Cicloturismo en Bélgica

Bélgica es un país plano, con un clima primaveral desde los meses de mayo a septiembre y una gran red de pavimento adoquinado, lo cual hace de este país el escenario perfecto para ser recorrido en bici. Hoy os presentamos el cicloturismo en Bélgica, una manera diferente de conocer el país.

Partiendo de estas premisas es natural que el cicloturismo sea una de las grandes bazas con las que cuenta el país valón. Hay multitud de redes, unas atraviesan el país y forman parte de vías que discurren por toda Europa, otras son específicas de las regiones de Valonia o Flandes, hay Vías Verdes que se asocian a los antiguos raíles del tren hoy día en desuso y rutas urbanas para recorrer las ciudades sobre las dos ruedas.

Comencemos con un pequeño glosario básico del cicloturismo en Bélgica para comprender algunos de los términos que se emplean en el argot de este mundo.

Los nodos son números que corresponden a puntos de intersección en el mapa. Para configurar una ruta sólo hay que ir saltando hasta los nodos que se quieren visitar.

Fietspad o simplemente carril bici.

LF, son rutas de larga distancia, perfectas para realizar un viaje encima de la bici y recorrer las diferentes regiones.

Red RAVel, las vías verdes de Bélgica, el antiguo recorrido del tren, hoy día vías inutilizadas.

belgica-en-bicicleta

Una ruta urbana:

Una vez aterrizados en la capital es fácil comprobar que el alquiler de bicicletas es algo usual. Existen muchos puntos de alquiler e incluso hay hoteles que ya ofrecen este servicio. Y es que ya en Bruselas la Promenade Verte, una corona que da la vuelta a la ciudad pasando por sus parques más importantes, constituye una ruta urbana de 60 km, de fácil ejecución y agradables vistas.
Esta ruta que rodea Bruselas puede hacerse también a pie y da una idea de la arquitectura típica porque pasa por barrios residenciales, pero también por bosques o llanos donde descansan diferentes animales.

ruta-urbana

Una ruta larga:

Valonia y en menor medida Flandes tienen un desarrollado turismo de bicicleta, con muchas rutas trazadas para recorrer sus territorios en este medio de transporte. Algunos de estos recorridos son temáticos como la ruta de Waterloo en Valonia, que parte de este punto y llega hasta Hestrud en el norte de Francia pasando por los enclaves más importantes de esta batalla en unos 90 km.
En la página web fietsnet.be es posible trazar tu propia ruta de un manera muy sencilla, y aunque está en neerlandés es muy fácil de usar, y además ¡se puede imprimir el recorrido para llevarlo en el bolsillo y no perderse!

una-ruta-larga

Una alternativa a la bici:

Las vías verdes abren multitud de posibilidades para visitar áreas rurales de una manera sostenible. Una alternativa a la bici muy divertida (al menos para el que va en medio y no pedalea) son unas vagonetas que transitan por las vías del tren y van a pedales. Hay rutas de hasta 15km y 3 horas de duración de fácil realización y que constituyen un buen plan para hacer en familia o incluso con un grupo de amigos. Las vagonetas son de 4-5 personas se pueden alquilar desde los 16 € y los que van haciendo ejercicio son los de los extremos de manera que los que van en medio pueden ir disfrutando tranquilamente del paisaje.

Cómo habréis podido comprobar con este breve acercamiento Bélgica es un país que se acerca mucho a las infraestructuras ciclistas de Holanda, y con mucha naturaleza e historia que ofrecer así que no olvidéis vuestro seguro de viaje y recorrerlo en bici !es todo un lujazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR