9 planes que hacer en Marruecos

Marruecos es el país de nuestro entorno con una cultura más diferente a la europea. Resulta increíble que con solo cruzar un estrecho de 14, 4 kilómetros lleguemos a un lugar tan diferente y que, como todos los países árabes, resulta tan acogedor.

Lo mejor de visitar Marruecos es perderte por las medinas, ir conociendo a sus gentes y regatear mientras vas descubriendo poco a poco ese conjunto de olores que desprenden. Aunque por otro lado también hay unos paisajes espectaculares. Desde IATI te queremos presentar el país mediante 9 planes con los que vas a descubrir que hacer en Marruecos en todos los sentidos.

1. Dormir en el desierto

Te podemos garantizar que dormir en el desierto es una experiencia única y que recordarás toda tu vida. La inmensidad, el silencio y las estrellas te harán sentirte insignificante en medio de la nada.

que hacer en Marruecos

Por cierto, si vas en pareja y buscas previamente un campamento tranquilo podrá ser una experiencia muy romántica. En Marruecos todo es posible así que saca tu vena negociadora y ya verás como encuentras un lugar a tu medida.

2. Visitar la medina de Marrakech y la plaza de Jamaa el Fna

La medina de Marrakech es todo lo contrario al desierto, un lugar en constante ebullición desde primera hora de la mañana y en el que aunque no lleves la más mínima intención de comprar terminarás cayendo. Perderse por sus calles en donde encontrarás un vendedor tras otro es una experiencia. Una vez que llegue la hora de salir pregunta que te ayudarán encantados.

Te recomendamos que lleves más o menos pensado lo que quieres comprar previamente y que regatees con responsabilidad. Regatear en Marruecos es cultural y está bien hacerlo pero no está de más contribuir al desarrollo del país pagando un precio más alto del que pagaría un local siempre que sea un precio justo para ti.

plaza de Jamaa el Fna, que ver en Marruecos

3. Comer ante las cascadas de Ouzoud

Las Cascadas de Ouzoud están a medio camino entre Marrakech y Fez. Es un paraje precioso que se sitúa en un terreno arcilloso en el que también podrás ver numerosos ríos, escarpados desfiladeros e incluso huellas de dinosaurios o pinturas rupestres.

El paseo desde donde aparcas el coche hasta la mejor vista de la cascada dura unos 20 minutos. Durante el mismo irás viendo numerosos restaurantes en los que probar un cous cous o cualquier otra comida típica de Marruecos. Algunos de los últimos tienen vistas espectaculares a la cascada, te recomendamos que no te pares en el primero que veas aunque vayas con hambre.

cascadas de Ouzoud, visita que hacer en Marruecos

4. Pasar el Atlas conduciendo tu propio coche

La Cordillera del Atlas es el conjunto montañoso más alto de Marruecos. Será necesario pasar por allí si haces el camino entre el desierto de Merzouga y Marrakech. Las carreteras van serpenteando por las montañas y los paisajes son espectaculares.

Si te atreves a ir conduciendo tu propio coche debes tomar más precauciones de las habituales, especialmente con los camiones. No te recomendamos demasiado hacer este trayecto por la noche, ya que la carretera no está en muy buen estado.

Cordillera del Atlas, imprescindible que ver en Marruecos

5. Comer pescado en el puerto de Esaouira

Esaouira es una bonita ciudad amurallada junto al mar que está a poco más de una hora de Marrakech. No dejes de recorrer sus calles en las que aún se deja ver la decadencia del pasado colonial de la ciudad.

Si te das un paseo por el puerto verás muchos restaurantes en los que puedes comer pescado y marisco a muy buen precio. Todos tienen grandes expositores a la entrada para que tú mismo elijas lo que te apetece comer.

puerto de Esaouira, Marruecos

6. Recorrer la costa Entre Esaouira y Agadir

Entre estas dos ciudades tienes kilómetros y kilómetros de costa con grandes playas prácticamente vírgenes y en las que casi no hay gente por lo que es una zona ideal para recorrer en una furgoneta ya que podrás dormir en medio de la naturaleza.

Esta zona de Marruecos es bastante ventosa por lo que probablemente tus principales compañeros sean surfistas de todas partes del mundo.

Esaouira y Agadir, Marruecos

7. Visitar las curtidurías de Fez

Fez es una de las ciudades más visitadas de Marruecos y tiene una medina preciosa de la que puedes ser realmente complicado salir. Si tienes problemas encontrarás rápido alguien que te ayude a cambio de una pequeña propina.

Pero sin duda alguna lo que todos recordamos son las curtidurías en donde aún se seca y tiñe el cuero de forma totalmente artesanal. Un lugar colorido y con un olor muy característico que se hace imprescindible conocer.

curtidurías de Fez, Marruecos

8. Pasear por Chefchaouen, la ciudad azul

Chefchaouen suele ser el primer acercamiento a Marruecos, sobre todo cuando se cruza el estrecho en Ferry desde Algeciras o Tarifa. Eso no debe confundirte ya que sin duda alguna es una de las ciudades más bonitas de todo el país con sus casas encaladas de un inconfundible color azul.

Si no quieres ir en tu coche hay buenas comunicaciones entre Tánger y esta Chefchaouen, ya sea en autobús o en uno de los míticos taxis compartidos Mercedes Benz de color azul. Estos coches se importan de segunda mano de Europa y en Marruecos pueden durar décadas.

Chefchaouen, imperdible que hacer en Marruecos

9. Alcazarquivir, una ciudad a la que llegan pocos turistas

Alcazarquivir es una ciudad que pese a estar cerca de ciudades bastante visitadas como Chef Chauen, Asilah o Larache está totalmente fuera del recorrido que se suele hacer por el norte de Marruecos lo que hace que aun conserve la autenticidad que se pierde con la llegada masiva de visitantes.

Es un centro agrícola en el que destaca en barrio de Bad el Qued con la Mezquita Grande y la Alcazaba de los Gailán, lugares que encontrarás fácilmente caminando por el centro. La medina no es tan espectacular como otras de Marruecos pero si te animas a ir verás que la relación con los comerciantes es muy diferente.

Bueno, ahora que ya saber todo lo que hay que hacer en Marruecos solo piensa que durante el viaje siempre debes respetar su cultura. Una de las mayores riquezas de viajar es que conocer otras culturas te ayuda a ser más tolerante y a fin de cuentas mejor persona. Aprovecha tu viaje a Marruecos para ello.

Artículo escrito por Jose Lop, del blog El viaje me hizo a mí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies