Reducir nuestros residuos mientras viajamos

Gracias a las diferentes entidades, organismos, blogueros y medios que se van uniendo poco a poco a la causa, cada vez más gente tiene clara la gran necesidad de viajar de forma responsable y respetando el lugar que se visita. Hay infinitas formas de hacer esto. Desde ayudar a través de ONG’s hasta ser consciente de la necesidad de respetar la fauna del lugar al que viajamos, y todas ellas merecen ser tratadas con detenimiento en artículos independientes. Pero hoy, en el blog de IATI Seguros, queremos hablarte de la importancia de reducir nuestra huella medioambiental mientras viajamos.

viajar sostenible

El plástico, el gran enemigo

Según el Banco Mundial, durante el año 2016 se produjeron más de 1’3 Billones de toneladas de basura. Si dicho no así no te causa mucho impacto, te lo vamos a mostrar con todos sus ceros: 1.300.000.000.000 kilos. ¡Una barbaridad! De ahí, un 27% corresponde principalmente a plástico y papel. Como ya sabes, los residuos plásticos representan un enorme problema a nivel mundial, que afectan mucho más allá de la imagen de países como India llenos de basura en mucho de sus rincones.

viajar sostenible

Cuando viajamos tenemos la posibilidad, y la responsabilidad, de reducir nuestro impacto en el lugar que visitamos, y podemos hacerlo de diferentes maneras.

No usar bolsas de plástico

Las bolsas de plástico, junto a las botellas, representan un gran porcentaje del consumo de plástico. Muchas veces no nos damos cuenta porque ya lo tenemos muy interiorizado pero prácticamente en cada comercio nos dan varias de ellas. En el supermercado, en la farmacia, en la panadería, al comprar ropa… En mucho países y regiones se ha empezado ya a prohibir su e incluso multar su uso. Si quieres aportar tu granito de arena, una muy buena idea al respecto es viajar con alguna bolsa de tela que puedas reutilizar y evitar así el plástico. Estarás ayudando mucho más de lo que crees y es un elemento que, bien doblado, no te causará ninguna molestia en tu equipaje.

Beber y comer sin plástico

Llegas a un país caluroso y tienes sed. Te sientas en una terraza y pides un refresco. Hasta aquí todo normal ¿no? El problema viene después, cuando a tu bebida le ponen una pajita de plástico para que la bebas. Si te parece que una pajita es inofensiva quizá te interesará saber que, solamente en Estados Unidos de América, se utilizan más de 500 millones de al día. Si esto te deja aun indiferente iremos un poco más el grano: las pajitas de plástico representan el 8% de la basura marina.

viajar sostenible

¿Cómo combatir eso? Muy fácil, no uses pajitas de plástico. Además de ser contaminantes, está demostrado que pueden causar desde gases hasta arrugas en la cara. Si estás tan acostumbrado a su uso que no te planteas beber sin ellas, existe otra solución. Se venden en cada vez más lugares pajitas reutilizables de diferentes materiales, como por ejemplo acero inoxidable. Este utensilio es muy fácil de lavar y llevar y ocupa lo mismo que un cepillo de dientes, por lo que no tienes excusa para no hacerte con una.

De igual manera que sucede con las bolsas o las pajitas, las botellas de plástico son un gran problema. ¿Cuántas botellas de agua consumes en cada viaje? Multiplícalas por el número de viajeros que cada año recorren el mundo y te darás cuenta de la cantidad de basura que eso representa. Una forma fácil de evitar gran parte de su uso es hacerte con una botella reutilizable. Las hay de muchos materiales diferentes, resistentes a los golpes y hasta plegables para no ocupar espacio cuando viajes. Podrás rellenarlas en fuentes, grifos de agua potable y en las cada vez más comunes depuradoras de agua que se están extendiendo rápidamente por lugares como Asia o Sudamérica.

Asimismo, si te interesa, puedes encontrar sustitutos reutilizables a muchos otros utensilios utilizados

viajar sostenible

Copa menstrual

La copa menstrual es una gran aliada de las viajeras que quieren viajar reduciendo su huella de basura. Ésta sustituye a las tradicionales compresas y tampones y, al ser reutilizable, ahorra anualmente una gran cantidad de desperdicios innecesarios. Además, al cabo de varios usos representa también un gran ahorro económico ya que evita la necesidad de comprar continuamente. Las hay de diferentes materiales, tamaños y precios.

Otros cosméticos

La copa menstrual no es el único elemento de aseo personal / higiene que nos puede ayudar a consumir menos plásticos. Podrás encontrar desde cepillos de bambú, cuchillas reutilizables o peines de madera. Si quieres empezar por algo sencillo, puedes pasar de utilizar jabones de baño a las clásicas pastillas de toda la vida y ahorrarle al planeta kilos de plástico en forma de botella.

Las 3 R’s: Reduce, Reutiliza, Recicla

Además de estas sencillas pautas para reducir el consumo de plástico, tienes en tus manos muchas otras maneras de reducir tu huella medioambiental cuando viajes. Una buena forma de empezar es la “Reglas de las tres R”. Reduce el consumo de forma que produzcas menos desechos, reutiliza todo lo que sea posible y, finalmente, recicla.

– Menos para llevar: Si tienes la posibilidad de elegir, evita abusar de la “comida para llevar” y come en el local para evitar los envoltorios de plástica y cartón con los que suelen empaquetar los productos.

­– Evita excesos de embalaje: Si compras, por ejemplo, un manojo de manzanas, en un supermercado es muy probable que estos vengan en una bandeja de porexpan y envueltos en plástico. En cambio, si lo compras en un comercio local o tenderete callejero podrás llevártelos tal cual en tu bolsa de tela.

– Recoge tu basura y recicla: No siempre tenemos un contendor cerca donde reciclar o una basura donde depositar nuestros residuos. Utiliza una de esas bolsas de plástico que seguramente acabarán llegando a ti para recolectar toda tu basura y deposítala en el lugar correcto. Además, si por ejemplo estás en la playa o en la montaña, puede ser una genial ideal agregar a esa bolsa otra basura que te encuentres por el camino en forma de papel, plástico o latas.

– Sin ticket ni papel: “¿Quieres usted una copia del ticket?” Te suena esa pregunta ¿verdad? Reducir tu huella medioambiental viajando va mucho más allá del plástico. Evitar el consumo innecesario de papel también puede ser un gran gesto. Evita los tickets siempre que puedas. De igual manera, si tienes la posibilidad no imprimas tus reservas de vuelo y utiliza las cada vez más populares alternativas digitales.

– Muévete verde: Siempre que sea posible, elige la opción más verde. El transporte público provoca menos residuos que un taxi, y un paseo en bicicleta es incluso aún mejor.

viajar sostenible

Como decía el Capitán Lechuga “¡Los pequeños cambios son poderosos!”. Esto son algunos de los consejos que te ayudarán a reducir tu impacto cuando viajes, pero hay muchos más. ¿Conoces alguno que no hayamos nombrado? Por favor, nos encantaría conocerlo para sumarlo a la lista ¡Déjalo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies