10 de comidas raras que dudarás en probar

¡Cierra los ojos y abre la boca!

Comidas raras. IATI Seguros

 

Este temerario consejo es el que a veces tenemos que seguir cuando viajamos y nos ofrecen “suculentos” platos. Animales que jamás consideraríamos comida en nuestro país, alimentos que a primera vista parecen en mal estado e incluso platos  que ponen en riesgo la vida del que se atreva a ingerirlos.

Vamos a lanzarnos a hacer un breve recorrido por algunas de las comidas más extrañas en este curioso menú. Eso sí, antes de probar cualquiera de ellas asegúrate de que tienes un buen seguro de viaje ¡Nunca se sabe como te pueden sentar!

SETAS

Empezamos la lista con un producto de nuestra tierra. Las setas siempre son un alimento peligroso, sólo pueden ser recolectadas por expertos. La Morchella esculenta es una seta que se da en España, Argentina y Chile, tiene forma de esponja y es deliciosa. Pero ¡sólo si es cocinada a altas temperaturas! De no ser así te expondrás a que tu sangre se vuelva algo así como “más líquida”, nada bueno.

NIDOS

Saltamos al continente asiático, ¿te comerías la casita de un pájaro? Ahí donde vive, come y digamos… hace sus necesidades. En gran parte de Asia no sólo consienten comerlos sino que los consideran una exquisitez.

Nos referimos por supuesto a la sopa de nidos de golondrina. Ciertas aves hacen sus nidos con saliva y la comida tradicional china se vale de ellos para hacer unas sopas que además son bastante caras. Suculento ¿o no?

ABSENTA

Continuamos el menú regándolo con una buena absenta, ¡no todo iba a ser comer! Esta bebida francesa tiene un toque vintage y romántico que nos evoca escenas de amores imposibles y artistas desesperados. Pero cualquiera que la haya conocido sabrá que es una bomba en tu organismo y puede llegar a causar alucinaciones (amén de unas tremendas resacas).

Cuidado si no quieres acabar como Van Gogh, sin alguna parte de tu cuerpo a causa de una borrachera de absenta…

DURIAN

Vamos con algo más sano. Una fruta siempre es una buena opción, son sanas e inofensivas, ¿verdad? El durian podría entrar dentro de esta categoría, una fruta rica y exótica, suave por dentro y con pinchos exteriores… Pero resulta que su introducción está prohibida en muchos hoteles y comercios tailandeses, ¿la razón? ¡Apesta! Su hedor insoportable hace que tengas que derribar muchos prejuicios para probarla. Pero quien lo hace dice que merece la pena.

SALTAMONTES

¡México lindo! Desde allí nos vienen los chapulines, unos saltamontes que se consumen de muchas maneras y que son un plato tradicional de muchas regiones mexicanas, como Guanajuato y Oaxaca. Se suelen consumir asados y bien crujientes. A muchos de nosotros nos puede sonar desagradable comernos a este bichito al que conocemos de El Chapulín Colorado, primo hermano de El Chavo del ocho.

 

CHILE

¿Cómo toleras el picante? La gastronomía mexicana es buenísima, sabrosa y ardiente. Así que ¿para qué movernos de país? El picante está a la orden del día pero hay algunos chiles que son casi insoportables para los no iniciados en la materia. El Habanero es un emblema del picante y los trucos de beber leche o chupar sal no conseguirán calmar tu lengua.

YUCA

Aún en América, nos desplazamos un poco más al sur para hablar de un fantástico tubérculo, la yuca. Su variedad amazónica, con la que se prepara una especie de torta llamada casabe, es muy peligrosa si no se trata de la manera adecuada. ¡Contiene nada más y nada menos que cianuro! Pero no hay por qué preocuparse si la yuca cae en manos expertas, las culturas amazónicas saben tratar la tapioca estupendamente.

HUEVOS

¿Te comerías un plato del que se dice que tiene mil años? Los huevos milenarios, aperitivo típico chino, sólo se someten al proceso de preservación por meses (los más auténticos algún año) pero toman un color muy negro y una textura gelatinosa que los convierten en un plato curioso y ancestral. Yo por si acaso me reservo para productos más frescos.

QUESO

El queso no causa indiferencia, o lo amas o lo odias. Si estás en el primer grupo probablemente no te importe que un pedacito eche a perder todos los aromas de tu frigorífico, pero ¿qué pensarías si además de un desagradable olor tuviera también inquilinos en su interior? ¡Los gusanitos del casu marzu italiano o antiguamente los presentes en algunos cabrales asturianos aportan aún más proteínas a este producto tan genial!

FUGU

Un delicioso plato que podría hacer que murieras de asfixia en el acto. Valora los pros y los contras de comer pez fugu y, si tu alma aventurera se inclina por probar el plato insignia de Japón, visita exclusivamente los mejores restaurantes. Sólo cocineros expertos que han pasado exámenes están autorizados a tratar con este pescado. Toda una delicia que le dará un subidón, no solo a tus papilas gustativas, sino también a tu adrenalina.

La comida es totalmente una cuestión cultural. Así que, cuando viajes, intenta hacer lo que ves y ¡abrir tu corazón y tu estómago a lo que te ofrezcan!

Con todos estos alimentos ya tienes un buen menú para empezar a descubrir platos bien curiosos. Recuerda que, para viajar tranquilo y sin preocupaciones, deberás hacerte con un buen seguro médico de viaje. Así, en el caso de que uno de estos platos te siente mal, nosotros nos encargaremos de todo.

 

Artículo escrito por: Lucía, del blog Los viajes de Claudia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR