Viaje a Svalbard, la antesala del Polo Norte

¿Cuántas veces has soñado con alcanzar lugares que te lleven al límite dentro del planeta Tierra?

En IATI nos encanta llevarte a enclaves singulares, que viajes con nosotros e inspirarte con destinos poco usuales. El de hoy es uno de ellos ¿Te apetecería saber más sobre el lugar que tiene la mayor población de osos polares y donde se encuentra la llamada Bóveda del Juicio final?
Pues prepara tu equipo de aventura, hoy vamos a salir de viaje a Svalbard, el lugar poblado más al norte del mundo.

Viaje a Svalbard

Svalbard es una isla perteneciente al reino de Noruega. Localizada entre el paralelo 78 y el 81, es uno de los espacios de tierra  más boreales del planeta y en ella se encuentra Longyearbyen, la ciudad que tiene el privilegio de ser el núcleo de población civil más cercano a un polo (sea norte o sur) de la Tierra.

Viaje a Svalbard

Esta ciudad de 2.000 habitantes surgió hace más de 100 años como lugar de asentamiento para los mineros que acudían aquí para extraer carbón. Hoy día, las minas y las instalaciones mineras son parte del atractivo turístico del lugar.
Todo en esta isla es peculiar y, pese a ser un lugar tan aislado, hay bastantes cosas que hacer durante un viaje a Svalbard, dependiendo de la época del año en la que se visite.

Cuándo ir a Svalbard

Debido a su localización, este archipiélago pasa tres meses en oscuridad absoluta (durante el invierno boreal) y tres meses de luz constante (durante el verano boreal). Los únicos tramos en los que noche y día coexisten en la misma proporción son los comprendidos en torno  a los meses de marzo-abril  y septiembre-octubre. Aunque es posible disfrutar de Svalbard durante todo el año, la mejor época para ir sería esos períodos intermedios en los que oscuridad y luz permiten algo de variedad.

Actividades en Svalbard en época invernal:

En los meses de invierno-primavera las actividades a realizar son aquellas  relacionadas con la nieve. El frío es un factor a tener en cuenta (las temperaturas oscilan entre los -10 y los -25 grados). Estas actividades pueden ser:

  • Raquetas de nieve.
  • Esquí.
  • Expediciones en moto de nieve hasta diferentes puntos alejados de la isla (como la costa oeste, donde se pueden encontrar osos polares o el pueblo ruso fantasma de Pyramiden).
  • Espeleología en cuevas de hielo.
  • Avistamiento de la aurora boreal. Svalbard es uno de los mejores lugares para ver a la dama del norte, debido a la claridad de su cielo.
  • Paseo en globo.
  • Rutas en bici de nieve.

Viaje a Svalbard

Actividades en Svalbard en época veraniega:

Tras el deshielo, el paisaje cambia radicalmente, la tierra vuelve a ser visible y el mar se vuelve navegable. Algunas actividades que se pueden hacer son:

  • Rutas de trekking de uno o varios días hasta montañas cercanas a Longyearbyen como Trollstein o Sarkofagen.
  • Rutas en kayak.
  • Crucero en barco a través de la costa de Svalbard a diferentes asentamientos.
  • Safari para el avistamiento de morsas.
  • Rutas en quad.
  • Rutas en bici.

Viaje a Svalbard

Actividades en Svalbard durante todo el año:

Visita al Almacén Global de Semillas o Bóveda del Juicio Final: Este es el lugar en el que se guardan las semillas de prácticamente todas las especies vegetales del planeta. El motivo es muy simple: por si ocurre una catástrofe planetaria. Este búnker a prueba de bombas tiene la clave de la vida.

Entrada a la mina de carbón número 3: Una de las minas que se encuentran en el valle de Longyearbyen está habilitada para su visita. Así se puede conocer de primera mano la dura vida de los mineros durante el siglo pasado.

Visita al museo ártico: Este museo, localizado en Longyearbyen, permite conocer detalles sobre la vida, la flora y la fauna del archipiélago, así como la historia humana vinculada a él.

Viaje a Svalbard

Como ves, hay muchas cosas que hacer en un viaje a Svalbard, pero hay un pequeño inconveniente con las actividades realizadas fuera de Longyearbyen: todas deben ser realizadas junto a un guía armado. Como hemos mencionado al principio, esta isla cuenta con la mayor población de osos polares del mundo. Estos, aunque se encuentran a latitudes mayores y hacia la costa oriental, a veces salen de esas zonas en busca de comida. Sin ánimo de atemorizarte, hemos de decirte que en el pasado ocurrieron sucesos en los que viajeros inconscientes salieron fuera del perímetro de seguridad terminando en un trágico final. Lo primero, tu seguridad, recuérdalo.

Cómo llegar y dónde dormir en tu viaje a Svalbard.

Llegar a Svalbard solo es posible en avión desde las ciudades de Tromso y Oslo. Dos compañías son las que realizan estas conexiones, Norwegian y Scandinavian Airlines (SAS). Los vuelos no son diarios y los precios varían mucho dependiendo de la época e incluso de la semana.

Viaje a Svalbard

Longyearbyen ha pasado de ser un asentamiento minero a un lugar de residencia para investigadores y turistas. Por ello, se puede encontrar bastante oferta, tanto en hoteles como albergues, así como hospedaje con otras redes de alojamiento alternativo. Eso sí, durante la temporada alta (los meses de marzo-abril) hay bastante afluencia, lo cual hace obligatorio reservar con un par de meses de antelación.

No lo dudes, un viaje a Svalbard es una de las experiencias más interesantes que puedes vivir. Si el frío, los osos polares o el vértigo de encontrarte en uno de los lugares más extremos del planeta no son razones para atemorizarte, lánzate a la aventura. Después es muy probable que tengas ganas de más.

Artículo escrito por Dani Keral de Un viaje creativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies