Trucos para viajar barato

¿Quieres ahorrarte un dineral cada vez que viajes? ¿Te apetece gastar menos y así poder viajar más? Hoy en IATI te hemos preparado una lista de trucos para viajar barato agrupados en 4 grandes apartados para que tu próximo viaje te salga mucho más económico.

1. Alojamiento

Uno de los principales gastos que tenemos durante los viajes suele ser el alojamiento. Dependiendo de la ciudad que vayamos a visitar el coste puede llevarse gran parte del presupuesto de nuestro viaje. Por ello recomendamos probar alternativas diferentes a los típicos hoteles y abrir el abanico de posibilidades con alguna de estas opciones.

-Couchsurfing

El coste de esta modalidad te va a encantar ya que es GRATIS. Sí, alojamiento gratis en cualquier ciudad del mundo, sin trampa ni cartón. La idea de Couchsurfing es que gente de la ciudad en la que te encuentras te ofrece una cama o sofá donde dormir. Es una método genial para moverte mientras viajas no solo porque no gastas en alojamiento, sino porque tienes la oportunidad de conocer el lugar de la mano de un local. Una forma diferente también de atravesar muchas barreras culturales. No dudes en leer el post que publicamos hace unas semanas con todos los detalles de esta modalidad de alojamiento: Couchsurfing

– WWOOFING

Si planeas estar una temporada en el mismo lugar y no quieres gastar en alojamiento puedes probar con el WWOOFING. Consiste en un intercambio en el que tendrás que ayudar haciendo algún tipo de trabajo (normalmente trabajando en granjas o limpiando habitaciones) a cambio de alojamiento y, en muchos casos, comida.

WWOOFING

– Buscadores de hoteles y hostels

Al igual que para encontrar vuelos usas un buscador, para encontrar alojamiento puedes hacer lo mismo. Estas páginas webs ofrecen multitud de herramientas para que des con el sitio que más se acerca a lo que buscas. Si quieres ahorrarte algo de dinero es muy recomendable que abras tu búsqueda a lugares que no se encuentren en el centro de la ciudad. Muchas veces es mucho más barato un alojamiento un poco apartado desde el que ir en transporte público a cualquier lugar que hospedarte en la calle principal.

2. Comer

¿Quieres ahorrar comiendo? Fácil: come como los locales. Por ponerte un ejemplo, los habitantes de Barcelona no van a comer a las Ramblas, ni los de Madrid lo hacen por costumbre en la calle Serrano. Huye de comer en los sitios más turísticos, ya que ahí es donde los precios son más caros. Adéntrate en las calles secundarias en busca de esos lugares donde van a comer los de la propia ciudad.

Consejos para viajar barato
Si tu viaje transcurre por Asia lo tienes aún más fácil. Deléitate con las económicas delicias que venden en sus cientos de puestos callejeros. Te sorprenderá ver cómo puedes saciar tu apetito por tan solo un par de euros.

Por último, si no te convencen los puestos callejeros o no encuentras un restaurante que te acabe de convencer, dirígete hacia el supermercado. Ahí siempre darás con alguna oferta interesante o packs baratos para prepararte tu sándwich personalizado.

Si gastas mucho en comida viajando ¡Es porque quieres!

3. Transporte

Igual que comentamos en el apartado sobre la comida, te vamos recomendar lo siguiente: para moverte barato, muévete como los locales. La mayoría de ciudades a las que viajamos están sobradamente preparadas para ofrecer al turista todas las conexiones necesarias hacia puntos de interés u otras ciudades pero siempre a un coste más elevado que el que pagan los lugareños. Así pues, el trayecto en autocar que te ofrecerá una agencia hacia tu destino siempre será mucho más alto que lo que pagarás por ir hasta ahí si vas en trasporte público. Además, muchas veces los transportes turísticos hacen paradas programadas en tiendas o restaurantes, mientras que el tren o el bus irán directamente hacia el lugar al que esperas llegar.

Autobus local

Otra forma de desplazarse que funciona muy bien tanto en Oceanía, Asia, como en el centro de Europa es el autoestop. Si superas la barrera del miedo a subirte con un desconocido en el coche vas a poder cubrir largas distancias sin gastar nada y compartiendo buenas charlas con sus ocupantes.

Pero si no te convence del todo esta modalidad, siempre puedes hacer uso de páginas webs como BlaBla Car, Amovens o Carpooling. En ellas encontrarás otros usuarios interesados en realizar el mismo trayecto que tú compartiendo gastos. Casa usuario tiene su propio perfil donde se presentan y son posteriormente evaluados por los otros ocupantes del coche con los que han viajado. Una manera barata de viajar en la que tienes referencias sobre tu acompañante.

4. Seguro de Viaje

Como dice la canción “La vida te da sorpresas…” y por mucho que hayas conseguido ahorrar en comida, alojamiento y transporte nunca sabes cuándo puede surgir un imprevisto. Viajar con un seguro de viajes te da la tranquilidad de saber que si necesitaras en cualquier momento atención médica, una ambulancia o algún tratamiento no tendrías que perder por ello todo el dinero destinado al viaje. Échale un ojo antes de iniciar tu próximo viaje y encuentra el seguro que más se amolde a tus necesidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR