Qué ver en San Cristóbal de las Casas, México

Dicen que San Cristóbal de las Casas es uno de los pueblos mágicos más bonitos de México, y la verdad es que el corazón de los altos de Chiapas tiene un encanto que no deja indiferente a nadie. Desde IATI, hemos preparado una pequeña guía para que no te pierdas lo que hay que ver en San Cristóbal de las Casas. Esta propuesta está adaptada para 4 días, aunque sabemos que cada viajero tiene su propio ritmo, por lo que tenemos dos propuestas extras al final de este artículo por si decides alargar un par de días tu recorrido en San Cristóbal. Prepara tu equipaje y hazte con tu seguro de viaje internacional, que ponemos rumbo a México

Qué ver en San Cristóbal de las Casas

Día 1: El Arcotete

El primer día es perfecto para recorrer la ciudad con tranquilidad. Los amaneceres desde la iglesia de Guadalupe tiñen las calles de dorado y regalan unas vistas increíbles, así que te recomendamos que madrugues y veas salir el sol desde la cima de la escalinata más famosa de San Cristóbal.

Después de desayunar y pasear por las coloridas calles del centro, puedes escaparte al Arcotete; una de las zonas naturales preferidas por los coletos (gentilicio cariñoso a los nacidos en San Cristóbal) que cuenta con una de las cavidades montañosas más impresionantes de la zona.

Por la noche, al volver al centro de San Cristóbal, te animamos a que disfrutes de sus calles animadas pero, sobre todo, no te pierdas la marimba en la plaza principal. Al atardecer, los músicos se reúnen allí para hacer sonar uno de los instrumentos más típicos de Chiapas.

que ver en San Cristobal de las Casas

Día 2: Pueblos indígenas

A pocos kilómetros de San Cristóbal de las Casas se encuentran los pueblos de Zinacantán y San Juan Chamula. El primero es conocido por sus cultivos de flores, pero principalmente, en Zinacantán la gente te abrirá las puertas de sus casas para mostrarte el proceso de creación de sus tejidos florales e invitarte a probar el tradicional pox; una bebida maya a base de maíz.

En la misma carretera hacia Zinacantán se encuentra el pueblo de San Juan Chamula. La vida de los chamulas gira en torno a su iglesia, que aún se rige por los usos y costumbres del pueblo indígena. El pago de la entrada te da derecho a adentrarte en un misterioso sincretismo maya-cristiano, en el que los santos son venerados con pox, gallinas y rezos en la lengua local. Así, a través de ellos, los chamanes son capaces de curar y aliviar las enfermedades.

Definitivamente, San Juan Chamula es uno de los lugares imprescindibles que ver en San Cristóbal de las Casas y su visita es una de las experiencias más impresionantes que puedes vivir en Chiapas.

San Juan Chamula desde San Cristobal de las Casas

Día 3: El Cañón del Sumidero

Tampoco deberías perderte la navegación por el Cañón del Sumidero cuando viajes a Chiapas. El embarcadero se encuentra en Chiapa de Corzo, pero la excursión la puedes hacer con una agencia o independientemente desde San Cristóbal de las Casas.

Navegar por las aguas de ese cañón te permitirá ver monos, caimanes, aves y algunos de los mejores paisajes de México. Aunque si quieres una experiencia completa del cañón, te recomendamos que visites también los miradores. Desde la capital de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, puedes acceder a una de las carreteras más escénicas del estado. Allí verás desde lo alto todo aquello que en la navegación has podido observar tan de cerca.

ir de San Cristobal de las Casas al Cañón del Sumidero

Día 4: Lagos de Montebello

La frontera sur de México está llena de lagos, pero unos de los más bellos son los lagos de Montebello. Desde San Cristóbal de las Casas se organizan excursiones que te permiten acceder a los lagos principales y más conocidos, pero si alquilas tu propio coche, podrás tener más libertad para recorrer los lugares que prefieras y disfrutarlos durante tanto tiempo como quieras.

visitar Lagos de Montebello

Más cosas que hacer en San Cristóbal de las Casas

Visitar Toniná

Esta propuesta de lugares para ver en San Cristóbal de las Casas durante cuatro días nos parece suficientemente completa, aunque obviamente los altos de Chiapas tienen muchísimas más cosas que ofrecer, entre ellas una de las zonas arqueológicas más importantes de la antigua cultura maya.

Toniná se encuentra cerca de la ciudad de Ocosingo, a la que se puede llegar después de un sinuoso viaje de poco menos de dos horas desde la terminal de San Cristóbal de las Casas. Quizás el viaje no es fácil si eres susceptible al mareo, pero te prometemos que merece la pena.

Esta zona arqueológica tiene la pirámide más alta de Mesoamérica y, además, es uno de los yacimientos menos visitados de México, así que es un buen lugar para disfrutar de los restos de una antigua ciudad maya sin los habituales grupos de turistas que suelen encontrarse en las zonas arqueológicas del sur del país.

ruinas de Toniná

Conocer los Lagos de Colón

Si te gusta la naturaleza y especialmente disfrutas con los lagos, puedes extender tu recorrido hasta los lagos de Colón. Esta increíble red de lagos y lagunas se extiende hasta Guatemala, por lo que el viaje se alarga hasta la frontera de ese país. Nuestra recomendación es que le dediques un día entero, porque tiene muchos rincones por explorar (incluyendo la zona arqueológica de El Lagartero) y su sistema de cascadas, bosques y lagunas merece que le dediquen su tiempo.

En la zona hay cabañas en las que se alquilan habitaciones a precios asequibles, aunque también hay la posibilidad de alquilar un espacio para acampar. Esta segunda opción es más barata y te permite un contacto más cercano con la naturaleza del lugar.

Lagos de Colón México

Hay muchos más rincones increíbles en Chiapas, pero para visitarlos todos deberías extender tu viaje por San Cristóbal de las Casas durante varias semanas. No es extraño que este lugar acabe atrapando a los viajeros y lo tomen como base para seguir explorando uno de los estados más fascinantes de México. Las callecitas empedradas, las casas de colores, las comunidades indígenas, el buen café, las tortillas hechas a mano… Todo contribuye a que te quedes embobado por el encanto de San Cristóbal.

Así que prepara tu equipaje, apunta bien estos lugares que te recomendamos, contrata tu seguro de viajes y anímate a conocer la cara de México más salvaje y enigmática.

Artículo escrito por Irene García, de Crónicas de una argonauta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies