8 lugares que ver en Bolonia

Seguramente, si te decimos que pienses en ciudades italianas te vengan a la mente Roma, Venecia, Milán, Nápoles o Florencia. No vamos a poner en duda el gran potencial turístico que estas preciosas urbes tienen, pero queremos hoy presentarte los motivos por los que Bolonia debería ser incluida en tu próxima ruta por Italia. Estos son algunos de los imprescindibles que ver en Bolonia que desde IATI Seguros de Viaje creemos que no deberías perderte. ¿Nos acompañas?

Imprescindibles que hacer y ver en Bolonia

1. La Piazza Maggiore

Si existe un lugar ideal para empezar a explorar la ciudad y descubrir todo lo que tiene hay que ver en Bolonia, éste es sin duda la Piazza Maggiore, o Plaza Mayor. Con 115 metros de largo por 60 de ancho, la plaza principal de la zona medieval está rodeada de algunos de los edificios más emblemáticos. Ahí te esperan el Palazzo dei Notai de 1420, el Palazzo Comunale de 1290, el Palazzo del Podestà de 1201, el Palazzo dei Banchi de 1412 y la preciosa Basílica de San Petronio que se empezó en 1390 y nunca llegó a ser completada. Si tienes la oportunidad de visitar Bolonia durante el mes de julio, podrás disfrutar del festival de cine que organiza la Cineteca de Bologna, el “Sotto le stelle del Cinema” (Bajo las estrellas del cine) , éste reúne en cada jornada a más de 3000 personas y es uno de los mayores festivales de cine a cielo abierto de toda Italia.

Qué hacer y qué ver en Bolonia

2. Basílica de San Petronio

Presidiendo la Piazza Maggiore verás fácilmente la Basílica de San Petronio, la iglesia principal de Bolonia. Sus medidas, 132 metros de largo, 60 de ancho y una altura de cúpula de 45 metros, la convierten en la quinta iglesia más alta del mundo.  Está dedicada a San Petronio, el patrono del ciudad, y cuando fue ideada se pretendía que sobrepasara en dimensiones a la Basílica de San Pedro, en Roma. Tan pronto el pontífice de la época se enteró del proyecto, lo bloqueó para que la de San Pedro siguiera conservando su puesto. En ella se coronó al emperador Carlos V y reposan además los restos de la hermana de Napoleón, Elisa Bonaparte. Seas creyente o no, los frescos y vidrieras de su interior son de tal belleza que seguro llamarán tu atención.

Basílica de San Petronio

3. La Fuente de Neptuno

Bolonia es conocida mundialmente como una ciudad universitaria que atrae a miles de estudiantes que acuden anualmente a cursar algún año de sus carreras. Si ese es tu caso, y has llegado a la lista de cosas que hacer y que ver en Bolonia para saber qué te espera ahí, este lugar te interesa. Dice la tradición que todo aquel estudiante que dé dos vueltas a la fuente en el sentido contrario al de las agujas del reloj aprobará todos su exámenes. Nosotros te recomendamos que no le dejes toda esa responsabilidad a “il Gigante” Neptuno e hinques los codos para asegurarte el aprobado.

Tras la instalación de la Fuente de Neptuno, y pese a que el autor propuso otorgarle unos genitales más grandes, hubo que taparlos ya que muchas mujeres se sonrojaban al pasar. En respuesta a ello, Juan de Bolonia, el artista, colocó el pulgar del dios Neptuno de tal forma que desde cierto ángulo puede parecer un pene erecto perfectamente colocado.

Fuente de Neptuno

4. Santuario de Nuestra Señora de San Luca

Otro de lo lugares que no puedes perderte cuando vayas a visitar Bolonia es el Santuario de Nuestra Señora de San Luca. Lo primero que te llamará la atención son los más de 600 arcos del paseo porticado que conectan con ella el centro medieval de la ciudad. Seguramente, lo segundo en lo que te fijes será en las increíbles vistas panorámicas que ofrece este punto tan elevado de la ciudad más de 300 metros sobre el nivel del mar. Y, obviamente, luego te quedarás fascinado por la belleza de la arquitectura del santuario. Éste ha sido ha sido remodelado en diversas ocasiones, siendo quizá del de 1433 la más recordada. Se dice que cuando la comarca se veía inmersa en una etapa de fuertes lluvias que lo estaban inundando todo, la imagen de la Madonna salió en procesión y obró el milagro de detener los chubascos. En agradecimiento a esa bendición se llevó a cabo una nueva ampliación del Santuario de Nuestra Señora de San Luca.

Santuario de Nuestra Señora de San Luca

5. Las torres de Bolonia

Y si te gustan las vistas épicas, esta es otra visita que hacer en Bolonia obligada. Durante siglos se construyeron por toda Italia grandes torres a las que se les daban usos tan variados como puesto de vigía, almacén de grano o hasta en ocasiones como cárceles. Con los años muchas de estas torres fueron cayendo o fueron directamente demolidas por órdenes gubernamentales, pero en Bolonia aún quedan dos. Éstas reciben los nombres de las familias que ayudaron a costearlas, Garisenda y Asinelli, y pese a que a la primera no se puede acceder dado el estado de su estructura, aun es posible y muy recomendable subir a la torre Asinelli de Bolonia. Aunque ésta torre de 98 metros ofrece unas panorámicas únicas de la ciudad, muchos le tienen más cariño a Garisenda, pues aparece en “La Divina Comedia” de Dante.

torres de Bolonia

6. ¡Pasta a la boloñesa!

Hay cosas tan obvias que a veces nos pasan inadvertidas y, tranquilo, si no habías relacionado nunca la salsa boloñesa con Bolonia te informamos de que no eres el primero. No. La salsa boloñesa original no nació aquí, lo hizo muchos siglos atrás en el antiguo imperio romano, cuando se usaba vino blanco y leche en vez de tomate. Pero cuando en la Edad Media este plato llegó a Bolonia, se asentó y se convirtió en un plato muy cocinado por familias nobles. En 1982 la Cámara de Comercio de Bolonia, junto a la Academia Italiana de Cocina y la Cofradía del Tortellino, la hicieron convertirse en Patrimonio de la Humanidad. Por ello, aprovecha tu viaje a Bolonia para degustar la recta original y comparar sabores con la que ahora se cocina en todo el mundo.

salsa boloñesa

7. Saborea sus helados

Pese a que los helados no son originarios de aquí, si eres amante del turismo culinario no puedes perderte una degustación he alguna de sus más famosas gelaterias. Conocidas por su proceso artesanal, estos helados pueden enamorar al paladar hasta de aquellos que no se declaran precisamente amantes de este tipo de postres, como es el caso del autor de este artículo. Su sabor no tiene nada que ver con los helados comerciales típicos, pues se trata de obras de arte gastronómico servidas en frío, con una variedad de sabores que realmente asombra. En tu visita a Bolonia, te recomendamos que pruebes los helados de la Cremeria Santo Stefano y los de Sorbetteria Castiglione, ambos un verdadero regalo para el paladar.

helados en Bolonia

8. Archiginnasio de Bolonia

Si buscas un palacio que ver en Bolonia, para disfrutar de su historia, arquitectura y pinturas, te sugerimos que no olvides visitar el Archiginnasio de Bolonia, una verdadera obra de arte en todos los sentidos. Construido en el siglo XVI por orden del Cardenal Carlo Borromeo, el precio de la entrada te parecerá irrisorio una vez salgas y hayas disfrutado de todo lo que ofrece. Los espectaculares arcos de su patio interior, la fascinante biblioteca con sus códices únicos, la torre del campanario traída desde la Iglesia de Santa Maria dei Bulgari o la Aula Stabat Mater, estamos seguros que te dejarán boquiabierto.

Archiginnasio de Bolonia

¿Conoces algún imprescindible más que ver en Bolonia? ¡No lo dudes, háznoslo saber en los comentarios! Y recuerda la importancia de viajar con seguro de viaje también por Europa, pues la tarjeta sanitaria europea ofrece muchas menos coberturas que las que puedes conseguir al contratar un seguro de viaje de IATI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies