La aventura de Luli y Coco | Septiembre’17

Después de su accidente de coche, Luli y Coco retoman su gran aventura en bicicleta por Reino Unido ¡No te pierdas la gran experiencia de estos viajeros IATI!

Finalmente, luego de tres semanas estamos listos para seguir con nuestra aventura pero esta vez en bicicletas. Estamos súper ansiosos porque es la primera vez que vamos a hacer algo de este estilo, hemos viajado de mochileros, haciendo autostop, con coche, pero jamás en bicicletas, sabemos que la experiencia va a ser muy linda y vamos a conocer a muchas personas y nuevos lugares.

Conseguimos bicicletas de segunda mano y en una bicicleteria al enterarse de nuestro viaje, del accidente y de las ganas de seguir viaje que tenemos nos consiguen alforjas y algunas cosas más que nos serán útiles. Y así sin muchos preparativos, con las cosas que tenemos salimos. Nos despedimos de Herman y Sandra que nos ayudaron un montón con el accidente y de la gente de la bicileteria y salimos desde Swindon rumbo Avebury.

Luli y Coco

Las primeras millas son terribles porque me doy cuenta de que estoy realmente fuera de estado físico y de que en Inglaterra hay muchas pero muchas colinas cosa que no había tenido en mente. Obviamente las bajadas están muy buenas, pero cuando me toca la subida, con una bici tan pesada como la mía y con tan solo 6 cambios las cosas se complican y solo resta empujar la bicicleta. Nuestro primer día arrancó muy divertido porque al cabo de una milla, una lluvia torrencial arranco, obviamente seguimos, ya estábamos en viaje y afortunadamente teníamos todas nuestras cosas cubiertas con bolsas plásticas. Pero la lluvia no paró en todo el día. Luego de cuatro horas de viento en contra, subida y lluvia decidimos parar en una tranquera y meternos a un campo. Por suerte George, el dueño, al vernos nos lleva a un vagón de tren y nos deja pasar la noche en él. La lluvia no paró en ningún momento. Por suerte estábamos de muy buen humor y nos lo tomamos con gracia. Por la mañana George aparece con frutas y chocolate caliente y así seguimos viaje rumbo Avebury donde pudimos ver y caminar alrededor del enorme Henge. Pero la lluvia nos siguió escoltando y un matrimonio nos invitó a su casa a tomar una taza de té mientras tanto y de paso nos ayudaron a decidir nuestro recorrido ya que no tenemos mapa.

Nuestra siguiente parada fue Amesbury, donde se encuentra el majestuoso Stonehenge con sus enormes piedras traídas de más de 400 kilómetros de distancia en el 3100 AC. Si bien no está legalmente permitido, estamos haciendo acampada libre y la verdad que no es difícil. Dormimos en lugares únicos, hermosos y solitarios. Rodeados de naturaleza. Por las mañanas nos preparamos una avena con zarzamoras recién recogidas. Porque si hay algo bueno de viajar en bicicleta es que esta todo al alcance de uno. Es ir pedaleando y todo se hace más hermoso porque podemos sentir los cambios de los lugares que vemos, los aromas, los colores, el viento en la cara o la llovizna. Además estamos mucho más en contacto con las personas locales ya sea por alguna indicación que precisamos y agua entre otras.

Luli y Coco

Así fue como conocimos a Rick y Sally en Saint Mary Bourne, una aldea de pocas casas cerca de Andover. Estábamos camino a Highclere Castle donde se filmó la famosa serie Downton Abbey cuando frenamos a preguntarle a un hombre por algún lugar para poner nuestra tienda por una noche. Luego de una breve charla nos invitó a quedarnos en su casa ya que ellos hacían Workaway que es intercambio de algún tipo de trabajo por alojamiento y comida. Justo precisaban de un carpintero por lo que Coco estuvo entretenido por dos hermosas semanas que compartimos juntos.

Luli y Coco

Desde Andover nos tomamos varios trenes hasta llegar a Oxenholme en el Lake District. Fue bajarnos del tren a las 6 de la mañana y empezar a disfrutar de la belleza que tiene este lugar en donde es fácil imaginar que estamos en un cuento ya que todo es de un verde intenso con mucha variedad de ovejas.  Paseamos por Hill Top la casa de la escritora infantil Beatrix Potter, Windermire, Ambleside. Los lagos son enormes y realmente bellos con muchos animales asique nos tomamos el tiempo de quedarnos en silencio para dejarlos aparecer. Realmente nos gusta la libertad que la bicicleta nos está dando. Y si bien el accidente fue horrible y todavía extrañamos a nuestra amiga Renoleta. Sabemos que muchas cosas o personas no hubiésemos conocido de seguir viajando con ella.

Post has Array comments
  • omar Publicado 23 septiembre, 2017 en 1:34 am Responder

    Cuidado con las piedras estamos mirando OUTLANDER y parce que son un portal del tiempo, por lo menos se lo cruzan haganlo con las bicicletas ya que el 4L esta fallecido

    • IATI Blog Publicado 26 septiembre, 2017 en 12:12 pm Responder

      Quizá ahora descubren que es la forma más rápida y barata de viajar 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies