Sidi Bou Said, la ventana de Túnez

Una de las paradas obligatorias que debes hacer si viajas a Túnez es en un pueblo turístico pero muy acogedor, con unas vistas que no dejan indiferente a nadie. Hoy te hablamos de Sidi Bou Said, un pintoresco pueblo que se encuentra al norte del país, haciendo frontera con la ciudad de Cartago y a 20km de Túnez capital.

Es un pueblo muy turístico por lo que si dispones de flexibilidad en fechas, te recomendamos que la visites entre semana si es posible, ya que los fines de semana sus calles se abarrotan de turistas que vienen de todo el mundo.

Sidi Bou Said, la ventana de Túnez

Una de sus características que más marcan el estilo y la personalidad de esta localidad es que todas las casas son de color blanco, excepto las puertas y las paredes que las pintan de azul. Se dice que esto es debido a una ley que se aprobó en el año 1920, en la que se decía que todos los edificios tenían que ser de estos dos colores, siempre y cuando las paredes se mantengan blancas y las puertas y ventanas de color azul. Ya han pasado casi 100 años, y aún se sigue manteniendo esta estética tan personal de Sidi Bou Said.

Sidi Bou Said

Hay viajeros que dicen que le cogen ciertas semejanzas a ciudades griegas como Santorini, muy probable debido a su similar arquitectura, colores y ubicación.

Llegar a Sidi Bou Said es muy sencillo. Son muchos los guías que se pueden contratar para que te lleven hasta allí. También puedes ir en coche por tu cuenta desde Túnez (estás en menos de 20 minutos), y también hay decenas de cruceros que para aquí.

Un solo día puede ser suficiente para ver y disfrutar Sidi Bou Said. Y teniendo en cuenta su ubicación, en primera línea del mar, en lo alto de un acantilado con unas prestigiosas vistas al amanecer y al atardecer, merece la pena ser el primero en despertarse y el último en volver al hotel para ver cómo se tiñen de naranja las paredes de toda la localidad.

Desde sus miradores se pueden ver Cartago, la ciudad de Túnez, así como el resto de pueblos y ciudades de alrededor, como si de una ventana panorámica se tratara.

Y como no, así como en los demás países árabes, en el planning de tu excursión por Sidi Bou Said tampoco debe faltar sentarte en una de sus agradables terrazas para degustar un rico té verde con piñones, una de sus especialidades.

Tunez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR