehículos de tres ruedas, presentes sobre todo en muchos países de Asia y América Latina, son normalmente usados por los turistas como taxis. Pero Sri Lanka es uno de los pocos países en los que puedes alquilar uno propio y recorrer el país con él, a un precio razonable para poder descubrir el país por tu cuenta.

Desde IATI, expertos en seguros médicos internacionales, te contamos por qué creemos que es una excelente idea recorrer Sri Lanka con tu propio tuk tuk

Viajar sin horarios marcados

Una de las grandes ventajas de alquilar tu propio vehículo, sea cual sea, es la libertad: poder moverte cuando quieras, desde dónde quieras y hacia donde quieras es uno de los motivos principales para alquilar tu propio tuk tuk.

Aunque Sri Lanka es un país que se puede recorrer perfectamente en transporte público (y a un precio muy asequible), sacarás mucho más partido a tu viaje si manejas tus tiempos a tu gusto y no dependes de los horarios de autobuses y trenes. Podrás cambiar tu ruta sobre la marcha y no perder tiempo buscando información de autobuses o esperándolos.

alquilar tuk tuk en Sri Lanka

Eso sí, no tienes porque perderte uno de los platos fuertes del viaje por viajar con tu proprio tuk tuk: si quieres hacer el increíble viaje en un tren colonial por las plantaciones de té entre Kandy y Ella, puedes negociar que te recojan y entreguen el tuk tuk mientras disfrutas de uno de los viajes en tren más bellos del Mundo.

viajar por Sri Lanka

Llegar a rincones inexplorados

Otra de las grandes ventajas de viajar en tuk-tuk es que podrás parar donde quieras, cuando quieras. Mientras que en el transporte público harás trayectos entre los puntos más turísticos de Sri Lanka, con tu propio tuk tuk podrás ir parando e improvisando sobre la marcha. Parar por el camino si ves un lugar que te llama la atención, charlar con gente local o simplemente perderte y descubrir lugares inexplorados es algo que hará de tu viaje por Sri Lanka algo más especial todavía.

Si quieres aventurarte por la zona menos turística de Sri Lanka, dirígete hacia el Norte. La ciudad de Jaffna, capital cultural de los tamiles, es la prueba de la heterogeneidad del pequeño país y donde tienes miradas y sonrisas de curiosidad aseguradas. Podrás hasta bañarte en la punta más al norte del país, en una de las playas de Point Pedro o visitar una isla hecha totalmente de coral, la curiosa isla de Delft.

Prueba salirte de la ruta marcada con tu tuk-tuk, y ver qué te encuentras.

alquilar un tuk-tuk

Bajar la velocidad del viaje, Slow Travel

Aunque los tuk tuk pueden alcanzar una velocidad de 60-70km/h, la velocidad máxima permitida legalmente es de 40km/h, así que viajar lento será una obligación que puedes aprovechar para aprender a disfrutar más del camino.

Teniendo en cuenta que Sri Lanka es una isla bastante grande, será una buena decisión hacer trayectos más cortos y con más paradas (recuerda, 120km de distancia son ¡más de 3 horas de conducción en el tuk tuk!), lo que te permitirá no ir corriendo de un lugar a otro y apreciar más cada lugar en el que paras.

El Suroeste del país es ideal para aplicar el “Slow Travel”: conducir con tu tuk tuk por la costa con el pelo al viento por las playas salvajes de Bentota, Mirissa, Tangalle, el paraíso surfero de Arugam Bay o bucear en los fondos marinos de Trincomalee o Nilaveli es un planazo.

que hacer en Sri Lanka

Como uno más en la carretera, el contacto con los locales

Cada vez más viajeros eligen alquilar un tuk tuk en Sri Lanka para explorar el país, pero sigue siendo una opción minoritaria entre las personas lo visitan. Así que es muy probable que mucha gente local con la que te cruces se sorprenda al ver un extranjero a los mandos del tuk tuk.

El hecho de que te vean conduciendo un tuk tuk es un gran rompe-hielo y mucha gente local se acercarán con una gran sonrisa a preguntarte de dónde eres, saber qué has hecho con el conductor, cómo y dónde has conseguido alquilar el tuk tuk, qué zonas vas a visitar…

También verás que alguna gente que te pita porque te quiere adelantar, en cuanto te vean les cambiará la cara, frenarán para ir a tu altura y te harán esas mismas preguntas ¡desde su tuk tuk!

Y es que una de las mejores cosas de Sri Lanka es su gente: te recibirán con una sonrisa y te ayudarán con el tuk tuk si tienes algún problema casi siempre sin pedir nada a cambio. Sólo hay un par de modelos de tuk tuk en todo el país, y prácticamente todo el mundo sabe cómo funcionan y cómo arreglarlos, así que sea cuál sea el problema, encontrarás alguien que te ayude.

conducir tuk-tuk en Sri Lanka

Hacer de taxista

Te darás cuenta de que los tuk tuk son sinónimo de taxi y de que la gente local cuando quiere ir algún lado estira el brazo en la carretera cuando pasa algún tuk tuk para preguntar si va en dirección a su lugar de destino y por cuánto dinero les lleva.

Si tienes la suerte de encontrarte con alguien en esta situación, puedes aprovechar para llevarle de forma gratuita e interactuar y conocer de forma más genuina a una persona local.

Esto te ocurrirá sobre todo en pueblos y carreteras menos transitadas pero que no te extrañe si también te ocurre en los alrededores de Sigiriya y la impresionante Roca del León, un imprescindible en tu viaje a Sri Lanka.

alquiler de tuk-tuk en Sri Lanka

Sin regateos

Regatear es una práctica común en Sri Lanka y no iba a ser menos en el caso de los taxistas tuktukeros: salvo que te encante regatear, tener que estar negociando el precio de cada trayecto cada vez que quieres moverte puede llegar a ser agotador.

Una ventaja más de alquilar tu proprio tuk tuk: te olvidarás del regateo en los trayectos y practicarás tus técnicas de negociación en otros momentos del viaje como, por ejemplo, cuando quieras comprar un recuerdo para traer en el regreso a casa y te parece que lo que te están pidiendo es excesivo. Eso sí, recuerda que la mayoría de las veces te estarán pidiendo un precio justo por su trabajo, así que no regatees en exceso.

es seguro Sri Lanka

Adrenalina y salir de tu zona de confort

No te vamos a engañar, conducir un tuk tuk en Sri Lanka no es facilísimo: es un vehículo con embrague y marchas, el estado de los mismos no es excelente (son vehículos viejos con mucho uso), se conduce por la izquierda, las reglas de la carretera son diferentes y es posible que en el camino hasta te puedas encontrar con… ¡elefantes en libertad!

Tampoco es tan difícil como mucha gente piensa: excepto en Colombo y Kandy, dos ciudades dónde sí se vive ese caos asiático que te estás imaginando, en la mayoría de carreteras de Sri Lanka eso no ocurre. Conducirás a tu tuk-tuk mayoritariamente por carreteras en buen estado y con poco tráfico, por lo que conducir no será un estrés sino una de las mejores partes del viaje por Sri Lanka.

Sí, los dos primeros días serán un poco más difíciles mientras aprendes a manejarte con el tuk tuk en un entorno diferente, pero te garantizamos que a partir de ahí sólo te quedará disfrutar…

itinerario de viaje

Artículo escrito por Inês Nunes de Randomtrip.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies