Las tres caras de Bolonia

Si estás pensando en hacer un viaje a Italia, seguro que se te pasa por la cabeza hacer una parada en Roma. Sin embargo, Italia puede presumir de tener otras muchas ciudades cargadas de historia y cultura y hoy te queremos animar a conocer otra muy interesante también: Bolonia.

Bolonia se ubica al noreste del país, y es la capital de la región de Emilia Romagna. Antiguamente, en la Edad Media, era una ciudad muy conocida debido a su cantidad de torres. Aunque no se sabe la cifra exacta, se dice que pudieron llegar a ser 180. Hoy en día, se pueden ver algunas de ellas como por ejemplo, la conocida torre Asinelli con sus 97m es actualmente la más alta de la ciudad, y justo al lado, se encuentra la torre Garisenda, aunque mide prácticamente la mitad (48m de altura) se caracteriza por estar torcida.

Pero Bolonia hoy en día no es conocida tan solo por sus torres, debido a varios factores, han llegado a nombrarla de tres formas:

Bolonia la rossa (la roja)

Visualmente, se le llama la ciudad roja por el color rojizo de sus edificaciones, sobre todo sus tejados, muy propios de la época Renacentista. No hay más que darse un paseo por el centro, o subir a algún mirador para comprobarlo. Sin ir más lejos y hablando de miradores, es posible subir a la torre Asinelli que hemos comentado más arriba, siempre y cuando estés dispuesto a subir 498 escalones.

También se le ha puesto la etiqueta de roja por la ideología comunista de sus habitantes en la Segunda Guerra Mundial.

Bolonia la dotta (la docta)

Estos últimos años, en Europa hemos oído hablar sobre la metodología de la enseñanza de Bolonia más que nunca. ¿Por qué se le ha puesto el nombre de esta ciudad italiana? Posiblemente, porque la universidad más antigua de Europa se fundó allí. Hoy en día aún existe, sin embargo, cuando la visitemos comprobaremos que se ha convertido en una hermosa biblioteca municipal.

Las tres caras de Bolonia

Bolonia la grassa (la gorda)

El comer bien en Italia es algo evidente, y Bolonia no iba a ser menos. Desde siempre ha destacado por su cocina, por sus embutidos y sobre todo por los conocidos tortellini que han dado la vuelta al mundo. Y como no, la “salsa a la boloñesa” que alguna vez todos hemos degustado con un buen plato de pasta.

En resumen, Bolonia es una ciudad que tiene mucho que ofrecer al turista tanto visualmente, culturalmente, como gastronómicamente.

Esperemos que te haya gustado este por de Las tres caras de Bolonia y recuerda que si viajas por Europa te recomendamos ir  con un seguro de viaje, por una pequeña cantidad tendrás una coberturas mucho mayor que lo que te da la tarjeta sanitaria Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR