Familias: afrontar las dificultades y aumentar el bienestar

Se acerca el Día Internacional de las Familias, una festividad que se celebra el 15 de mayo en todo el mundo para concienciar sobre el papel clave de las familias en la educación de los hijos y fomentar los lazos familiares. Sabemos que educar no es tarea fácil, especialmente en la denominada era digital. Por eso, desde IATI, tu especialista en seguros de vida, nos unimos a esta celebración impulsada por Naciones Unidas para reivindicar y apoyar el papel de las familias en la sociedad actual.

¿Cuántos tipos de familias hay y cuáles son?

No podemos hablar de familias sin tener en cuenta la enorme diversidad de modelos familiares existentes en la sociedad actual. Y es que la familia tradicional ha dado paso en las últimas décadas a un amplio abanico de posibilidades de convivencia: familia monoparental, adoptiva, sin hijos, compuesta, homoparental…

Aunque está claro que cada casa es un mundo, muchos de los problemas que nos quitan el sueño son comunes en todos estos hogares. Sobre todo, en las cuestiones relacionadas con la educación y la salud de los hijos, la conciliación o la estabilidad económica. ¿Cuáles son las principales preocupaciones de las familias y cómo enfrentarse a ellas? Te lo contamos.

niños adictos a las pantallas

Adictos a las pantallas

Tus hijos están ‘atrapados’ en las pantallas, les cuesta centrarse en los estudios y sientes que estás perdiendo el control. ¿Te suena, verdad? De hecho, el uso y abuso de las tecnologías es uno de los quebraderos de cabeza de las familias españolas en la actualidad. ¿Qué hacer al respecto? Los expertos nos dan algunas recomendaciones, como instalar los equipos informáticos en zonas comunes de la casa, limitar el tiempo de uso de las pantallas o utilizar plataformas de control parental, con las que podrás monitorizar y restringir el uso que hacen tus hijos de Internet y redes sociales.

Mencion aparte merecen el ciberbullyng y el grooming, problemas más severos ante los que debemos estar alerta.

En el caso del ciberbullyng, se trata del acoso por medios telemáticos, como Internet, móviles o videojuegos on line, y especialmente a través de redes sociales. El ataque puede ser a una sola persona o a varias, posiblemente divulgando información falsa o fotos personales, habitualmente de carácter íntimo.

En el grooming, el acoso es de naturaleza sexual y es ejercido por una persona adulta hacia un menor, a través de Internet. En este tipo de engaño pederasta, es habitual que el acosador simule ser una persona de la misma edad que chatea o juega con nuestro hijo/a para ganarse su confianza, obtener sus datos personales y pedirle el envío de fotos o vídeos íntimos con los que después intentará chantajearle para conseguir cada vez más material pornográfico o llegar a abusar sexualmente de él.

Algunos consejos para evitar el grooming son mantener el anonimato en las redes, no subir fotos propias o de amigos en webs o redes públicas, especialmente si pueden tener un contenido sexual, y rechazar los mensajes de tipo sexual o pornográfico. Como padres y madres, debemos estar alerta a cualquier cambio de comportamiento en nuestro hijo/a, que pueda reflejar algún tipo de problema, como una bajada brusca en sus notas, el cambio de amistades o molestias físicas (dolor abdominal o de cabeza, por ejemplo). Intenta vías de comunicación que te permitan saber qué está pasando y cómo ayudar a tu hijo desde un punto de vista positivo y sin caer en la culpabilización. Si la situación se desborda o no sabes cómo afrontarlo, consulta a un profesional.

Salud y adicciones                             

La salud es uno de los temas que más preocupaciones genera a las familias con hijos, y, con ella, las adiciones. Entre los temas de salud mencionaremos trastornos de alimentación como la anorexia y la bulimia, en los que el adolescente percibe una imagen distorsionada de su propio cuerpo. Para la prevención de estas enfermedades, tienen una importancia vital aspectos como el entorno y los hábitos de alimentación familiares. Los expertos señalan que la mejor prevención es la educación en una nutrición saludable. Como padres y madres, nuestro papel es fundamental, fomentando una alimentación equilibrada y acompañando a nuestros hijos en las comidas principales del día, siempre que sea posible.

alimentación de los niños

En el caso de las adicciones, nos preocupa -y mucho- el consumo de alcohol entre los jóvenes. ¿Sabías que el consumo de alcohol en España suele iniciarse alrededor de los 13 años? Es la edad en la que los adolescentes empiezan a salir de casa, y es en estas actividades de ocio al aire libre donde el alcohol gana protagonismo. De hecho, según datos del Ministerio de Sanidad, 6 de cada 10 adolescentes se han emborrachado alguna vez en su vida y 1 de cada 3 lo ha hecho en el último mes. De nuevo, la prevención es fundamental. Concienciar al adolescente de los graves efectos sobre su salud física, psíquica y social que conlleva el consumo de alcohol, a la vez de proporcionarle alternativas de ocio saludable, parecen las mejores armas para evitar conductas de riesgo.

Conciliación familiar, asignatura pendiente

¿Quién no ha tenido problemas alguna vez en su vida para recoger a los niños del colegio o para cuidar unos días a un familiar enfermo? Y es que la conciliación es el eterno problema de las familias españolas. Una dificultad del día a día que comporta en la mayoría de los casos una renuncia de las mujeres a prosperar en su carrera profesional, por no hablar del gasto extra en actividades extraescolares y campamentos de verano.

Aunque resolver esta cuestión pasa por una mayor concienciación social, medidas políticas y una mejor organización de horarios laborales, sí hay pequeñas cosas que podemos hacer para mejorar la logística del día a día y conseguir ganar minutos al reloj. Algunas ideas: repartir mejor las tareas entre los dos miembros de la pareja (y con los hijos cuando tengan edad y capacidad suficiente), una mejor planificación y organización (priorizando aquello que es más importante en cada momento) y renunciar a la perfección sin culpabilizarse.

familia tradicional

Bienestar emocional y seguridad familiar

Conseguir el bienestar de nuestra familia en una sociedad frenética como la actual no parece sencillo, aunque la vida nos ofrece oportunidades para ello a diario. Enfrentarse uno mismo a los retos del día a día de forma positiva; buscar momentos de juego y complicidad con los hijos; disfrutar de actividades familiares tanto en casa como al aire libre; transmitir valores de vida útiles y positivos; buscar espacios para el diálogo en familia y, en definitiva, estrechar los lazos que nos unen, nos va a ayudar a conseguir el bienestar emocional que buscamos.

Por otra parte, nos preocupa asegurar a nuestra familia la estabilidad económica necesaria para hacer frente no solo a los gastos del día a día, sino también a costes futuros, como los de la universidad de los hijos. La percepción de estabilidad y protección que podamos transmitir a nuestros hijos les va a aportar la seguridad necesaria para enfrentarse ellos mismos a los retos de la vida con la suficiente solvencia emocional. Por eso, desde IATI hemos creado el seguro de vida IATI Vida Familiar e Hipotecas, un seguro de vida barato que aporta a los tuyos la protección y seguridad que necesitan, ya que, en caso de producirse un acontecimiento inesperado, tu familia va a poder hacer frente al pago de la hipoteca y de los gastos familiares, incluso de la educación futura de tus hijos. Contrata un seguro de vida con IATI y vive tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies