El seguro es nuestro mejor compañero de viaje

Hoy os queremos hacer llegar este artículo sobre los seguros de viaje escrito hace ya unos meses, pero no por ello menos vigente, por Elena Jiménez de Andrade, Presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid.

Esperamos que os resulte interesante.

 

El-seguro-es-nuestro-mejor-compañero-de-viaje

 

La importancia de un correcto aseguramiento en los viajes turísticos pasa en ocasiones desapercibida. En muchos casos no contamos con la debida cobertura que nos garantice una tranquilidad acorde con nuestras expectativas y riesgos y tampoco nos preocupamos de asesorarnos convenientemente con un mediador de seguros profesional.

Debemos ser conscientes del ahorro en preocupaciones que supone contratar con antelación un seguro de viaje. Por eso, es importante tomar las precauciones adecuadas para disfrutar de nuestras vacaciones, en el caso que lo sean, contratando un buen seguro para poder viajar tranquilos.

Un estudio reciente nos revela que cerca del 65 por ciento de los viajeros han tenido que utilizar su seguro de viaje porque han necesitado asistencia sanitaria, mientras que un 20 por ciento lo ha hecho porque su viaje se ha cancelado y no más del 9 por ciento lo ha utilizado para solventar problemas derivados del robo o pérdida de equipaje y demoras en los vuelos.

Es por tanto primordial en nuestro cuaderno de viaje contar con una adecuada protección que cubra nuestros imprevistos más costosos, como puede ser el caso de una asistencia sanitaria urgente para una enfermedad repentina o accidente inesperado, o también para el desgraciado suceso de una repatriación de un fallecido a su país de origen, riesgo que lamentablemente ocurre más a menudo de lo que quisiéramos.

Paradójicamente, estas contraprestaciones, lejos de suponer un coste elevado adicional a nuestro viaje, suponen un producto muy asequible para todos los bolsillos. La prima viene determinada en función de la duración del viaje, así como el destino del mismo. Así, por ejemplo, el coste medio de un viaje con una duración aproximada de diez días en Europa rondaría los 20 euros, siendo el doble de esta prima si el destino fueran otros países. Cabe destacar que la oferta es variada y sensible en función del tipo de viaje que sea, ofreciendo coberturas específicas según se trate de un viaje de negocios, de aventura, de placer, de esquí o de estudios, por ejemplo. En tales casos se amplían coberturas opcionales que dan un valor añadido al seguro en sí, coberturas que completan las garantías básicas tales como envío de medicamentos, gastos de anulación de viaje, envío de acompañante, ampliación de estancia en hotel, regreso anticipado, etcétera.

La contratación de este tipo de seguros suelen ofrecerla las agencias de viajes y en no pocas ocasiones contratamos el seguro sin saber muy bien qué coberturas necesitamos. Es por ello que se hace imprescindible contar con el asesoramiento profesional de un mediador de seguros que intermedie en la contratación, asesoramiento y gestión posterior de la póliza, pues él será, sin duda, nuestro mejor compañero de viaje.

 

Elena Jiménez de Andrade
Presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR