Las mejores experiencias que puedes vivir en Zanzíbar

¿Te apetece viajar a uno de los destinos más deseados del océano Índico? Perfecto porque hoy en el blog de IATI Seguros internacionales de viaje te traemos una selección con las mejores experiencias que puedes vivir en Zanzíbar. Espectaculares playas y atolones de arena blanca, cientos de azules y verdes tiñendo el mar, resorts, fondos marinos, especies endémicas… Tú solo recuerda que en Zanzíbar todo funciona en modo pole-pole, o lo que es lo mismo, poco a poco, así que deja en casa las prisas y el estrés porque ponemos rumbo al paraíso. A un lugar donde todos los problemas se solucionan con un Hakuna Matata.

viajar a Zanzibar

Las mejores experiencias que puedes vivir en Zanzíbar

Llegar a Zanzíbar

20 minutos de vuelo, pequeñas avionetas de unas 12 plazas y una isla que viene a ser la mitad que Mallorca a tus pies. Sin duda, esta corta travesía es la mejor tarjeta de presentación de esta perla africana varada a 36 kilómetros de la costa de Tanzania.

Aunque se puede llegar a la isla desde varios aeropuertos internacionales, la mayoría de los viajeros despega de Dar es Salaam (Tanzania) y sobrevuela el océano para llegar a Zanzíbar. Otra opción son los transbordadores que parten del puerto de Dar es Saalam. Los ferries rápidos tardan unas 2 horas y los lentos, más económicos, 4. Las taquillas oficiales se encuentran en el edificio Azam Marine-Coastal Fast Ferries.

llegar a Zanzibar

Disfrutar de la vida en playas de ensueño

Conducir por maltrechas carreteras tiene su recompensa: acceder a las impresionantes playas de Zanzíbar, para muchos, las mejores de África. En la costa oriental se concentran las más hermosas. Grandes extensiones de arena blanca protegidas por arrecifes de coral y esbeltas palmeras que discurren desde Nungwi, uno de los principales enclaves turísticos del extremo norte de la isla dónde podrás ver cómo se construyen los dhows, hasta Jambiani, una playa famosa por los increíbles tonos turquesa de sus aguas. Toma nota de estos nombres: Kendwa, muy cerca de Nungwi y donde siempre se puede nadar; Pongwe, tranquila y poco masificada; Matemwe, con su animado poblado y su fina arena, y Paje, un spot ideal para practicar kitesurf. Eso sí, ten en cuenta que nadar en las cálidas aguas del Índico depende siempre de la marea.

mejores playas

 

Precisamente en estas playas podrás contratar todas las excusiones que te vamos a ir recomendando e incluso modificarlas a tu gusto negociando con el personal. Otra opción para reservarlas es acudir a una agencia.

Navegar a bordo de un dhow por la bahía de Menai

Una de las actividades más populares de Zanzíbar es navegar por la bahía de Menai, una reserva marina situada en el suroeste, salpicada de bancos de arena de postal, manglares y arrecifes de coral. Lo harás a bordo de un dhow, una embarcación de vela de origen árabe que en su día transportaba mercancías y hoy, básicamente, viajeros con alma de exploradores. El plan de viaje: practicar snorkel, tomar el sol en algún islote deshabitado, fondear para comer –normalmente una barbacoa tipo buffet- y acabar prendado de este rincón de Zanzíbar protegido desde 1997. ¿Un consejo? Si la marea está baja, tendrás que ir caminando hasta el barco así que no olvides llevar una mochila impermeable y chanclas cerradas.

bahía de Menai

Recorrer Stone Town en busca del alma de Zanzíbar

Sería imperdonable que viajaras a Zanzíbar sin detenerte en Stone Town, el casco viejo de su capital. Un fascinante laberinto de callejuelas, declarado Patrimonio de la Humanidad, por el que desfilan cuantas culturas quisieron conquistar la isla. Sus famosas puertas de madera tallada con grandes piezas de latón que se utilizaban para disuadir a los elefantes, el mercado de Darajan -donde la vida transcurre ajena al turismo-, el antiguo fuerte omaní, los baños persas, sus  desconchadas casas de piedra coralina, los animados jardines de Forodhani, la Casa de las Maravillas, la catedral anglicana, las sobrecogedoras celdas del antiguo mercado de esclavos que recuerdan que esta isla fue en su día el principal centro de tráfico de esclavos de África… Pronto descubrirás que la patria de Freddy Mercury bien merece que dejes el dolce far niente playero por unas horas. Un consejo: trata de esquivar a los papasi, los guías no oficiales que tratarán de convencerte para que contrates sus servicios.

Stone Town

Desde Stone Town puedes coger un barco para llegar a Prison Island. Su pasado como cárcel de esclavos y centro de cuarentena para enfermos ya es historia y hoy es una reserva natural con tortugas gigantes traídas desde Seychelles a finales del siglo XIX.

Caminar por el bosque de Jozani para ver a los últimos colobos rojos

Tampoco deberías abandonar la isla sin acercarte al bosque de Jozani porque este parque nacional es el único lugar del mundo en el que habita el mono colobo rojo, una especie en serio riesgo de extinción. Se calcula que hay unos 2.300 ejemplares, son muy confiados y apenas se inmutan con la presencia de los turistas. Otro atractivo de Jozani es que es el último reducto de bosque tropical que queda en Zanzíbar. Eso sí, como hay mucha humedad y suele hacer mucho calor, está plagado de mosquitos por lo que te recomendamos vestir con pantalón y camiseta de manga larga, embadurnarte bien de repelente y -aunque hay una pequeña cafetería- llevar agua para hidratarte. También debes saber que se trata de una visita guiada de unas 2 horas de duración en la que descubrirás, entre manglares, enormes caobas y sicomoros, el gran valor ecológico de esta zona.

colobos rojos

Comer o tomar algo en The Rock

Una experiencia brutal en formato de pequeño lujo. Es lo que vivirás si reservas mesa en The Rock, un pequeño restaurante enclavado en una roca al que solo se puede llegar en barca con marea alta y que reina en miles de galerías de Instagram. No vamos a negar que es muy turístico, pero se come bien y solo por su emplazamiento, frente a la playa Michanwi Pingwe y rodeado de la magia del Índico, merece la pena.

Visitar una plantación de especias

En el siglo XIX, bajo el sultanato omaní, Zanzíbar vivió una época dorada gracias al comercio de clavo y otras especias. Hoy en día, aunque su peso en la economía nacional es mucho menor, todavía hay plantaciones en el centro de la isla que puedes visitar contratando una excursión. Allí conocerás las propiedades culinarias y terapéuticas de especias como el omnipresente clavo, la vainilla, la pimienta negra, la canela, la nuez moscada o el cardamomo, y descubrirás exóticos frutos tropicales que probablemente no conozcas. Son un par de horas nada más así que si te apetece, ya sabes.

Practicar snorkel o submarinismo en el atolón de Mnemba

Si lo tuyo es bucear, los fondos marinos que buscas están en el atolón de la diminuta isla de Mnemba, el área marina protegida más famosa de Zanzíbar. Arrecifes de coral, atunes, barracudas, peces de colores e incluso tortugas verdes y delfines. Una actividad perfecta para descubrir que la belleza submarina de esta isla es tan fascinante como la terrenal.

buceo en Mneba Zanzibar

Coleccionar atardeceres de escándalo

En los jardines de Forodhani, en un islote desértico, tumbado en la hamaca de un resort con un cóctel en la mano… Da igual donde estés. Las puestas de sol de Zanzíbar son de las más bonitas que verás en tu vida. El sol desciende lentamente, el cielo se tiñe de vivos tonos rojizos y anaranjados, la arena se vuelve dorada… Si deseas detener el tiempo para que los atardeceres de Zanzíbar sean eternos, tranquilo, a todos nos ha pasado.

atardecer en Zanzibar

Ahora ya conoces las mejores experiencias que puedes vivir en Zanzíbar, una isla cuyo encanto no se reduce a las playas que jalonan su litoral. Hay mucho más que experimentar al abrigo de un clima ecuatorial que permite descubrirla todo el año. ¿Un paraíso terrenal? Exacto.

Artículo escrito por Alícia Bea, de Objetivo Viajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies