Dónde encontrar las mejores cervezas de Europa

¿Te gustaría ir de viaje y tomar una de las mejores cervezas de Europa? Si tú también eres un cervecero, entonces no te puedes perder este listado con sabor a malta. Eso sí, siempre hay que beber con responsabilidad y viajar de forma responsable asegurados con Iati seguros, por si te pasas con las pintas y tienes algún pequeño incidente.

cervezas de europa

Es por todos sabido que la cerveza es una bebida muy, muy antigua. Primero fueron los egipcios, descubriendo y aprovechando la fermentación de los cereales, los que inventaron una especie de cerveza. Pero fueron los romanos los que una vez aprendido el truco difundieron este uso por todo el imperio, es decir, por gran parte de Europa. La cerveza tuvo ya desde la romanización una gran acogida entre la población del centro-norte europeo, mientras que el Mediterráneo se mantendría ligado al vino y a la uva, producto que escaseaba en la Europa más continental.

Cerveza, Beer, Birra, Bière, Bier… esta amada bebida cambia de nombre y ha asimilado muchas variaciones locales, pero en toda Europa sigue siendo un producto de mucho placer. “Tomarse una cerveza” por todo el continente significa quedar, socializar y disfrutar de la compañía de los queridos. Eso sí, hay lugares donde pedir una cerveza es todavía algo más, experiencias que en nuestras visitas a las ciudades no pueden faltar en absoluto. Enseguida te explicamos donde:

Una Guinness en Dublín

cervezas de europa

Es casi imposible pedir una “cerveza negra” porque una Guinness es una Guinness, no tiene sinónimos. Desde el año 1759 se elabora en Dublín esta inimitable bebida, una de las imágenes más reconocibles en el mundo de esta ciudad y de toda Irlanda. Es por esto que en nuestra visita a la capital irlandesa no puede faltar una etapa en uno de los muchos pubs que sirven Guinness. Pero si eres un cervecero de pura cepa no puede faltar en tu ruta con gradación alcohólica el Temple Bar, la meca de los amantes de la oscura cerveza sin tostar. Una pequeña recomendación, si queréis sumergir la nariz en una espuma de cerveza oscura pero diferente a la Guinness, pedid una Murphy’s Stout. A ver con cuál os quedáis.

Ein Prosit en el Oktoberfest de Múnich

cervezas de europa

No podía faltar el mayor evento cervecero de toda Europa y uno de los países más consumidores de bier del mundo. Si más que tomarte una cervecita, te gusta beber jarras, el Oktoberfest es tu sitio. Durante algo más de dos semanas, en la feria de Múnich corren litros y litros de cerveza. Eso sí, obligatoriamente elaboradas por las fábricas de la ciudad. Hofbrau, Paulaner, Lowenbrau, Augustiner son las más famosas productoras de “rubias” de Múnich. Bebidas que, un poco como en toda Baviera, tienen que seguir los estrictos dictámenes de la Ley de la pureza de la cerveza (Reinheitsgebot) que restringía la elaboración de la bebida dorada a solo tres ingrediente: agua, cebada malteada y lúpulo. Un decreto de 1516 realmente muy romántico pero que ha limitado bastante la innovación cervecera en Alemania. Es decir, habrá que conformarse con la óptima pale lager bávara. ¡Ein Prosit!

Una Pilsner en Praga

cervezas de europa

Aquí apenas se conocen vasos más pequeños que los de la pinta. La República Checa es un país muy cervecero. De hecho, con un promedio de 157 litros por persona al año, es el país más consumidor de cerveza del mundo. En este lugar nace el tipo Pilsner y algunas de las marcas más famosas como Gambrinus y Urquell, aunque la variedad es inmensa. La cerveza no es solo un disfrute sino una forma de vida. Solo hace falta decir que desde el 859 a.C. en Chequia se cultiva el lúpulo, la producción casera de cerveza respeta una tradición histórica y el territorio está repleto de fábricas de cervezas y, cómo no, de cervecerías donde poder saborear el fruto reflejo del territorio.

Sin saber decidir en Bruselas

cervezas de europa

Si en Alemania son puristas, en Bélgica le gusta mezclar ingredientes y crear nuevas cervezas. En cualquier pub de Bruselas tendremos en exposición una impresionante variedad de cervezas de diferente sabor y graduación alcohólica. Pilsner (Stella Artois), de maíz (Hoegaarden), Ale (Delirium Tremens) y las afrutadas Lambic (Lindemans) son los tipos que encontraremos con más frecuencia pasando de bar en bar en la capital belga. Tampoco puedes irte sin probar una cerveza de abadía como la Leffe o una cerveza trapense. Si te decimos Westmalle seguro que te suena más que este último término, es decir, cervezas elaboradas en uno de los seis monasterios cerveceros trapenses de Bélgica.

No solo Carlsberg en Copenhague

cervezas de europa

La patria de una de las cervezas más famosas y más consumidas en el mundo está volviendo a descubrir con interés esta bebida como en sus orígenes, elaborándola de forma artesana. Aunque la fiebre de la producción artesanal de cerveza ya ha invadido toda Europa, según muchos expertos, es en Copenhague donde se puede tomar el mejor néctar de malta en originales y pequeñas fábricas-cerveceras. En estos sitios se podrá vivir la cultura de la cerveza interactuando con los “maestros cerveceros” y asistiendo a interesantísimas catas, además de saborear la gastronomía danesa. Así que, si vuelas hasta Copenhague, no te conformes con la Carlsberg. Experimenta estas nuevas y recomendables elaboraciones.

 

Artículo escrito por Alberto Pala de Andalusia Viaggio, Italiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies