Evitar el jetlag, consejos e info útil

Nuestro organismo funciona como un reloj. Las horas de sueño, comidas o hasta el momento de ir al baño, suelen responder a un patrón personal que se repite día tras día. Cuando nos subimos a un avión para hacer un viaje de larga distancia, solemos cambiar rápidamente de huso horario. De repente, lo que tendría que ser para nosotros la noche, se convierte en día o viceversa. A ese período de descoloque se le conoce como jetlag. Hoy, desde IATI, te vamos a dar una serie de consejos para ayudarte a evitar el jetlag lo más rápido posible.

Consejos para evitar y superar el jetlag

El jetlag puede afectarnos a cada uno de diferentes maneras. Unos sentirán mucho cansancio al llegar al destino, otros no podrán dormir e incluso a algunos este fenómeno les provoca un hambre fuera de lo normal. Otros síntomas comunes son la pesadez mental, la falta de memoria o una capacidad de reacción reducida. Evitar el jetlag no es algo de lo que debas preocuparte solo al llegar a tu destino. Puedes luchar contra él antes, durante y tras tu vuelo.

Evitar el jetlag

¿Es igual el jetlag hacia el este y hacia el oeste?

No lo es. Diversos estudios aseguran que volar hacia el este suele trastocarnos mucho más que volar hacia el oeste. En un vuelo, por ejemplo, de España a Latinoamérica, nuestro día se alargará aproximadamente un 20%. Para nuestro cuerpo este cambio no es tan severo y se adapta fácilmente al esfuerzo extra que le pedimos. En cambio, evitar el jetlag en un vuelo de España a Indonesia, nos cambiará el ciclo vital de una forma más dramática. Es en este tipo de vuelos en los que es más recomendable todavía poner en práctica estos consejos:

Evitar el jetlag antes del vuelo

– Puedes empezar a luchar contra el jetlag con la compra de tu vuelo. Si lo planificas de forma en que éste llegue a su destino por la mañana, te será más fácil adaptarte. Puede que pases un día cansado, pero te ayudará a que a la noche te sea más fácil adaptarte a tu nuevo horario.

– En la medida de lo posible, intenta adaptarte ligeramente a tu nuevo horario los días previos al vuelo. Retrasa o adelanta tu ciclo de sueño en función a tu destino. Pero sobretodo, descansa.

– Hacer ejercicio, mantener una dieta equilibrada y reducir el estrés te ayudará a empezar la adaptación. Quizá te apetezca una copa de despedida antes del vuelo, pero te advertimos que no te serán precisamente de mucha ayuda en este sentido.

Evitar el jetlag

Evitar el jetlag durante el vuelo

– Aunque no te lo parezca, el hecho de cambiar la hora de tu reloj y poner la del lugar de destino ayuda a que psicológicamente avancemos con la adaptación para superar el jetlag.

– La ropa cómoda durante el vuelo es clave. En la medida de lo posible hemos de intentar que el vuelo sea lo más placentero. Ponte un pantalón holgado(incluso un pijama), reclina tu asiento y reposa cómodamente tu piernas. Un vuelo duro e incómodo solo hará que aumentar el jetlag que tanto queremos evitar.

– Hidrátate. Bebe tanta agua como puedas. Esto ayuda a activar el proceso de ósmosis, tan clave para equilibrar el cuerpo. Sabemos que son muy tentadoras las bebidas alcohólicas gratuitas que sirven en muchos vuelos, pero te aconsejamos alejarte de ellas. El alcohol provoca un efecto contrario a la hidratación que solo hará que agravar nuestros síntomas.

Evitar el jetlag

– La cafeína, lejos. Un té calentito, un café con el desayuno o un poco de cola con la comida puede resultar tentador, pero todos ellos contienen cafeína. La cafeína altera fácilmente nuestros ciclos del sueño, ya bastante descolocados con el cambio horario.

Superar el jetlag tras el vuelo

– Ya en tu nueva ciudad es importante que te subas rápidamente al carro de sus horarios para comer. Aunque quizá tras el vuelo no tengas mucha hambre, procura comer/cenar cuando toque. Esto ayudará a tu cuerpo a saber las nuevas pautas a seguir.

– Que de te del sol. Procura estar al aire libre el mayor tiempo posible. Esta forma es una de las más útiles para acelerar la adaptación.

– ¡Evita la siesta el primer día! Sabemos que tras un vuelo agotador apetece mucho una cabezada después de comer, pero es muy mala forma de evitar el jetlag. Haz el esfuerzo e intenta guardar ese cansancio para que por la noche la cama te absorba.

Evitar el jetlag

Si sigues todos estos conejos estamos seguros de que te será mucho más fácil superar el jetlag. ¿Conoces más trucos? Cuéntanos cómo haces tú para evitar el jetlag y añadiremos los mejores consejos al artículo.

 

Artículo escrito por Jairo Gausachs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies