21 trucos para ahorrar cada mes en tus gastos fijos

Los gastos fijos son esos de los que no te puedes librar: las facturas del agua y la luz, la compra semanal de alimentos, las cuotas mensuales que te llegan puntualmente cada día 1, como la hipoteca o los seguros… Como no puedes vivir sin todas estas cosas, desde IATI, tu especialista en seguros de vida, vamos a intentar que afecten un poco menos a tu bolsillo. Estos trucos te ayudarán a conseguirlo. Objetivo: ahorrar.

Ahorrar en las facturas de los suministros

La electricidad, el gas y el agua y la conexión a Internet son gastos fijos que se llevan un buen pellizco de tus ingresos. En todos los casos, el consejo número 1 para ahorrar es este:

1. Busca, compara y si encuentras una tarifa mejor, cámbiate. En todas las compañías tienen ofertas, packs o tarifas reducidas en determinados horarios.

Pero hay muchas más opciones de reducir las facturas. Nos centramos en el agua y en la energía:

La electricidad

Estos son los electrodomésticos que más gastan:

  • el frigorífico
  • el televisor
  • la lavadora
  • el horno
  • el ordenador

 Para mantenerlos a raya:

2. Asegúrate de que la potencia que figura en tu contrato es la que necesitas, puede que estés pagando de más por tener demasiados kilovatios.

3. No metas en la nevera alimentos que todavía estén calientes, o la obligarás a trabajar más de la cuenta (y a consumir todavía más).

trucos para ahorrar

4. Pon la lavadora solo cuando esté llena, con el detergente justo para evitar que deje residuos y, si la ropa no está muy sucia, con agua fría. Y no olvides limpiar el filtro a menudo, la cal acumulada también hace aumentar el consumo.

5. No abras la puerta del horno mientras está funcionando, perderá un montón de grados de golpe y tendrá que trabajar más para recuperarlos. Lo mismo pasará si metes alimentos congelados: doble trabajo para el horno, doble gasto para ti.

6. Cuando compres un electrodoméstico nuevo, asegúrate de que sea eficiente.

7. No utilices lo que no sea imprescindible: si hace sol, tiende la ropa fuera en vez de poner la secadora; si sales de una habitación, apaga la luz; si no estás usando un aparato, desenchúfalo (en standby también consumen)…

El gas

O el butano, el gasóleo o el propano. Utilices el sistema que utilices para calentar, ten especial cuidado en los meses de invierno con la calefacción. Estas son algunas de las medidas que puedes tomar:

8. No subas el termostato por encima de los 21 grados. No necesitaréis más si vais vestidos con la ropa normal para los meses más fríos. Nada de entrar en casa y ponerse una camiseta de manga corta.

9. Por la noche, es mejor bajar dos o tres grados el termostato que quitar la calefacción: la temperatura bajaría demasiado y al encender de nuevo la caldera esta tendría que hacer un gran esfuerzo para volver a alcanzar la temperatura de confort.

10. ¡El sol calienta! Si hace un bonito día, sube las persianas y recoge los toldos, la temperatura subirá y ahorrarás trabajo a la caldera.

11. En la cocina, aprovecha el calor residual de los quemadores para acabar de cocinar los alimentos.

ahorrar en casa

El agua

12. Un baño implica el gasto de unos 150 litros de agua. Una ducha rápida, 30. Está claro, ¿verdad?

13. Recoge en un cubo el agua que todavía no sale caliente cuando te vas a duchar. Te servirá para fregar el suelo o regar las plantas.

14. Ojo con los grifos: ciérralos siempre que no los uses (mientras te cepillas los dientes, o te enjabonas las manos…).

15. Riega las plantas a primera hora de la mañana o antes de irte a dormir. Si lo haces a pleno sol el agua se evaporará rápidamente y tendrás que echar más.

16. Si tu factura se dispara, es posible que tengas una fuga. Contacta con la compañía, ellos te ayudarán a comprobarlo.

ahorrar en gastos domésticos

Ahorrar en la cesta de la compra

Planificar, planificar y planificar. No hay otra manera de ahorrar en los gastos de la casa. Cada dos por tres tenemos que comprar alimentos, productos de limpieza, ropa y calzado… ¿Cómo planificarlo bien?

17. Antes de ir a comprar, pregúntate si realmente lo necesitas y en qué momento lo vas a utilizar o a consumir. Una vez respondida esta pregunta, descarta lo que no tiene una finalidad clara: es un capricho, no una necesidad.

18. No vayas a comprar comida con hambre. Si lo haces, todo te entrará por los ojos.

19. Seguimos con la comida: intenta comprar al día. Solo lo que vayas a necesitar para las próximas comidas. Es la manera más eficaz de aprovechar lo que se compra y no acabar tirando productos que se han estropeado después de dormir días y días en la nevera. ¿Sabes que cada español tira en una semana más de medio quilo de alimentos a la basura? El coste de este despilfarro son unos 250 euros por persona al año. Si en tu familia sois cuatro, podéis estar tirando 1.000 euros anuales.

Ahorrar en las cuotas de los seguros

La hipoteca es a menudo el gasto mensual más elevado de un hogar. Con el banco te será difícil negociar para que te bajen el diferencial y poder ahorrar algo en este concepto, pero si también tienes contratados con ellos los seguros de vida de la familia, ahí sí tienes una importante opción de ahorro.

Lo primero es saber qué debes tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de vida y cuál es el producto que más te conviene. Y lo segundo, con quién lo vas a hacer. Estos consejos te ayudarán a decidirte:

20. Estudia el mercado y compara precios, ¡vale mucho la pena! Los bancos te cobran por tu seguro de vida un 48% más de media que una aseguradora especializada como IATI. Por poner un ejemplo, el IATI Vida Familiar e Hipotecas te puede suponer una factura mensual de apenas 8,70 euros al mes. ¿Cuánto te cobra el banco?

Importante: por mucho que te lo repitan, debes saber que no estás obligado a contratar ningún seguro con el banco, eres libre de hacerlo con quien quieras.

21. Si tienes tu seguro de vida vinculado a la hipoteca, pero te gustaría cambiar para poder ahorrar en la factura, no hay problema. Cancelar el seguro de vida vinculado a la hipoteca  es mucho más fácil de lo que imaginas. Consúltanos y te explicaremos cómo hacerlo.

ahorrar seguro de vida

¿Qué te parecen estos 21 trucos? ¿Verdad que no son demasiado difíciles de aplicar? Una idea genial: si consigues llevarlos a buen término y cada mes reservas el dinero que ahorras en luz, gas, agua, comida, seguros y todo lo demás, cuando lleguen las vacaciones podrás invertirlo todo… ¡en un viaje genial! En el blog de IATI encontrarás un montón de propuestas interesantes. ¡Que lo disfrutes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies